Mercados españoles cerrados en 5 hrs 30 min
  • IBEX 35

    8.236,40
    -54,10 (-0,65%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.913,56
    -7,34 (-0,19%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0515
    +0,0001 (+0,01%)
     
  • Petróleo Brent

    77,85
    +0,68 (+0,88%)
     
  • Oro

    1.794,70
    -3,30 (-0,18%)
     
  • BTC-EUR

    16.006,42
    -110,45 (-0,69%)
     
  • CMC Crypto 200

    395,21
    -6,83 (-1,70%)
     
  • DAX

    14.223,35
    -37,84 (-0,27%)
     
  • FTSE 100

    7.477,64
    -11,55 (-0,15%)
     
  • S&P 500

    3.933,92
    -7,34 (-0,19%)
     
  • Dow Jones

    33.597,92
    +1,58 (+0,00%)
     
  • Nasdaq

    10.958,55
    -56,34 (-0,51%)
     
  • Petróleo WTI

    72,78
    +0,77 (+1,07%)
     
  • EUR/GBP

    0,8637
    +0,0031 (+0,36%)
     
  • Plata

    22,89
    -0,04 (-0,16%)
     
  • NIKKEI 225

    27.574,43
    -111,97 (-0,40%)
     

Nueva Zelanda, sin el brillo de otros años, se quedó con un nuevo Rugby Championship

Otra edición del Rugby Championship, nueva consagración de Nueva Zelanda. Este sábado, los All Blacks volvieron a demostrar ser amos y señores de la máxima competición del hemisferio sur con su segundo título consecutivo y el octavo en su historia, consolidándose como los más ganadores del torneo, al cabo de diez temporadas.

El trofeo alzado esta jornada se dio gracias a dos motivos. El primero por su abultada victoria sobre Australia, por 40-14, en el turno inicial del día, y el siguiente a partir del frustrado alcance de Sudáfrica a los 39 puntos de diferencia sobre Argentina, para obtener el punto bonus, tras su 38-21, en Durban.

Aunque, más allá de la obtención de la presea, los neozelandeses estuvieron lejos de su mejor rendimiento. Es que tuvo un trayecto inusual en el certamen al sufrir dos caídas ante los Springboks y los Pumas, en un inicio dubitativo, que levantaron en el sprint final.

Paradójicamente, esta fue su peor campaña en el campeonato organizado por la Sanzaar. Hasta el momento, la más floja había sido en 2014, cuando les bastaron cuatro triunfos y un empate. En 2021, habían recuperado la corona con cinco partidos ganados y apenas una derrota.

Pero este bajo nivel no fue casualidad. Ya en la ventana de julio, los dirigidos por Ian Foster plasmaron dudas por su histórica serie negativa contra Irlanda, que remontó la tanda de juegos. Incluso, en noviembre pasado, habían despedido el año con dos caídas en fila ante el Trébol y Francia.

Producto de esta consecución de malos resultados, y más con miras a la Copa del Mundo 2023, las miradas no tardaron en apuntar a su entrenador. El headcoach estuvo en la cuerda floja y su continuidad corrió un serio peligro, pese a haber renovado en agosto de 2021 hasta el cierre de la cita internacional. Un año después, entre los cuestionamientos, fue ratificado en el cargo.

Lo cierto es que los All Blacks volvieron a demostrar su jerarquía en una competencia es que de su total agrado y que, en esta oportunidad, les dio más que un título: alivio. Ahora, les quedará la tarea de saber aprovechar este éxito en la próxima ventana de amistosos, entre octubre y noviembre, en su preparación para el Mundial.

Foto: Fiona Goodall/Getty Images