Mercados españoles abiertos en 34 mins.

Wall Street abre con pérdidas y el Dow Jones baja un 0,60 %

Varios brókers trabajan en una jornada de la Bolsa de Nueva York (Estados Unidos) hoy, 9 de noviembre de 2017. EFE

Nueva York, 9 nov (EFE).- Wall Street abrió hoy con pérdidas y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, bajaba un 0,60 % arrastrado por el sector tecnológico, un día después de cerrar con nuevos récords históricos.

Media hora después del comienzo de la sesión ese índice bajaba 140,33 puntos hasta 23.423,03 enteros, el selectivo S&P 500 perdía un 0,62 % hasta 2.578,21 unidades y el índice compuesto del mercado Nasdaq caía un 1,00 % hasta 6.721,17 puntos.

Los operadores en el parqué neoyorquino apostaban claramente por las ventas desde los primeros compases de la jornada arrastrados por el mal desempeño del sector tecnológico, un día después de que sus tres principales referencias terminaran en máximos históricos.

Tampoco ayudaba a levantar el ánimo un dato peor de lo esperado sobre el mercado laboral en Estados Unidos, ya que se publicó que las solicitudes semanales de subsidio por desempleo subieron la semana pasada en 10.000 hasta alcanzar 239.000.

Los sectores en Wall Street empezaban con pérdidas generalizadas, entre los que destacaban el de materiales básicos (-1,23 %), el tecnológico (-1,18 %), el industrial (-0,60 %), el financiero (-0,56 %) o el energético (-0,20 %).

Intel (-1,71 %) lideraba las pérdidas en el Dow, por delante de American Express (-1,32 %), Microsoft (-1,16 %), McDonald's (-1,16 %), Cisco Systems (-1,04 %), Merck (-1,04 %), General Electric (-0,87 %), Caterpillar (-0,82 %), Visa (-0,82 %) o 3M (-0,76 %).

También bajaban más de medio punto Verizon (-0,66 %), Apple (-0,63 %), Chevron (-0,58 %), Goldman Sachs (-0,58 %) o Nike (-0,54 %), mientras que solo subían Walt Disney (0,56 %), Procter & Gamble (0,56 %), IBM (0,46 %), Coca-Cola (0,43 %) y Boeing (0,04 %).

En otros mercados, el petróleo de Texas subía a 56,89 dólares, el oro avanzaba a 1.286 dólares, la rentabilidad de la deuda pública a diez años avanzaba al 2,331 % y el dólar perdía terreno ante el euro, que se cambiaba a 1,1631 dólares.