Mercados españoles cerrados en 5 hrs 59 min

Venden por 22,5 millones de dólares la isla privada en Baleares donde el príncipe Guillermo y Catalina se enamoraron

La paradisíaca isla española s’Espalmador ha sido vendida por 22,5 millones de dólares (Wikimedia).

Una isla paradisíaca en el archipiélago de las Baleares, en la que supuestamente el príncipe Guillermo cortejó a Kate Middleton, ha sido vendida a una familia de Luxemburgo por 22,5 millones de dólares.

S’Espalmador ‒ubicada entre Formentera e Ibiza, en las Islas Baleares‒ cuenta con una mansión de 13 dormitorios, una capilla y una atalaya.

Con solo 137 hectáreas, cuando la marea está baja, se puede llegar a pie desde Formentera. La isla forma parte del Parque Natural protegido Las Salinas.

La isla mide 3 kilómetros de largo por 800 metros de ancho y es una “ubicación notable que pocas islas privadas de este calibre pueden igualar”, según los agentes inmobiliarios de Vladi.

Sus anteriores propietarios eran el arquitecto catalán Norman Cinnamond y su hermana Rosy, cuyos ancestros supuestamente compraron la isla en 1932 por el equivalente a 252 euros. La pusieron a la venta hace casi tres años por 24 millones de euros (29,5 millones de dólares aproximadamente).

El príncipe Guillermo y Catalina, fotografiados aquí en un safari en la India, visitaron la isla en 2006 (Samir Hussein/WireImage/a través de Getty Images).

Aunque la isla es de propiedad privada, sus playas están abiertas al público.

Guillermo y Catalina visitaron la isla en 2006 y pasaron un día. Fueron fotografiados haciendo fangoterapia, cubiertos de un barro con propiedades curativas.

Inicialmente la isla fue ofrecida al gobierno local de Formentera, pero resultó ser demasiado cara.

“Al igual que la mayor parte de la gente en Formentera, hubiéramos preferido que el gobierno local llegara a un acuerdo para usar los fondos estatales para comprar s’Espalmador y ponerla a disposición del público en general”, le dijo la política local Silvia Tur a medios españoles.

Los agentes de Vladi añadieron: “Tras el bullicio de Ibiza, Espalmador es el refugio perfecto para alejarse de todo y relajarse en un hermoso entorno, sin el más mínimo estrés”.

Mark Dorman