Mercados españoles cerrados

Xbox One vs. PS4: ¿cuál de las dos consolas gana la batalla?

Marta Villalba

La actual generación de consolas puede estar llegando a su fin, pero el debate para determinar qué sistema es mejor, el de PlayStation 4 o el de Xbox One, continúa. Ambos tienen mucho que ofrecer a los consumidores, sin embargo hay algunas diferencias bastante claras entre los dos. Para determinar la consola superior, hemos considerado numerosos factores, incluyendo el rendimiento, el precio, la selección de juegos, los servicios online, etc. Es obvio que los jugadores no se equivocarán con ninguno de los dos sistemas, pero en nuestra comparativa Xbox One vs. PS4 solo puede haber un ganador.

Más información

Rendimiento, controles, puertos y almacenamiento

Rendimiento

captura de pantalla del videojuego Metal Gear Solid V

Ambos sistemas son compatibles con muchos de los mismos juegos. El rendimiento, sin embargo, depende de la consola que estés usando. La Slim PS4 es la máquina más potente, aunque ligeramente, con la capacidad de mostrar los juegos a una resolución más alta. La diferencia no siempre es drástica, pero en la mayoría de los televisores, los títulos de PS4 simplemente se verán mejor. Hay algunas quejas sobre la caída de fotogramas de la PS4 en algunos juegos, y aunque no se ha informado como un problema generalizado –muchos juegos se ejecutan a una velocidad de 30 o 60 fotogramas por segundo sin problemas– vale la pena tenerlo en cuenta.

Lo mejor es ver cómo funcionan tus juegos favoritos en cada uno de ellos antes de tomar una decisión. Muchos sitios web de juegos suben comparaciones gráficas paralelas para los grandes lanzamientos, lo que puede darte una idea de lo que puedes esperar.

Sin embargo, si estás invirtiendo en las consolas más caras PlayStation 4 Pro o Xbox One X, Microsoft se lleva la palma. La Xbox One X es capaz de ejecutar muchos juegos con una resolución nativa de 4K y 60 fotogramas por segundo, superando constantemente a la consola premium de Sony.

En cualquier caso, estas diferencias sólo se aplican a los juegos de terceros en los que las dos versiones pueden compararse una al lado de la otra. Los títulos propios tienden a aprovechar mejor el sistema para el que han sido desarrollados y, por lo tanto, se verán muy bien de todas formas.

Ganador: empate

Controles

dos controles, uno de la consola xbox y playstation, de color negro

El control o mando estándar de Xbox One conserva muchos de los elementos centrales del control de la 360, y además añade dos motores de vibración más y pierde el voluminoso compartimento de baterías de la parte posterior. También tiene unas almohadillas más pequeñas para el pulgar en los joysticks analógicos, que algunos encontrarán motivadores, otros frustrantes. Microsoft también lanzó una versión “Elite” de su control, que permite numerosas opciones de personalización y múltiples disparadores para diferentes variaciones de entrada. Aunque el control Elite es ciertamente emocionante, también cuesta la friolera de $150 dólares. Al menos que seas el más duro de los duros, es probable que no sea algo que necesites.

El DualShock 4, por otro lado, muestra grandes mejoras en todos los aspectos en comparación con los anteriores controles DualShock. Es más grande y viene equipado con disparadores que se curvan hacia fuera, junto con un panel táctil en la parte delantera y una barra de luces multifuncional. Incluso hay un pequeño altavoz en el mando que algunos juegos utilizan muy eficazmente. Las almohadillas para el pulgar integradas son más grandes que las del mando de Xbox, aunque eso simplemente está en línea con el propio mando. En general, el mando de PS4 es un poco más resistente y se adapta mejor a las manos de la mayoría de los jugadores. Es un estrecho margen de victoria, pero una victoria de todos modos.

Ganador: PS4

Puertos y almacenamiento

partes de una xbox

Los puertos son una clara diferencia entre la Xbox One y la PS4. Microsoft ha incluido un IR Blaster y dos entradas HDMI en el One, lo que permite conectar la consola a cajas de satélite y televisión por cable. Teniendo en cuenta que Sony omitió estos puertos, está claro que Microsoft quiere ganarse a un grupo demográfico más amplio de consumidores. Ambas consolas cuentan con un puerto Ethernet, así como dos entradas USB, pero sólo la PS4 viene con un puerto de cámara en este momento. Si quieres usar Kinect en tu Xbox One S o X, necesitarás un adaptador que ahora está fuera de producción.

Ambas consolas están disponibles con 500 GB o 1 TB de espacio de almacenamiento, lo que es suficiente para albergar una colección decente de juegos. Sin embargo, 1 TB de almacenamiento es el mínimo indispensable para la mayoría de las PC de escritorio, y después de casi cuatro años de vida útil de estas consolas, el espacio puede ser escaso si descargas nuevos juegos con regularidad. Afortunadamente, el almacenamiento de ambos sistemas puede ampliarse fácilmente mediante discos duros externos.

En conjunto, hay poca distancia entre la Xbox One y la PS4 en términos de conectividad y almacenamiento. La Xbox gana gracias a su más amplia selección de puertos.

Ganador: Xbox One

Juegos, compatibilidad con versiones anteriores, servicios en línea, periféricos

Selección de juegos

captura del videojuego Halo con el jefe maestro protagonista

Después de más de seis años, tanto la Xbox One como la PS4 tienen bibliotecas con cientos de juegos, y cada consola tiene su propio conjunto de exclusivas. En muchos sentidos, este es uno de los principales argumentos de venta para elegir una consola en lugar de la otra. Aunque la mayoría de los juegos de terceros están disponibles en ambos sistemas, hay excepciones, y tanto Microsoft como Sony hacen tratos para asegurar las exclusivas de las consolas de vez en cuando (aunque la mayoría de los juegos de Microsoft hoy en día también están disponibles en PC).

Sin embargo, si buscas una consola para sus exclusivas, querrás la PlayStation 4. Los propios estudios de Sony lanzan cada año varias grandes exclusivas para la consola, como God of War, Marvel’s Spider-Man y la serie MLB: The Show, y sus socios externos también desarrollan exclusivas como Detroit: Become Human y Nioh.

La Xbox One, por su parte, tiene pocos juegos exclusivos dignos de mención cada año. Aparte de grandes series como Forza, Halo y Gears of War, las exclusivas que hemos visto para la Xbox One son deslucidas. Hay excepciones, como Sunset Overdrive y el ingenioso juego de piratas Sea of Thieves, pero estas palidecen en comparación con lo que Sony ofrece a sus jugadores.

Mirando hacia el futuro, la PS4 tiene Ghost of Tsushima, Dreams y The Last of Us Part II. Microsoft tiene Halo Infinite, Ori and the Will of the Wisps y, potencialmente, Gears of War Tactics. A medida que esta generación de consolas se va agotando, las cosas parecen estar igualadas, pero la PS4 tiene un considerable catálogo de exclusivas que simplemente supera las ofertas de Xbox One.

La mayoría de las veces, a menos que seas un fan acérrimo de una determinada franquicia o que te llame la atención una exclusiva en particular, podrás jugar a los juegos más importantes en cualquiera de las dos consolas. Juegos históricos como The Witcher 3 y Fallout 4 están disponibles en ambas consolas. Pero si tienes que elegir uno sólo para los juegos, es una decisión fácil.

Ganador: PS4

The post Xbox One vs. PS4: ¿cuál de las dos consolas gana la batalla? appeared first on Digital Trends Español.