Mercados españoles abiertos en 1 min

Atento porque el banco podría tener que devolverte los gastos de formalización de la hipoteca

Maribel Rodrigo.- De las 18 Audiencias Provinciales que ya se han pronunciado sobre si son los clientes o los bancos quienes deben pagar los gastos hipotecarios, 10 han obligado a la banca a asumir el coste de la totalidad de esos gastos, que incluyen Registro de la Propiedad, notaría e impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD). El resto han ordenado la devolución de un tercio de los gastos de Registro y notaría. Ventaja parcial 10-8.

Ventaja clara para los consumidores, de momento. Porque, aunque en el segundo caso la devolución sea menor, menos da una piedra. Seguramente muy pocos pensaron en el banco pagaría una parte de esa factura cuando firmaron su hipoteca.

Nos hipotecamos con alegría, orgullo e ilusión porque ser propietarios es casi parte del ADN de los españoles. Pero cuando llevamos pagadas 40 ó 50 letras y la economía doméstica se estrangula, como ha pasado en esta década gris, el sentimiento cambia. Para el hipotecado y para la sociedad en general.

Basta ver que cada vez más tribunales deciden que los clientes no deben ser los únicos responsables de los gastos de notaría, gestoría, Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) o de hacer constar en el Registro de la Propiedad la escritura del préstamo hipotecario, sino que dichos gastos deben ser compartidos entre el consumidor y el banco.

Aunque las dos sentencias clave (del Supremo y de la Unión Europea) contra los abusos en las hipotecas son de 2015 y 2016, el boom de las reclamaciones de los consumidores ha sido en 2017. Tal ha sido la avalancha que el Ministerio de Justicia y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) decidieron poner en marcha 54 juzgados provinciales para llevar exclusivamente estos casos. En seis meses acumulan 118.419 casos y están al borde del colapso.

[También te puede interesar: El lado menos amable de las hipotecas “baratas”]

Foto de Getty Images.

La banca se juega tanto con los gastos hipotecarios como con las cláusulas suelo, donde se calcula que hay ocho millones de hipotecas afectadas, con un gasto medio de 2.000-3.000 euros. Las reclamaciones podrían superar los 15.000 millones y el Supremo tiene ahora la palabra.

Entre las cláusulas abusivas más conocidas y cuyo efecto es el archivo de la ejecución hipotecaria está la multidivisa, la cláusula suelo o la de vencimiento anticipado que permite al banco declarar vencido el préstamo antes del plazo y reclamar anticipadamente la deuda cuando se dan determinadas circunstancias. Otras cláusulas menos conocidas e igualmente abusivas son la revisión del tipo de interés sólo si el cliente lo solicita, su redondeo al alza o la exigencia de un avalista o de una garantía personal del crédito, los seguros… Hoy algunos de estos conceptos se aplican para reducir el tipo de interés, pero no son condiciones.

Los abogados esperan más jurisprudencia para saber qué reclamar y cómo, mientras la banca trata de mitigar el impacto de las reclamaciones aprovechando que siempre hay clientes que no demandan por desconocimiento, falta de tiempo para acudir a los tribunales, temor o pereza. 

Si estás hipotecado, revisa tus cláusulas y actúa en consecuencia. Y si piensas hacerlo a medio plazo, pide condiciones a varias entidades y elige bien.

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias