Mercados españoles cerrados

Yellen tendrá oportunidad de opinar sobre políticas de Trump

Por MARTIN CRUTSINGER

WASHINGTON (AP) — La presidenta de Reserva Federal de Estados Unidos comparecerá ante el Congreso esta semana, lo que será una oportunidad para que Janet Yellen dé su opinión sobre los vertiginosos primeros días del gobierno de Donald Trump.

¿Son las propuestas de Trump —como reducir impuestos, incrementar el gasto público, desrregular el sector financiero e imponer barreras al comercio— las soluciones adecuadas para mejorar la economía? ¿Aumentará el banco central las tasas de interés tres veces este año como había previsto en diciembre?

Es poco probable que la titular del instituto monetario estadounidense pueda responder de manera tajante a estas preguntas en sus dos comparecencias de esta semana, el martes ante una comisión del Senado y el miércoles ante una de la Cámara de Representantes.

Oficialmente, los temas son —como es usual— el panorama económico y el futuro de las tasas de interés, pero no cabe duda que se le preguntará a Yellen si ella cree que las políticas de Trump perjudicarán o beneficiarán la economía.

Debido en parte a la gran incertidumbre que rodea las políticas de Trump, los inversionistas por lo general vaticinan que el banco central estadounidense dejará sin alterar las tasas de interés los próximos meses, quizás hasta junio cuando celebrará su próximo cónclave. Aun cuando las propuestas de Trump sean detalladas, perdurará la incertidumbre de si serán aprobadas por el Congreso.

"Una buena parte de lo que hará la Reserva Federal este año dependerá de lo que hagan el presidente Trump y el Congreso y nadie tiene idea de lo que hará el Congreso", expresó Mark Zandi, economista de Moody's Analytics. "Hasta que se esclarezca el panorama sobre qué hará el presidente Trump y qué hará el Congreso, creo que la Fed estará sumamente cautelosa".

En diciembre, el banco central estadounidense aumentó su tasa de interés referencial a un rango de entre 0,% y 0,75%, la primera que vez que aplica un alza desde diciembre de 2015. Hasta entonces, la Fed mantuvo las tasas casi en cero por casi siete años a fin de estimular la economía que se vio afectada por la intensa recesión. En diciembre, el banco central vaticinó que 2017 aumentará las tasas de interés tres veces.