Mercados españoles abiertos en 4 hrs 26 min

Un robot abogado gratuito está luchando contra las multas de estacionamiento y otras cuestiones legales

En 2015, el empresario británico y actual estudiante de Stanford, Joshua Browder, lanzó DoNotPay, un sitio que ayuda a los consumidores a gestionar las multas de aparcamiento de forma gratuita. DoNotPay es un chatbot que, usando inteligencia artificial, hace a sus clientes una serie de preguntas e inserta sus respuestas en un modelo de formulario. Entonces ofrece un documento PDF que se puede guardar, enviar por correo electrónico o imprimir.

En los dos años que lleva funcionando, Browder estima que el chatbot ha anulado unas 375.000 multas en el Reino Unido, Nueva York y Seattle.

El éxito que ha tenido DoNotPay con los trámites de las multas de aparcamiento condujo a Browder a plantearse un objetivo más ambicioso: proporcionar ayuda legal de todo tipo y de forma gratuita. Por eso, a partir de ahora DoNotPay incluirá en su cartera cerca de 1.000 categorías nuevas que funcionarán en los 50 estados de EEUU.

El chatbot tratará algunas cuestiones como las reclamaciones legales, pero gran parte de la ayuda que ofrecerá estará dirigida a redactar documentos contundentes en el ámbito de la abogacía para tramitar solicitudes de compensación a las aerolíneas y los propietarios, denuncias por discriminación o para disputar historiales crediticios o cargos inadecuados a las tarjetas de crédito.

Los progresos del bot han tardado aproximadamente un año en salir a la luz. Hace unos ocho meses, Browder logró automatizar la creación de bots mediante la creación de un backend sin código. “Podría pasar de construir un bot en un mes a construirlo en una hora”, le comentó a Yahoo Finanzas. Con un método automatizado para crear bots al alcance de su mano, Browder logró contratar a cuatro abogados voluntarios a tiempo parcial, a través de Twitter, para que le echaran una mano.

Sin embargo, contando incluso con la ayuda de los abogados y dos amigos, pasar de manejar unas cuantas tareas a gestionar unas 1.000 categorías se retrasó debido a sus responsabilidades como estudiante. “Hago esto en mi tiempo libre, así que tardé un año cuando debería haber tardado dos meses”, comentó.

¿Cómo los bots pueden tramitar asuntos legales?

Browder y sus abogados hallaron dos categorías que estaban listas para los bots de DoNotPay. “La primera categoría consiste en completar los documentos para que estés seguro de que puedes enviarlos, rellenar un PDF o automatizar una carta”, dijo. “La segunda se trata de lograr que las personas tengan el documento correcto y asegurarse de que tengan derecho a la reclamación. Cuando hay varias opciones entre las cuales decidir, puedes encontrar un documento que se ajusta perfectamente a lo que quieres”.

Por supuesto, en la actualidad la plataforma todavía tiene grandes limitaciones, como el hecho de que aún hay que ir a los tribunales. “Intentamos que solo sea necesario acudir a los tribunales por un tema legal muy concreto e ineludible”, comentó Browder. “Obviamente, no pretendemos abarcarlo todo. Por ejemplo, el bot no te ayudará a divorciarte”.

Irrupción en el sector jurídico

Browder es un empresario que ha irrumpido en el sector jurídico, por lo que es muy crítico con los abogados y los servicios legales, los cuales suelen ser demasiado costosos e inaccesibles para quienes no pueden pagar los honorarios que se demandan para gestionar una pequeña queja del consumidor.

“Creo que DoNotPay demuestra que la ley en el sector jurídico no funciona muy bien. Me sorprende que esto no se haya hecho antes”, dijo. “El sector jurídico está muy estancado”.

Existen algunos factores que han favorecido que DoNotPay se convierta en la primera iniciativa de este tipo. Es posible que los socios de los bufetes de abogados no tengan un gran interés por innovar y que la creación de un capital riesgo sea un gran desafío debido a la estructura propia de los bufetes, explicó Browder. Por no hablar de que existen regulaciones que controlan cuidadosamente los precios del asesoramiento jurídico. Sin embargo, dado que DoNotPay es gratis, puede eludir ese problema.

Obviamente, esto hace que monetizarlo sea un reto ya que limita la obtención de ingresos de otras fuentes diferentes a las suscripciones o las cuotas y anuncios. Hasta la fecha Browder no ha monetizado su servicio, pero no estaría en contra de hacerlo siempre y cuando se mantenga gratis.

Tras el lanzamiento de la nueva funcionalidad, Browder pretende abordar otros temas jurídicos como declararse en bancarrota. “En realidad es muy caro declararse en quiebra”, comentó. Browder también señaló que el área de los testamentos es “muy interesante”, pero que no quiso profundizar más en el tema ya que algunos de sus amigos ya habían comenzado a reinventar la planificación patrimonial con una aplicación llamada FreeWill, que ofrece testamentos “completamente legales”.

Al tratar los asuntos jurídicos Browder puede estar simplemente rellenando los espacios vacíos al estilo de Mad Libs, pero con el aprendizaje automático y el desarrollo de la inteligencia artificial, todo indica que, inevitablemente, los servicios legales de los robots tendrán un efecto importante dentro del sector. Si un simple bot que funciona solo en tres ciudades ha anulado 375.000 multas de aparcamiento, logrando un ahorro de probablemente más de 10 millones de dólares, la extensión de Browder a los 50 estados debería tener un mayor impacto.

Ethan Wolff-Mann