UNEF pide que no se solape el impuesto del 7% al recorte de Sebastián para evitar la quiebra fotovoltaica

El impacto sería de 200 millones, pero a cambio se evitarían muchos impagos, advierte Donoso

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

El director general de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), José Donoso, advierte de que el aumento del 6% al 7% en el impuesto de generación eléctrica elevará el número de plantas fotovoltaicas en suspensión de pagos y reclama al Gobierno que, para evitar un mal mayor, evite que se solape este nuevo gravamen con el recorte de retribución que ya soporta el sector.

En declaraciones a Europa Press, Donoso explicó que la nueva tasa se suma al recorte retributivo del 30% aplicado por el exministro Miguel Sebastián al sector durante los años 2011, 2012 y 2013. De esta forma, el impacto total de las medidas adoptadas será para la fotovoltaica del 37% en 2013.

"Ya estábamos mal con el 6%, y ahora con el 7% es un poco peor", lamentó Donoso en alusión a la reciente propuesta del PP en el Senado. Por eso, y para no solaparlo con el recorte del 30%, reclama que se postergue el impuesto hasta 2014.

UNEF también contempla en un comunicado la otra opción, esto es, que en 2013 no se aplique el recorte del 30% en la retribución y se adelante la reducción de por vida del 10% contemplada en el real decreto ley 14/2010, de forma que la fotovoltaica, una vez contemplado el impuesto, asuma una merma del 17% a partir del año que viene.

"Las plantas fotovoltaicas llevan ya tres años de recortes y han ido aguantando como han podido con la esperanza de llegar a 2014", que es cuando concluye la reducción de horas con derecho a prima aprobada por el anterior Gobierno, señaló Donoso.

En la actualidad, "ya puede haber algunas empresas que no puedan hacer frente a la deuda e incurrir en un concurso de acreedores", y la situación se agravará aun más cuando en 2013 se sume el recorte de Sebastián al nuevo impuesto, indicó el director general de la asociación.

200 MILLONES.

"Es una tontería que, por los 200 millones que implica el impuesto para la fotovoltaica, y que no van a resolver el problema del déficit de tarifa, se genere sin embargo una mayor problemática y aumenten las solicitudes de concurso", advirtió.

"No somos la solución. Por 200 millones no se va a resolver el problema y se va a generar un problema muy importante, que incide en la imagen del país", insistió, antes de recordar que los fondos internacionales perciben a España como uno de los países con mayor riesgo debido, entre otras cosas, al tratamiento que se ha dado a la fotovoltaica.

Además, la fotovoltaica es la "única" tecnología que va a verse obligada a pagar íntegramente el impuesto, ya que no puede trasladar su precio al 'pool' ni a los consumidores finales, al contrario de lo que ocurre con otras tecnologías, señaló.

En un comunicado, UNEF pronostica que, con los nuevos impuestos, los ingresos de las fotovoltaicas se sitúen por debajo del nivel de 'default', de modo que "los propietarios se verán obligados a renegociar la deuda, a aportar fondos propios o, si no pueden hacer ninguna de esas dos opciones, a entregar su instalación a la entidad financiera".

MENOS LITIGIOSIDAD.

UNEF señala que su propuesta disminuirá la elevada litigiosidad asociada al recorte de Sebastián, que ha motivado un arbitraje internacional en Ginebra contra España, así como otro arbitraje en preparación.

Además, esta norma ha merecido tres recursos ante el Tribunal Constitucional por parte de Murcia, Valencia y Extremadura, así como 11.600 reclamaciones patrimoniales, que previsiblemente acabarán en el Tribunal Supremo.

UNEF prevé además "decenas de miles de impugnaciones" de liquidaciones incompletas de la Comisión Nacional de Energía (CNE) ante la Audiencia Nacional cuando éstas se conviertan en actos administrativos definitivos.

Así va la Bolsa

PUBLICIDAD