Mercados españoles abiertos en 5 hrs 21 min
  • S&P 500

    4.567,00
    -88,27 (-1,90%)
     
  • Nasdaq

    15.537,69
    -245,14 (-1,55%)
     
  • NIKKEI 225

    28.063,39
    +241,63 (+0,87%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1322
    -0,0017 (-0,15%)
     
  • Petróleo Brent

    70,22
    -0,35 (-0,50%)
     
  • BTC-EUR

    50.407,70
    -688,90 (-1,35%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.464,81
    +22,03 (+1,53%)
     
  • Oro

    1.780,00
    +3,50 (+0,20%)
     
  • HANG SENG

    23.763,56
    +288,30 (+1,23%)
     
  • Petróleo WTI

    67,56
    +1,38 (+2,09%)
     
  • EUR/GBP

    0,8510
    -0,0011 (-0,13%)
     
  • Plata

    22,81
    -0,01 (-0,04%)
     
  • IBEX 35

    8.305,10
    -150,10 (-1,78%)
     
  • FTSE 100

    7.059,45
    -50,50 (-0,71%)
     

Tiffany intenta seducir al público joven y le sale el tiro por la culata

·2 min de lectura
Imagen de la campaña
Imagen de la campaña

Hay productos y marcas que acaban por quedar encasillados en determinado tipo de público y no es extraño que las empresas traten de conquistar otros targets para expandir su volumen de negocio.

Existen diversas estrategias para atraer a un sector determinado, pero hay que tener cuidado para que en el proceso no se pierda de vista al cliente asentado. Un cuidado que la emblemática joyería Tiffany no ha tenido en su última campaña, que estaba destinada a conquistar a los jóvenes y lo que ha conseguido es ofender a sus clientes de toda la vida.

Cuando uno piensa en Tiffany le vienen a la mente diamantes, Audrey Hepburn, enlaces matrimoniales, elegancia clásica. Estos son los valores que han mantenido a la marca en el podio del mundo de la joyería durante décadas.

Sin embargo, la compañía está viendo la necesidad de modernizar su imagen para asegurarse el relevo generacional y, con este objetivo en mente, ha lanzado una campaña que ha resultado ser un auténtico fiasco.

Vía Tiffany&Co
Vía Tiffany&Co

En su afán por llamar la atención del mercado juvenil, Tiffany ha lanzado una serie de carteles protagonizados por modelos jóvenes y con el eslogan Not your mother’s Tiffany ("no es el Tiffany de tu madre"). Además, la compañía ha subido un vídeo a Instagram con un desconcertante texto: "Tu madre ha llamado. Ha dicho “te lo dije".

Un mensaje que no ha llegado

El objetivo era simplemente dar a entender que se están realizando diseños novedosos y modernos, pero el enfoque elegido para la campaña ha sido desastroso

La respuesta en las redes ha sido mayoritariamente negativa y, para colmo, ha ofendido a la base de clientes más grande de la marca: las madres y mujeres de mediana edad. Numerosas usuarias han criticado la campaña en las redes, afirmando sentirse despreciadas por la marca, y varias jóvenes han salido a defender a sus madres de lo que han considerado un ataque gratuito.

A pesar del tópico de que los jóvenes se rebelan contra los padres, lo cierto es que el enfoque del enfrentamiento generacional es una apuesta arriesgada. En la década de los 80 el fabricante de automóviles Oldsmobile realizó una campaña idéntica, con el eslogan “no es el coche de tu padre”, que también fue un estrepitoso fracaso. ¿Desconocían el caso o pensaron que esta vez iba a funcionar?

VIDEO | La receta para clavar las patatas del Foster’s Hollywood que está arrasando en TikTok

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente