Mercados españoles cerrados en 1 hr 11 mins

Utilizar el pago mínimo de las tarjetas de crédito puede hacer que estemos pagando más tiempo que con una hipoteca

No cambiando la forma de reembolso de las tarjetas podemos terminar pagando durante 20 años

Sí, es posible. Realizar una compra de 1.000 euros con una tarjeta de crédito utilizando el pago mínimo puede hacer que estemos reembolsándola durante más de 20 años, un plazo más similar al de los préstamos hipotecarios. Esto se debe a que el pago predeterminado de este tipo de tarjetas suele ser un porcentaje muy bajo sobre la deuda, de entre el 5% y el 0,5% del capital pendiente con una cantidad mínima que puede ir desde los 5 hasta los 20 euros. Esto implica que estaremos pagando una cuota muy baja, eternizando el reembolso y haciendo que se generen intereses durante mucho tiempo. Por esta razón es vital conocer cómo funcionan estos productos y realizar simulaciones sobre cuánto pagaremos por las compras con nuestra tarjeta de crédito para utilizarla de manera responsable.

Artículos relacionados:

Cómo elegir la mejor cuota para una compra con tarjeta de crédito

Siempre que estemos de acuerdo con la mensualidad y los intereses que se generarán en total al usar nuestra tarjeta, entonces habremos tomado una decisión informada y responsable. Aunque es importante saber cómo funciona cada forma de pago aplazado para saber elegir bien.

Diferentes cuotas para devolver una compra con una tarjeta de credito

Para verlo de manera más fácil, imaginemos que queremos realizar una compra de 1.000 euros con una tarjeta de crédito con un interés del 19,67%, el tipo medio de acuerdo con el Banco de España, y que dejamos el pago mínimo del 2% con un mínimo de 12 euros. En este caso tardaríamos 20 años en reembolsar la compra y se generarían 2.327 euros en intereses, más del doble del capital financiado.

Con un pago porcentual mayor, del 20% con un mínimo de 12 euros, tardaríamos un año y medio en reembolsarlo y solamente se generarían 86 euros en intereses. No obstante, al ser un pago porcentual, la primera cuota sería de 203 euros e iría bajando paulatinamente cada mes hasta los 12 euros. En este caso, aunque se generarían menos intereses, debemos contar con que el pago porcentual siempre tendrá unas cuotas más elevadas al comienzo.

Si optamos por el pago fijo, siempre pagaremos la misma mensualidad, aunque pagar más o menos intereses dependerá de la cuota elegida. Eligiendo una mensualidad de 100 euros, acabaríamos de pagar la deuda en solamente 1 año y se generarían 101 euros en intereses. Unos intereses un poco más caros que eligiendo la cuota porcentual del 20%, aunque con una mensualidad siempre igual y un sistema de pago más fácil de entender. En cambio, si optamos por pagar una cuota fija de 30 euros sobre la misma compra, tardaríamos 4 años en devolver el dinero y pagaríamos un total de 459 euros en intereses.

Para evitar estos plazos eternos y unos intereses desorbitados, además de conocer como usuarios cómo funcionan y realizar simulaciones del reembolso de nuestras compras para conocer el total a pagar, nos cuenta ASUFIN, “el Ministerio de Economía tiene previsto publicar la modificación de la Orden EHA/2899 de 2011 que pretende la mejora de la contratación de estos productos y para cuya elaboración desde ASUFIN hemos presentado alegaciones”. En esta modificación no se limitaría el tipo de interés de las tarjetas, pero si el plazo máximo de reembolso, lo que limitaría enormemente los intereses generados por las compras con tarjetas.