Zoido (BME) pide levantar el veto a cortos y avisa que un impuesto a las transacciones dañará la inversión

Adiverte de que puede "trabar" la salida de la crisis

Calcula que las cotizadas han perdido 400.000 millones en Bolsa desde el inicio de la crisis hace cinco años

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El presidente de Bolsas y Mercados Españoles (BME), Antonio Zoido, ha defendido el levantamiento de las ventas a corto una vez que la banca nacionalizada ha recibido los fondos procedentes de la ayuda europea, al tiempo que ha avisado de que este tipo de medidas "traba" la salida a la crisis actual.

"Ha llegado el momento de levantar la prohibición de las ventas a corto y normalizar la imagen del mercado de valores español en el exterior", ha sentenciado Zoido en su discurso tradicional de fin de año. El presidente de BME ha lamentado que la duración del veto a las ventas a corto, que se mantendrá en un principio hasta finales de enero de 2013, esta generando que "muchas" entidades estén reduciendo su actividad en el mercado bursátil español.

En este sentido, ha recordado que España y Grecia son los únicos mercados que tienen prohibidas las posiciones cortas en todas las compañías cotizadas, con la consiguiente ampliación de las horquillas de compraventa y encarecimiento del coste implícito de transacción para el inversor.

Y ha calculado que esta prohibición ha afectado "en parte" al descenso del volumen de contratación en la Bolsa, que ha caído un 26% hasta noviembre. Junto a esta "traba" a la recuperación, Zoido ha advertido sobre los efectos "contraproducentes" de la instalación de nuevos impuestos en los mercados, tales como a las transacciones financieras, la conocida como 'Tasa Tobin'. "La instalación de nuevos impuestos o trabas a la operativa pueden atentar contra el coste de capital en un momento en que es preciso recurrir al capital para financiarse. Igualmente, pueden dañar la inversión en sí misma", ha expresado.

"Esperamos que las autoridades reflexionen sobre la oportunidad y conveniencia de desarrollar un impuesto a las transacciones financieras, ya que sus consecuencias serían muy serias", ha avisado, para después enfatizar que las Bolsas europeas que se decanten por implementar esta tasa perderían competitividad. "No podemos desaprovechar el historial exitoso de la Bolsa española ayudando a la expansión internacional de las empresas", ha subrayado.

El presidente de BME ha defendido también nuevas fórmulas de financiación complementarias al canal tradicional bancario, con el fin de "acercar" la financiación a las pymes.

INCENTIVOS FISCALES PARA PYMES.

En este sentido, ha reclamado incentivos fiscales para el MAB, el mercado bursátil de las empresas medianas. Además, ha respaldado la intención del Gobierno de crear un mercado alternativo de renta fija para empresas medianas y ha pedido un "rediseño" del tamaño de las pymes españolas, que, a su juicio, son "demasiado pequeñas". "¿Por qué el trato fiscal es favorecedor de la deuda (gasto deducible) frente a la financiación vía capital?", ha inquirido.

Zoido ha lamentado la "lentitud" de las instituciones en los procesos normativos para gestionar los volúmenes de actividad OTC, es decir, de la actividad no regulada y en la sombra. "Hay que volcarse a la hora de incrementar la transparencia en esos mercados", ha enfatizado.

EL RIESGO ESPAÑA PESA EN LAS COTIZADAS.

Por último, ha asegurado que las compañías cotizadas han perdido 400.000 millones de valor bursátil en los últimos cinco años. "El riesgo España ha pesado sobre las cotizadas, a pesar de que muchas son líderes a nivel internacional en su sector", ha subrayado.

El presidente de BME ha cifrado en más de 25.000 millones los dividendos repartidos por las cotizadas hasta noviembre. La fórmula de pago del 'scrip dividen', la opción de entregar acciones como dividendo, superó los 8.200 millones.

Así va la Bolsa

PUBLICIDAD