Mercados españoles cerrados
  • S&P 500

    4.110,54
    -0,54 (-0,01%)
     
  • Nasdaq

    11.907,30
    +19,85 (+0,17%)
     
  • NIKKEI 225

    27.685,47
    -8,18 (-0,03%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0705
    -0,0025 (-0,24%)
     
  • Petróleo Brent

    83,40
    +2,41 (+2,98%)
     
  • BTC-EUR

    21.459,84
    -172,98 (-0,80%)
     
  • CMC Crypto 200

    528,10
    +2,15 (+0,41%)
     
  • Oro

    1.887,40
    +7,90 (+0,42%)
     
  • HANG SENG

    21.298,70
    +76,54 (+0,36%)
     
  • Petróleo WTI

    76,75
    +2,64 (+3,56%)
     
  • EUR/GBP

    0,8912
    -0,0010 (-0,11%)
     
  • Plata

    22,27
    +0,04 (+0,17%)
     
  • IBEX 35

    9.172,40
    +13,20 (+0,14%)
     
  • FTSE 100

    7.864,71
    +28,00 (+0,36%)
     

La vida sedentaria y azucarada perjudica más a los hombres

un hombre se dispone a comerse una cucharada de azúcar
La vida sedentaria y azucarada, peor para hombresGSO Images - Getty Images

Los cuerpos de hombres y mujeres responden de manera diferente a los mismos estilos de vida y actividades. Así se ha comprobado con diferentes investigaciones, aunque hasta ahora no se había comprobado la reacción del organismo al adoptar una vida más sedentaria y con más azúcar. Un equipo de la Escuela de Medicina de Missouri ha demostrado que en solo diez días ya se revelan consecuencias más perjudiciales entre los varones, mientras que entre las mujeres no hay efectos negativos.

El experimento, liderado por Camila Manrique, doctora colombiana de la Escuela de Medicina de la Universidad Missouri (Estados Unidos), pidió a un grupo de hombres y mujeres saludables que cambiaran su estilo de vida durante diez días. Por ejemplo, habitualmente caminaban 10.000 pasos diarios y se les pidió que redujeran esta cifra a la mitad. Además, bebieron media docena de bebidas azucaradas cada día.

La diferencia fue llamativa porque en este corto plazo únicamente los varones del experimento sufrieron la disminución del riego sanguíneo en sus piernas. La causa fue un descenso del nivel de la adropina, una proteína que regula la sensibilidad a la insulina y que está relacionada con las enfermedades cardiovasculares. En contraste, los organismos de las mujeres no reaccionaron de la misma manera.

No son buenas noticias para ellos. "Hemos visto que los hombres reciben un mayor impacto con la intervención", remarcó la doctora. "Hasta donde sabemos, esta es la primera evidencia en humanos de que la resistencia vascular a la insulina puede ser provocada por cambios adversos en el estilo de vida a corto plazo, y es la primera documentación de diferencias relacionadas con el sexo en el desarrollo de resistencia vascular a la insulina en asociación con cambios en los niveles de adropina", detalló la experta Camila Manrique.

La adropina resulta clave en la respuesta de la insulina en los seres humanos, pero hay más en el estudio que debe ser tenido en cuenta. Además del menor flujo sanguíneo en las extremidades inferiores se reveló que se había eliminado "la perfusión microvascular del músculo esquelético". Esto ha llevado a pensar a los científicos que adoptar una vida sedentaria y más azucarada aumentará mucho más el riesgo de desarrollar obesidad y diabetes tipo 2 entre los varones.

un hombre se dispone a comerse una cucharada de azúcar
GSO Images - Getty Images

Las mujeres, protegidas por los estrógenos

¿Por qué las mujeres no sufrieron este efecto con su cambio de estilo de vida? Según el estudio publicado en la revista académica Endocrinology, se explica por la protección especialmente de las jóvenes en comparación con los hombres, ya que la incidencia de la resistencia a la insulina y los trastornos cardiovasculares son menores cuando se trata de aumentar la ingesta de azúcar y rebajar la actividad física durante un período corto de tiempo.

"Creemos que están protegidas por los efectos de los estrógenos en la premenopausia. Se sabe que tienen mejores respuestas vasculares", resumió la doctora Camila Manrique en una entrevista difundida por la Universidad de Missouri.