Mercados españoles cerrados en 2 hrs 30 min

Ver para creer: hipotecas para segunda vivienda al 70% y sin vinculación

Cómo encontrar la mejor hipoteca para segunda vivienda.

Las hipotecas para segunda vivienda no brillan precisamente por sus condiciones de contratación. El riesgo extra que asumen los bancos al financiar la compra de una segunda residencia se refleja en el coste total del crédito o, al menos, eso es lo que piensa la mayoría de los clientes. Sin embargo, investigando el mercado hipotecario podemos encontrar préstamos con un interés atractivo y que superan el clásico 60% de financiación, que alargan el período de amortización más allá de los típicos 25 años o que no exigen la contratación de otros productos financieros para bonificar el interés. 

Una financiación de hasta el 70% es posible

Gran parte de las entidades españolas ofrece hipotecas para segunda vivienda con una financiación máxima del 60%, aunque hay bancos en los que podríamos conseguir hasta un 70% del valor del inmueble. Este es el caso de la Hipoteca Open Variable de Openbank, un producto sin comisiones que nos permitiría formalizar la compraventa sin aportar tantos ahorros.

Si domiciliáramos unos ingresos de al menos 900 euros al mes (1.800 para dos titulares), podríamos conseguir un interés del 1,99% durante el primer año y de euríbor más 0,89% después. Haciendo cálculos, para una hipoteca de 100.000 euros a 25 años, la cuota inicial sería de unos 420 euros y de unos 360 euros después.

Artículos relacionados:

Consigue un plazo más largo y vive desahogado

Una hipoteca para segunda vivienda con un período de amortización largo nos permitiría reducir la cuota, aunque debemos tener en cuenta que, al prolongar la vida del préstamo, terminaríamos pagando más en intereses. 

Lo habitual es que los bancos ofrezcan un plazo máximo de 25 años, pero con la Hipoteca Sin Comisiones Variable de Bankia podríamos ampliarlo hasta los 30. Además, en el caso de tener una renta de 3.000 euros, podríamos beneficiarnos de un tipo de interés del 1,99% durante el primer año y de euríbor más 0,99% después. En la práctica, para una financiación de 100.000 euros a 30 años, pagaríamos unos 370 euros al mes durante el primer año y unos 310 euros después.  

No contrates seguros si no los necesitas

Un aspecto clave al contratar una hipoteca es la vinculación. La suma del precio de los productos combinados y obligados que nos podría exigir el banco (seguro de hogar, seguro de vida, planes de pensiones, etc.) podría incrementar considerablemente el coste total de la operación. 

Para evitarnos gastos innecesarios, financiar la compra de la vivienda con la Hipoteca Variable de Coinc podría ser una alternativa viable. Esta entidad online ofrece un interés competitivo sin necesidad de asumir ningún tipo de vinculación, aparte de abrirnos una cuenta para gestionar los pagos del crédito. Eso sí, aunque no tendrá que ser necesariamente con esta entidad, deberemos contratar un seguro de daños obligatorio. Con esta jugada, tan solo abonaríamos la cuota: uno 420 euros durante los primeros doce meses y unos 370 euros después (para una hipoteca de 100.000 euros a 25 años).