Mercados españoles cerrados en 1 hr 38 mins
  • IBEX 35

    8.135,50
    -7,70 (-0,09%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.503,42
    -4,56 (-0,13%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1915
    +0,0018 (+0,15%)
     
  • Petróleo Brent

    48,30
    +0,44 (+0,92%)
     
  • Oro

    1.813,80
    +9,20 (+0,51%)
     
  • BTC-EUR

    16.125,50
    -68,02 (-0,42%)
     
  • CMC Crypto 200

    380,69
    +10,17 (+2,75%)
     
  • DAX

    13.272,57
    -19,87 (-0,15%)
     
  • FTSE 100

    6.398,10
    -34,07 (-0,53%)
     
  • S&P 500

    3.626,17
    -9,24 (-0,25%)
     
  • Dow Jones

    29.895,48
    -150,76 (-0,50%)
     
  • Nasdaq

    12.063,33
    +26,55 (+0,22%)
     
  • Petróleo WTI

    45,45
    +0,54 (+1,20%)
     
  • EUR/GBP

    0,8913
    +0,0011 (+0,13%)
     
  • Plata

    23,49
    +0,19 (+0,82%)
     
  • NIKKEI 225

    26.296,86
    +131,27 (+0,50%)
     

¿Qué ven los inversionistas en Pemex para poner su dinero?

Francisco Muciño
·4 min de lectura
¿Qué ven los inversionistas en Pemex para poner su dinero?
¿Qué ven los inversionistas en Pemex para poner su dinero?

El 28 de octubre, Petróleos Mexicanos (Pemex) publicará su reporte financiero correspondiente al tercer trimestre de 2020. Sin duda, el mercado estará muy atento a los resultados que entregue la compañía estatal, sobre todo, porque desde el inicio de la actual administración, la petrolera ha reportado solamente pérdidas, que ya suman casi un billón (millón de millones) de pesos.

Sin embargo, a decir del director de Pemex, Octavio Romero, los inversionistas no se fijan en las crecientes pérdidas para seguir confiando su dinero en la compañía, sino que ponen atención en otros indicadores.

“¿Qué cosa es lo que ven los fondos de inversión en el mercado con relación a Pemex? Pues ven hasta antes de la utilidad o pérdida cambiaria, eso no les importa a ellos. A ellos les importa el EBITDA y el rendimiento de la operación, lo que muestra que la empresa sí es rentable”, dijo el directivo en una comparecencia ante la Cámara de Diputados el 14 de octubre.

El EBITDA (Earnings before interest, taxes, depreciation and amortization) se refiere a las ganancias antes de intereses depreciación y armotización. Es decir, al beneficio bruto de una compañía antes de los gastos financieros.

¿Tiene razón el director de Pemex en decir que el EBITDA es clave para que los inversionistas pongan su dinero? Sin duda es un indicador importante, pero no es lo único en lo que se fijan.

Superávit primario, ¿igual a rentabilidad?

En su comparecencia de la semana pasada, Romero Oropeza defendió a Pemex como una entidad que genera valor para el país y no como una empresa que gasta dinero y entrega pérdidas.

Citó que, en 2020, el gobierno federal apoyó con 46,256 millones de pesos (mdp) a Pemex, mientras que la empresa ha entregado 443,716 mdp a Hacienda entre enero y septiembre por conceptos de impuestos y derechos. Bajo la argumentación del directivo, por cada peso que el gobierno ha invertido, este recibió 9.4 pesos de parte de la empresa.

Asimismo, entre enero y agosto Pemex tuvo una utilidad antes de impuestos de 342,000 mdp, es decir, tiene un superávit primario. Pero después del pago de impuestos y de intereses de deuda, su balance financiero es negativo, llegando a -197,000 mdp.

Pero los fondos de inversión, reiteró el director, se fijan en el EBITDA para tomar la decisión de comprar emisiones de deuda de Pemex.

El año pasado, la empresa estatal reportó un EBITDA de 226,000 millones de pesos, mientras que en el primer semestre de 2020 ha sido de 97,000 mdp.

Ramses Pech, especialista del sector energético, explica que el balance primario no es la mejor forma de determinar si Pemex es rentable, es decir, que deja dinero. “Lo importante son las ventas y el costo de esas ventas. Ver si con el dinero que obtiene de las ventas, alcanza a cubrir los costos operativos. Eso es desde el punto de vista del negocio.”

El año pasado, Pemex tuvo ventas por 733,000 mdp y los costos de esas ventas fueron de 539,000 mdp. Es decir, un 73.5% de las ventas se fueron para pagar costos. Mientras que, contando solamente el primer semestre de 2020, las ventas fueron de 466,000 mdp y los costos 396,000 mdp, la relación ventas/costos subió a 85%.

El EBITDA es importante, pero comparado con…

Como mencionamos al principio, el EBITDA es un indicador financiero muy importante al que los inversionistas ponen atención para confiar su dinero en un negocio. Dicho en otras palabras, el EBITDA muestra cuál es el rendimiento de operación de una empresa.

Pero, más allá de este indicador, a los inversionistas les importa saber si una empresa es capaz de pagar sus obligaciones financieras porque, si no lo hace, no tienen certeza de que tengan su dinero de regreso con rendimientos.

“El problema de Pemex empieza a partir del rendimiento de operación hacia abajo. Si alguien quisiera comprar a Pemex, vería que es una empresa que no genera dinero por todos los pasivos que tiene, la deuda”, dice Ramses Pech.

La compañía tiene en el corto plazo dos problemas: una relación EBITDA/deuda muy alta; y dificultades para aumentar su rendimiento de operación el siguiente año.

En dólares, su EBITDA era de 13,914 millones al primer semestre de 2020, pero la deuda que tiene es 14.2 veces mayor que eso, según datos de la calificadora Moody’s. Otras compañías de energía nacionales en Latinoamérica tienen una relación deuda/EBITDA mucho menor; por ejemplo, la de la brasileña Petrobras es de 3.6 veces, la colombiana Ecopetrol es de 2.3 y la argentina YPF, de 4.0.

Moody’s dice que el crecimiento del EBITDA de PEMEX en 2021 dependerá principalmente de los precios y la producción del petróleo. Si se mantienen los precios del crudo bajos y no aumenta sustancialmente el bombeo, es menos probable que mejore la capacidad de caja de la empresa, lo que aumentará el costo de la deuda y reducirá su acceso al mercado de capitales, según la calificadora.

Aunque Pemex cumpla operativamente, no tiene una utilidad neta que anime a alguien a invertir o aliarse debido a los enormes pasivos que maneja. Esas deudas se arrastran de administraciones pasadas, pero no hay visos de que su operación pueda mejorar el próximo año.

Recomendamos: 6 años después de reforma energética, Pemex y CFE son más estatales que nunca