Mercados españoles cerrados

Trump impone aranceles al acero y el aluminio pero excluye a México y Canadá

El presidente estadounidense, Donald Trump, durante una reunión con algunos miembros de su gabinete, en la Casa Blanca, Washington D.C, Estados Unidos, hoy, 8 de marzo de 2018. EFE/ Michael Reynolds

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, finalmente ha hecho hoy efectiva la medida de imponer aranceles del 25% a las importaciones de acero y del 10% a las de aluminio, una medida de la que quedan excluidos Canadá y México.

La decisión, adelantada hace días, está envuelta en polémica. Ha sido duramente criticada desde el exterior, pero también desde el partido republicano, ya que muchos consideran que puede desatar una guerra comercial internacional que perjudique a la economía estadounidense, pero también la de sus aliados, en un momento en el que muchos países se encuentran en plena etapa de recuperación, tras arrastrar durante casi una década las consecuencias de la crisis financiera que estalló en 2008.

Esta medida incluso se ha llevado por delante al que era principal asesor económico de la Casa Blanca, Gary Cohn, que renunció a su cargo debido a sus discrepancias con el presidente Trump en política comercial. La salida de Cohn se da durante un periodo de alboroto sin precedentes en el gobierno de Trump, y algunos asesores se preocupan ante la idea de que más miembros de la Casa Blanca pronto se dirijan hacia las puertas.

Los argumentos de Trump

Durante su comparecencia en la Casa Blanca para anunciar su decisión, Trump ha tratado de argumentar los motivos que le han llevado a seguir adelante con la medida. “Tenemos que proteger nuestras industrias del aluminio y del acero, aunque también tenemos que ser flexibles con aquellos que son nuestros amigos”, ha comentado el presidente en la rueda de prensa en la que ha anunciado la medida.

Trump asegura que con esta decisión está “defendiendo la seguridad” de Estados Unidos. “Las medidas que tomamos hoy son una necesidad para nuestra seguridad nacional”, ha insistido.

“Queremos que llegue acero a nuestro país pero tenemos que proteger nuestras industrias”, ha subrayado durante su discurso. “Queremos que nuestras empresas compren América”. Trump ha aprovechado la oportunidad para criticar las “injustas” prácticas comerciales que han llevado a cabo algunos otros países en estos mercados y que han golpeado al sector estadounidense, haciendo una alusión directa a China.

El presidente de EEUU también ha hablado de las negociaciones con Canadá y México para renovar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), un proceso que parece haberse estancado. “Tengo la sensación de que vamos a lograr un gran acuerdo con Canadá y México para renovar nuestro tratado”, ha comentado.

 

Noticias relacionadas que te pueden interesar:

La obsoleta visión de Trump sobre la economía

El dólar advierte de una gran desaceleración económica, dicen los analistas