Mercados españoles cerrados
  • S&P 500

    4.686,75
    +95,08 (+2,07%)
     
  • Nasdaq

    15.686,92
    +461,76 (+3,03%)
     
  • NIKKEI 225

    28.455,60
    +528,23 (+1,89%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1273
    -0,0014 (-0,12%)
     
  • Petróleo Brent

    75,10
    +2,02 (+2,76%)
     
  • BTC-EUR

    44.938,97
    -51,64 (-0,11%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.308,39
    -12,89 (-0,98%)
     
  • Oro

    1.785,10
    +5,60 (+0,31%)
     
  • HANG SENG

    23.983,66
    +634,28 (+2,72%)
     
  • Petróleo WTI

    71,65
    +2,16 (+3,11%)
     
  • EUR/GBP

    0,8508
    +0,0002 (+0,02%)
     
  • Plata

    22,53
    +0,27 (+1,20%)
     
  • IBEX 35

    8.559,50
    +119,80 (+1,42%)
     
  • FTSE 100

    7.339,90
    +107,62 (+1,49%)
     

UE amenaza con retener fondos y Polonia rechaza “chantaje” tras polémico fallo constitucional

·6 min de lectura

El primer ministro de Polonia, Mateusz Morawiecki, compareció este 19 de octubre ante el Parlamento Europeo para responder sobre un reciente fallo del Tribunal Constitucional de su país que dictaminó que partes de los tratados de la UE son “incompatibles” con la Constitución polaca, por lo que esta última tiene prioridad. El fallo ha desencadenado una disputa al interior de la Unión Europea, que amenaza con retener fondos. Muchos temen que sea el primer paso para un “Polexit”.

Choque frontal entre Polonia y la Unión Europea. La Eurocámara protagonizó este martes 19 de octubre un intenso debate tras el fallo del Tribunal Constitucional en Varsovia que dinamita uno de los pilares fundamentales de la UE: la primacía del derecho comunitario sobre el nacional.

El plato fuerte de la sesión en el Parlamento Europeo fue un cara a cara entre la presidenta de la Comisión Europea (CE) Ursula Von der Leyen y el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, quien respondió a una serie de preguntas por parte de los representantes de los 27 países del bloque comunitario.

El primer ministro defendió la postura de la corte de su país, pero también acusó a la UE de "chantaje", al señalar que "es inaceptable hablar de sanciones económicas (…) no aceptaré a políticos que quieran chantajear y amenazar a Polonia", sostuvo.

Sus declaraciones se produjeron después de la intervención de Von der Leyen, que amenazó con retener el pago de los fondos europeos asignados a Polonia en el presupuesto actual, así como los préstamos solicitados por Varsovia para la recuperación económica pospandemia.

La exministra de Defensa alemana lanzó un mensaje contundente a Morawiecki.

“La Comisión Europea actuará (…) no toleraremos que se pongan en riesgo nuestros valores comunes. La Comisión Europea está en este momento evaluando cuidadosamente este juicio. Pero ya puedo decirles: estoy profundamente preocupada", aseguró.

Varsovia enfrenta amplias críticas por parte de varios estados miembros, incluidos Francia y Alemania. El diputado alemán y jefe del bloque conservador Partido Popular Europeo (PPE) en la Eurocámara, Manfred Weber, pidió al Gobierno polaco que se adhiera a las reglas del bloque.

"No puede ser que se acepte el dinero mientras que los principios detrás de él, las ideas detrás de él, nuestro orden en la casa europea, ya no se respetan", reprochó Weber.

Las claves de la disputa entre Polonia y la UE

La pugna sin precedentes entre Bruselas y Varsovia se remonta al pasado 7 de octubre, cuando el Tribunal Constitucional de Polonia dictaminó que algunas leyes de la Unión Europea son “incompatibles” con la Constitución del país y que esta última tiene prioridad.

El fallo ha sido visto en Bruselas como una declaración de guerra jurídica contra uno de los pilares fundamentales de la UE, la primacía de los tratados europeos sobre los nacionales.

Es un desafío directo a la unidad del orden jurídico europeo

De estos principios depende el funcionamiento de la unión de los 27 países, desde el mercado interior hasta la cooperación judicial transfronteriza, entre otros.

"Esta sentencia pone en tela de juicio los cimientos de la Unión Europea. Es un desafío directo a la unidad del orden jurídico europeo”, ratificó Von der Leyen durante su intervención ante el Parlamento Europeo.

No obstante, la pugna tiene otros antecedentes. El Gobierno de Polonia, dirigido por el partido conservador Ley y Justicia, ha estado en conflicto con los funcionarios de la UE desde que asumió el poder en 2015.

Las diferencias giran principalmente en torno a cambios en el sistema judicial nacional que otorgan al partido gobernante más poder sobre los tribunales. Las autoridades polacas dicen que buscan reformar un sistema de justicia corrupto e ineficiente, pero la Comisión Europea cree que las modificaciones erosionan el sistema democrático de controles y equilibrios de la nación.

En Bruselas también se han elevado voces de rechazo por las restricciones al aborto en suelo polaco.

El pasado marzo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJCE) ya había indicado que la UE puede obligar a los Estados miembros a ignorar ciertas disposiciones de la legislación nacional, incluida la constitucional.

¿Qué acciones podría tomar la UE contra Polonia?

Según lo expuesto este 19 de octubre por Von der Leyen, una primera opción sería declarar una infracción, una acción con la que la Comisión Europea impugna legalmente la sentencia de un tribunal nacional, lo que podría ocasionar multas.

Otra posibilidad esbozada por la presidenta de la CE es la aplicación del artículo 7 de los tratados de la Unión Europea. En virtud de esto, las facultades de los Estados miembros, incluido el derecho a votar sobre las decisiones del bloque, pueden suspenderse con el argumento de que se han violado los valores fundamentales de la UE.

Pero la eventualidad que ya genera una fuerte confrontación es acudir al mecanismo de condicionalidad con el que Bruselas retendría fondos a Varsovia.

La UE incluso podría bloquear el acceso de Polonia a las subvenciones de la UE para proyectos estructurales y de desarrollo en el presupuesto 2021-2027 por alrededor de 70.000 millones de euros.

Además, Polonia ha solicitado 23.000 millones de euros en subvenciones y 12.000 millones de euros en préstamos por recuperación pospandémica. La presidenta de la Comisión ha dejado claro que cualquier dinero vendría con ciertas condiciones, algo que Morawiecki rechaza.

No obstante, las eventuales medidas de retaliación no quedarían ahí. En el pasado Polonia, junto a Hungría, han amenazado con utilizar su poder de veto para bloquear la legislación clave de la UE sobre asuntos clave como el cambio climático y la migración.

¿Un “Polexit” a la vista?

La Unión Europea no tiene ningún mecanismo legal para expulsar a un Estado miembro. Es decir que para que ocurra una salida de Polonia del bloque como sucedió con el Reino Unido, el retiro tendría que provenir por parte de Varsovia.

En los últimos días, cientos de personas en territorio polaco han protestado contra lo que llaman un posible “Polexit”.

Sin embargo, el primer ministro del país desmintió que esa sea la intención de su Gobierno. “No deberíamos difundir más mentiras sobre la salida de Polonia de la UE", dijo.

Sin embargo, algunos polacos todavía temen que eso pueda cambiar. Les preocupa que, si se retienen nuevos fondos de la UE a Polonia por disputas sobre el estado de derecho, su nación pueda concluir que ya no le beneficia pertenecer al bloque.

Por el momento, la idea parece descabellada, pues la pertenencia a la UE en Polonia es extremadamente popular, con encuestas que muestran que más del 80% de los ciudadanos se encuentran a favor de estar en la unión.

Cuando Polonia entró en la UE en 2004, los polacos ganaron nuevas libertades para viajar y trabajar en cualquiera de los 27 países y se puso en marcha una transformación económica que ha beneficiado a millones de personas.

Con Reuters, AP, EFE y medios locales

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente