Anuncio
Mercados españoles abiertos en 7 hrs 30 min
  • S&P 500

    5.071,63
    +1,08 (+0,02%)
     
  • Nasdaq

    15.712,75
    +16,11 (+0,10%)
     
  • NIKKEI 225

    38.460,08
    +907,92 (+2,42%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0700
    -0,0001 (-0,01%)
     
  • Petróleo Brent

    88,05
    +0,03 (+0,03%)
     
  • Bitcoin EUR

    59.863,97
    -2.179,01 (-3,51%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.384,33
    -39,77 (-2,79%)
     
  • Oro

    2.329,50
    -8,90 (-0,38%)
     
  • HANG SENG

    17.201,27
    +372,34 (+2,21%)
     
  • Petróleo WTI

    82,81
    0,00 (0,00%)
     
  • EUR/GBP

    0,8585
    +0,0003 (+0,03%)
     
  • Plata

    27,23
    -0,12 (-0,44%)
     
  • IBEX 35

    11.027,80
    -47,60 (-0,43%)
     
  • FTSE 100

    8.040,38
    -4,43 (-0,06%)
     

¿Por qué el valor de bitcoin depende de la adopción de los usuarios?

La ley de Metcalfe establece que el valor de una red de telecomunicaciones es proporcional al cuadrado del número de usuarios conectados. En pocas palabras, en lugar de pasar de 1 a 5 usuarios linealmente, el valor de la red aumenta exponencialmente:

  • Ejemplo lineal: 1, 2, 3, 4, 5

  • Ejemplo exponencial: 1, 4, 9, 16, 25

En 2024 pasamos mucho tiempo como inversores pensando en el grupo de las llamadas "siete magníficas" (muchas de las cuales han alcanzado el nivel de más de 1 billón de dólares de capitalización bursátil en algún momento), pero la base sobre la que se genera gran parte de este valor es Internet. La tecnología que hay detrás de Internet es esencialmente de código abierto, y la mayor parte del beneficio económico se reparte entre las empresas que pueden organizar y procesar esta enorme masa de datos en plataformas de usuarios cada vez más grandes.

¿Es bitcoin nuestra oportunidad de "invertir en Internet"?

La forma en la que ha evolucionado Internet ha hecho que la oportunidad de inversión se presente en forma de empresas que utilizan Internet para hacer algo o para permitir que un usuario haga algo de forma eficaz. Hay muchos debates sobre qué es realmente bitcoin o en qué podría convertirse, pero siempre volvemos al hecho de que, en realidad, es solo una red.

ANUNCIO

Volviendo a la ley de Metcalfe, cuantos más usuarios, mayor valor, y este aumento de valor no tiende a aumentar de forma lineal. El uso y la accesibilidad de Internet siguen creciendo, incluso en la actualidad. Bitcoin comenzó a finales de 2008 con la publicación del libro blanco de Satoshi Nakamoto, y cuando la gente pregunta hacia dónde puede ir el valor, lo primero que tendemos a pensar es en la evolución de la base de usuarios a lo largo del tiempo.

El Gráfico 1 muestra la cronología de la adopción de Internet en el eje horizontal superior, de 1992 a 2006. En 1992, había 10 millones de usuarios e Internet era una novedad. Una persona normal se habría puesto nerviosa al poner los datos de su tarjeta de crédito. En 2006, Internet había superado los 1.000 millones de usuarios, y grandes empresas como Google y Amazon.com comenzaban a hacerse con su gran parte de los beneficios económicos. Si vamos al eje horizontal inferior, vemos la cronología de la titularidad de bitcoins. Se calcula que en 2016 había alrededor de un millón de "propietarios" y que en 2022 esta cifra había superado con creces los 100 millones. La curva, aunque no es exactamente la misma que la de la adopción de Internet, es similar.

Gráfico 1: Comparación entre la adopción de Internet y la titularidad de bitcoins

wisdomtree_bitcoin1
wisdomtree_bitcoin1

Bitcoin es esencialmente la unidad que permite la transferencia de valor en torno a la red bitcoin, construida en forma de cadena de bloques. Solo se crearán 21 millones de unidades de este tipo, y más del 95% de esta oferta final se ha creado en el momento de escribir estas palabras. Por lo tanto, si sigue aumentando el número de usuarios de la red, la demanda de estas unidades aumentará y hará subir el precio. Esto no está ni mucho menos garantizado (puede que aparezca otra red que realice mejor esa función), pero en relación con los miles de millones de personas que hay actualmente en la Tierra, 21 millones no es una cifra enorme.

Comparación de las variaciones de precio del bitcoin con los rendimientos de otras clases de activos a lo largo del tiempo

En el Gráfico 2, queríamos comparar la rentabilidad de los movimientos del precio del bitcoin en años naturales con la rentabilidad conocida de otras clases de activos más tradicionales. Actualmente, el precio del bitcoin oscila entre 45-50.000 USD, por lo que se ha producido una revalorización bastante extrema desde 2012. Sin embargo, también observamos que a menudo se habla de "inviernos criptográficos", por lo que prevemos que no ha sido necesariamente una línea recta desde un precio bastante bajo hasta los niveles que vemos hoy:

  • En nueve de los 12 años que mostramos, el bitcoin obtuvo el mayor rendimiento global, y no por poco. En estos nueve años, la rentabilidad del bitcoin ha dominado a la de la siguiente clase de activos.

  • En solo dos de los nueve años en los que el bitcoin dominó, algo que no era "renta variable" ocupó el segundo puesto. El oro en 2020, con una rentabilidad del 24,6%, y las materias primas en 2021, con una rentabilidad del 40,4%. Durante estos periodos, está claro que el bitcoin parecía moverse un poco más con la renta variable que las otras clases de activos.

  • En las tres de las 12 ocasiones en las que el bitcoin no fue el líder, fue el rezagado, ofreciendo los peores rendimientos. En estos casos, la rentabilidad era significativamente peor que la de la siguiente mejor opción. 2018 fue el peor año, con una caída del valor del bitcoin del 73,8%, lo que significa que si alguien tenía 100 dólares, los habría visto caer hasta aproximadamente 26. Los "inviernos" han sido bastante sombríos.

Gráfico 2: Gráfico de Callan sobre rentabilidades de una clase de activos de 12 años naturales

wisdomtree_bitcoin2
wisdomtree_bitcoin2

Aumento de la adopción

Hemos establecido el beneficio de la red a partir del uso y la adopción. La gente no utiliza Internet sin motivo, sino para realizar tareas concretas. Por lo tanto, hay que tener en cuenta los catalizadores que podrían contribuir a que cada vez más usuarios se incorporen a la red bitcoin.

  1. Aprobación del ETF de bitcoin al contado en EE. UU.: Podemos situar este catalizador en el ámbito más amplio de los "avances normativos positivos". Si los reguladores muestran una postura menos hostil hacia el bitcoin, podría ayudar a que un mayor número de usuarios se sintieran cómodos utilizando la red y siendo titulares de las monedas. También es cierto que, al igual que negociar un ETF de oro es más fácil y sencillo que facilitar el movimiento de lingotes físicos dentro y fuera de las cámaras acorazadas, negociar con un ETF de bitcoin al contado es más fácil y sencillo que tener que gestionar tus propias claves.

  2. Bitcoin se reduce a la mitad: Bitcoin es una de las pocas cosas en este mundo que funciona en base a un protocolo predefinido en contraposición a cualquier grupo de personas tomando decisiones. Parte del protocolo consiste en que la recompensa de minería (la cantidad de bitcoin que se concede a los mineros por resolver correctamente el siguiente bloque) se reduce a la mitad aproximadamente cada cuatro años. Esto significa que cada vez hay menos oferta de bitcoins nuevos a medida que nos acercamos a un total de 21 millones de monedas. La "reducción a la mitad" es un tema de conversación. Es una forma de representar concretamente un equilibrio cambiante entre oferta y demanda y de pensar en una dinámica de mercado que podría conducir a un precio más alto del bitcoin, al menos con el tiempo. Las personas que se enteren de esto podrían sentirse atraídas a participar en la red.

  3. Pagos globales: Hay países y regiones (por ejemplo, El Salvador y Lugano (Suiza)) donde el bitcoin puede utilizarse como cualquier otra moneda. Aunque otros países dejen de calificar el bitcoin de "moneda de curso legal", la infraestructura de pagos puede evolucionar de forma que los ciudadanos puedan decidir entre utilizar una tarjeta de crédito, Apple Pay, efectivo o bitcoin para realizar sus compras. Si alguien piensa que es una locura, piense en la época en que no era posible pagar sin contacto ni con tarjeta de crédito. El mundo cambia constantemente la forma de pagar por las cosas y de intercambiar valor.

  4. Inflación: Si uno se encuentra en países o regiones con monedas base como el dólar estadounidense, la libra esterlina, el euro, el yen o el franco suizo, podemos decir que tiene "suerte". Muchas otras monedas no han sido tan estables como estas en los últimos años. La gente de Turquía, Argentina, Venezuela o algunos países de África se beneficiarían de monedas que puedan mantener mejor su valor. Bitcoin crea una opción interesante en este sentido. Puede que los países occidentales no sientan el tirón de este catalizador, pero bitcoin es global y miles de millones de personas viven fuera de los países occidentales.

  5. Remesas: Cuando se envía dinero de un país a otro hay muchas comisiones en juego. Si se utilizara bitcoin, el "valor" se movería instantáneamente sin que una parte centralizada (como un banco o una "Western Union") tuviera que hacer nada ni extraer ningún valor de la transacción. Algunos países son más importantes que otros en el mercado mundial de remesas, pero los datos del Banco Mundial indican que el mercado global de remesas superó los 800.000 millones de dólares en 2022.

Éstas son sólo cinco razones por las que cada vez más usuarios podrían sentirse atraídos por el bitcoin, pero creemos que representan un conjunto bastante significativo. No hay ninguna "garantía" de que bitcoin siga atrayendo la atención, pero siempre que surge el tema hacemos un esfuerzo por referirnos a casos de uso reales y verificables para ir más allá de la idea de que estamos ante una simple comunidad de personas que especulan con un precio más alto mañana que hoy. El valor generado permitirá un ecosistema más sano y un abanico diversificado de razones que atraigan a la gente a la red -algunos especulando, sin duda- y otros obteniendo el valor que necesitan de otras maneras.