Terciado (Cepyme) ve "desalentadores" los datos y pide medidas para jóvenes y de apoyo a las empresas

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El presidente de Cepyme y vicepresidente de la CEOE, Jesús Terciado, ha calificado este jueves de "desalentadores y malos" los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre de 2012, que reflejan una pérdida de la ocupación de 363.000 personas respecto al trimestre anterior y una caída de los empresarios empleadores de casi 50.000 personas.

Terciado, en declaraciones a Europa Press, ha subrayado que ambos datos son "muy negativos" y reflejan, a su juicio, la actual situación económica de recesión y la debilidad del consumo.

El presidente de Cepyme ha recordado que la mala situación del empleo, que está afectando especialmente a los jóvenes, puede agravarse y llevar la tasa de paro incluso al 28% a lo largo de este año, aunque las previsiones apunten a cierta recuperación de la economía.

Ante este panorama, Terciado ha reclamado medidas para apoyar al mundo empresarial, entre ellas la reforma de las administraciones públicas, la agilización de la burocracia administrativa, la ley de Emprendedores, la ley de unidad de mercado, el impulso a la internacionalización y el fin de la reforma del sistema financiero para que pueda fluir el crédito.

Si estas medidas se adoptan con rapidez, ha añadido, se acelerará la recuperación económica y del empleo.

FLEXIBILIDAD EN LOS CONTRATOS PARA JÓVENES, NO BONIFICACIONES.

Precisamente, para intentar impulsar el empleo, en este caso el empleo joven, el Gobierno y los agentes sociales están trabajando en un plan de choque, aunque de momento estas conversaciones se hallan en una fase muy preliminar.

Preguntado al respecto, Terciado ha indicado que Gobierno, empresarios y sindicatos tienen que sentarse "en serio" para tratar de sacar adelante este tema lo más rápido posible dada la gravedad de la situación del empleo juvenil.

El presidente de Cepyme ha indicado que, en esta materia, los empresarios quieren flexibilidad en los contratos (de formación, en prácticas, a tiempo parcial) porque, de lo contrario, las empresas no contratarán trabajadores si sus expectativas son desfavorables.

"No hacen falta subvenciones ni bonificaciones a la contratación, sino flexibilidad", ha insistido el dirigente empresarial.