Mercados españoles abiertos en 2 hrs 38 min
  • S&P 500

    4.026,12
    -1,14 (-0,03%)
     
  • Nasdaq

    11.226,36
    -58,94 (-0,52%)
     
  • NIKKEI 225

    28.143,27
    -139,76 (-0,49%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0359
    -0,0045 (-0,44%)
     
  • Petróleo Brent

    81,27
    -2,36 (-2,82%)
     
  • BTC-EUR

    15.638,90
    -468,15 (-2,91%)
     
  • CMC Crypto 200

    379,73
    -2,92 (-0,76%)
     
  • Oro

    1.751,30
    -2,70 (-0,15%)
     
  • HANG SENG

    17.179,30
    -394,28 (-2,24%)
     
  • Petróleo WTI

    74,01
    -2,27 (-2,98%)
     
  • EUR/GBP

    0,8587
    -0,0009 (-0,10%)
     
  • Plata

    21,27
    -0,16 (-0,72%)
     
  • IBEX 35

    8.416,60
    +28,50 (+0,34%)
     
  • FTSE 100

    7.486,67
    +20,07 (+0,27%)
     

TheSandman: 4 series para ver en streaming si te gustó la ficción de Netflix

Apenas Netflix estrenó The Sandman hizo mucho ruido. Basada en la reconocida novela gráfica del mismo nombre, The Sandman se mantuvo durante agosto entre las series más vistas no sólo en Argentina, sino en todo el mundo. Ahora la discusión pasa por si habrá o no una segunda temporada.

Mientras eso se resuelve, proponemos cuatro series de universos tan intrigantes y complejos como el creado por Neil Gaiman: Good Omens y American Gods en Amazon Prime Video, y Lucifer y The Witcher en Netflix.

Fantasía y humor en Good Omens, en Amazon Prime

Good Omens (2019) es una serie basada en la novela fantástica Buenos Presagios (1990) de Terry Pratchett y Neil Gaiman. Gaiman no sólo es autor del libro, sino también escritor de la serie.

La historia cuenta el vínculo entre el demonio Crowley (Terry Pratchett) y el ángel Azirafel (Michael Sheen), los representantes del Cielo y el Infierno en la Tierra. Acostumbrados a la vida entre humanos, unen fuerzas para evitar la llegada del Anticristo y, en consecuencia, el inicio del Apocalipsis.

Good Omens originalmentefue planteada como una miniserie de seis episodios
Good Omens originalmentefue planteada como una miniserie de seis episodios

Good Omens, originalmentefue planteada como una miniserie de seis episodios

Está ambientada en 2018 y tiene mucho humor. Si sos nuevo en el género y te gustan más las series dramáticas o de periodos históricos, vas a reconocer a John Hamn (Mad Men) como el Arcángel Gabriel, líder de las fuerzas del Cielo.

Originalmente fue planteada como una miniserie de seis episodios, pero este año terminó el rodaje de una segunda temporada, que aún espera su estreno. Al ser una coproducción entre Amazon Prime Video y BBC Studios, su renovación espera ser estrenada también en Amazon Prime Video.

American Gods, otra serie para ver en Amazon Prime

American Gods es otra serie basada en una novela de Neil Gaiman. En este caso, está desarrollada por Bryan Fuller (Hannibal) y Michael Green (Smallville), con Gaiman como uno de los productores ejecutivos.

Estrenada en 2017, el relato comienza cuando Shadow Moon (Ricky Whittle) es liberado luego de tres años de cárcel y conoce a Mr. Wednesday (Ian McShane), un misterioso hombre que le propone trabajo.

La serie American Gods tiene tres temporadas, con ocho o diez capítulos cada una

Juntos, viajan por Estados Unidos y se encuentran con viejos dioses de distintas mitologías y con otros nuevos que son parte de la cultura popular norteamericana. ¿Cuál es la relación entre estos dioses? Cada día más parecida a una guerra.

La serie tiene tres temporadas, con ocho o diez capítulos cada una. La primera recibió las mejores críticas. Es un mundo fantasioso, pero a la vez terrenal, al que vale la pena meterse. Está disponible en Amazon Prime Video.

Lucifer, el diablo que todes queremos, disponible en Netflix

De la lista, Lucifer (2016) es quizás la mejor serie para adentrarse en mundos fantásticos signados por el bien y el mal. El personaje principal está basado en la novela gráfica The Sandman.

Cuenta la historia de Lucifer Morningstar (Tom Ellis), un diablo que, cansado de sus deberes en el Infierno, abandona todo para mudarse a Los Ángeles. Allí, abre el club nocturno Lux y comienza a trabajar como consultor de la famosa Policía de Los Ángeles, la LAPD. En particular, se vincula con Chloe Decker (Lauren German), una detective de homicidios que parece inmune a sus encantos. Y eso que tiene muchos.

Lucifer, disponible en Netflix, es quizás la mejor serie para adentrarse en mundos fantásticos signados por el bien y el mal

En total, tiene seis temporadas y, al revés de lo que sucedió con American Gods, no recibió las mejores críticas durante sus primeros años en Fox. Es recién en la cuarta temporada que Netflix toma el proyecto y lo lleva a otros niveles. O a otras audiencias.

¿Un dato curioso? En The Sandman -la novela, no la producción de Netflix-, el Lucifer de Gaiman está inspirado en la figura de David Bowie. Como nada nunca es coincidencia, se puede escuchar la música de Bowie a lo largo de la serie.

The Witcher con Henry Cavill, también en Netflix

Quienes vieron Game of Thrones probablemente hayan incursionado en The Witcher, en Netflix. Esta serie es oscura, dramática y compleja en su narrativa. Está basada en Saga de Geralt de Rivia, una serie de cuentos y novelas escritos por el polaco Andrzej Sapkowski. Está protagonizada por Henry Cavill, Freya Allan y Anya Chalotra.

La serie transcurre en un mundo medieval y desarrolla tres historias de forma lineal: la del cazador de monstruos Geralt de Rivia (Cavill); la de la princesa Ciri (Allan), nieta de la reina Calanthe y unida por el destino al cazador; y la de Yennefer de Vengerberg (Chalotra), una hechicera y miembro de la Hermandad de los Hechiceros.

Quienes vieron Game of Thrones probablemente hayan incursionado en The Witcher, en Netflix

Lo complejo de The Witcher es que las tres historias no duran la misma cantidad de años. La evolución de los personajes es lineal, pero la extensión es completamente diferente una de otra. El truco es mirarla con este dato en mente.

Es entretenida, al drama se suman unas pinceladas de humor negro y, definitivamente, no es para mirar mientras se cocina.

Con oscuridad, intriga y buenas cuotas de humor, estas cuatro series son buenas representantes de la fantasía. Ponen el bien y el mal en la pantalla, atrapan con sus características visuales y, a diferencia de otros géneros, no son historias de las que nos olvidemos fácilmente.

Y, claro, son excelente compañía mientras llega la segunda temporada de The Sandman.