Mercados españoles abiertos en 5 hrs 32 min
  • S&P 500

    3.963,94
    -62,18 (-1,54%)
     
  • Nasdaq

    11.049,50
    -176,86 (-1,58%)
     
  • NIKKEI 225

    28.007,92
    -154,91 (-0,55%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0361
    +0,0016 (+0,16%)
     
  • Petróleo Brent

    83,28
    +0,09 (+0,11%)
     
  • BTC-EUR

    15.714,12
    -12,95 (-0,08%)
     
  • CMC Crypto 200

    383,27
    +2,98 (+0,78%)
     
  • Oro

    1.746,00
    +5,70 (+0,33%)
     
  • HANG SENG

    17.796,04
    +498,10 (+2,88%)
     
  • Petróleo WTI

    77,26
    +0,02 (+0,03%)
     
  • EUR/GBP

    0,8636
    -0,0008 (-0,09%)
     
  • Plata

    21,09
    +0,17 (+0,84%)
     
  • IBEX 35

    8.323,20
    -93,40 (-1,11%)
     
  • FTSE 100

    7.474,02
    -12,65 (-0,17%)
     

Transformación real: Perdí 16 kilos con ejercicios de fuerza y una dieta de macros

Photo credit: MH US
Photo credit: MH US

Darren Johnson, que vive en Londres y trabaja en la banca de inversión, ganó peso durante la pandemia, y una lesión de fútbol agravó el problema. Para volver a tener un peso saludable y reducir la tensión en la zona lumbar, decidió que necesitaba un poco de ayuda. A continuación, explica a Men's Health cómo lo hizo.

Durante la pandemia, vi que mi peso aumentaba y, a pesar de la dieta y el ejercicio, no conseguía controlarlo. Más tarde, me rompí un ligamento jugando al fútbol, lo que me impidió ser tan activo, y pronto vi que mi peso alcanzaba los 100 kg. Sólo había llegado a esa cifra una vez, cuando sufrí un prolapso discal en la zona lumbar, que me provocó un fuerte dolor de espalda. Y luego estaba la fase final de la Eurocopa, cuando me puse mi nueva camiseta de Inglaterra, de talla media, que históricamente me quedaría bien, y descubrí que me quedaba tan ajustada que era difícil distinguirla de una de esas camisetas pintadas en el cuerpo.

Así que mis objetivos eran dos. En primer lugar, quería perder peso y, sobre todo, ayudar a reducir la tensión en mi espalda. En segundo lugar, quería tonificar y conseguir el tipo de resultados físicos que no había podido lograr antes, como ver si era posible conseguir unos pectorales. Además, quería aprender más sobre nutrición, qué comer y los mejores suplementos para apoyar el entrenamiento físico. Y por último, para mí el santo grial era ver si podía aprender a mantener los resultados sin vivir como un monje.

Me apunté a una transformación en el gimnasio Ultimate Performance de la ciudad de Londres y me puse a trabajar. El dolor de la ciática era bastante fuerte: tardaba 10 minutos en levantarme de la cama y muchas actividades cotidianas, como ponerme los calcetines o entrar en el coche, eran increíblemente dolorosas. El dolor de espalda también puede ser muy agotador desde el punto de vista mental, ya que incluso dormir puede ser doloroso, por lo que no hay tregua. Ese es el estado en el que me encontraba cuando empecé, y algo que mi entrenador tuvo en cuenta a medida que avanzábamos.

En mis dos primeras semanas, perdí 6 kg, aunque tuve un espasmo en la espalda al principio de mi programa, lo que significó que tuve que descansar de las pesas durante una semana. Mi entrenador, Reece, revisó rápidamente mis planes para que pudiera seguir progresando, incluido el cumplimiento de mi plan de nutrición.

No creía que mi dieta antes del programa fuera tan mala, a pesar de mi amor por la pizza. Sobre todo, mis ojos eran más grandes que mi estómago. Aprendí mucho trabajando con el programa, y Reece realmente me dio una gran base para entender la nutrición, desde los fundamentos de los macros, a la orientación sobre los suplementos, a la explicación de las realidades de la preparación de alimentos. El seguimiento de los alimentos y el saber lo que estaba poniendo en mi cuerpo me ayudó a llevar las cosas al siguiente nivel, y me mantuvo responsable cuando podría haber querido desviarme.

Si no tienes tiempo o ganas de cocinar tu propia comida -sí, como yo-, merece la pena que una empresa de preparación de alimentos para fitness lo haga por ti. Yo no lo habría logrado sin poder personalizar mis macros y sin que alguien hiciera el trabajo por mí. Esto es algo que debes tener en cuenta cuando evalúes el mejor y más realista enfoque de nutrición y dieta para tus necesidades.

No había hecho un programa como éste antes, así que también me entusiasmó aprender mucho sobre cómo entrenar. La técnica correcta es muy importante; rápidamente aprendí que tenía una mala forma en muchos ejercicios, lo que significaba que era menos eficiente y más probable que me lesionara. Eso me abrió los ojos. Me metí en una rutina consistente de trabajo en el gimnasio dos o tres veces a la semana, junto con el cardio diario.

Incluso si sólo caminaba, eso me ayudaba a evitar un exceso de calorías y a mantenerme en movimiento. Y tener un entrenador llevó mis sesiones a un nivel de intensidad que nunca había tenido antes: trabajar con Reece fue probablemente un 50 por ciento más intenso que cualquier cosa que hiciera por mi cuenta, y estoy seguro de que fue una parte importante que me ayudó a lograr los resultados que obtuve en el plazo previsto. Todavía estoy trabajando en mantener ese nivel de motivación por mi cuenta.

En general, trabajando con Reece y UP, perdí 16 kg (35 libras) y bajé 5 pulgadas de mi cintura. Mi porcentaje de grasa corporal pasó del 26% al 11%. Salí de allí sintiéndome más fuerte, más en forma y más delgado que nunca. Por poner un ejemplo: cuando empecé podía hacer tres o cuatro flexiones, mientras que ahora puedo hacer cuatro series de 10.

Mirando hacia atrás, veo lo bien que ha funcionado este programa para alguien como yo, que llegó con ganas de conocimiento, motivación y responsabilidad. Cualquiera que quiera esa estructura se beneficiará realmente de un programa. Y si no estás seguro de que sea adecuado para ti, si te parece demasiado "macho" o demasiado exigente, creo que ver todos los diferentes tipos de personas que han hecho el trabajo debería demostrar que realmente cualquiera puede hacerlo.