Mercados españoles abiertos en 3 hrs 59 min

¿Quién debe temerle a Podemos en España? ¿Quién puede relajarse?

Charles Penty, Jeannette Neumann, Macarena Munoz Montijano y Charlie Devereux

Podemos nació a partir de rabia contra la austeridad cuando un Gobierno anterior vertió dinero de rescate en el sistema bancario.

Ahora el partido está a punto de ganar poder como parte de una coalición en España, lo que genera preocupación en los inversionistas.

Las acciones españolas cayeron el martes y miércoles después de que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, firmó un acuerdo con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, un socialista. Los dos hombres se comprometieron a formar un Gobierno de “coalición progresista”.

Si logran encontrar los votos adicionales que aún necesitan para asumir el poder, el acuerdo entre PSOE y Podemos tal vez sería la primera mayoría adecuada en España desde 2015. Como partido más grande, PSOE tendría la ventaja, pero Iglesias también tendría la oportunidad de poner en práctica algunas de sus políticas.

A continuación un resumen de las reformas estructurales que Podemos tiene en mente para España:

Proteger a los trabajadores

Podemos quiere retrotraer los cambios introducidos durante la crisis para flexibilizar el mercado laboral español. Además de encarecer el despido de trabajadores, también fortalecería acuerdos nacionales de negociación colectiva con sindicatos.

Las señales indican que PSOE podría estar de acuerdo con algunas de estas medidas cuando afinen detalles del acuerdo de coalición y cualquier retroceso podría ser malas noticias para todo intento de una mayor reducción de la tasa de desempleo que está en 14%. Otras propuestas incluyen un ingreso básico universal, otro aumento en el salario mínimo y pensiones más altas vinculadas a la inflación.

¿Quién paga la deuda?

Iglesias, quien sería nombrado vicepresidente, está de acuerdo con PSOE en que España necesita reducir su deuda, que es casi 100% de la producción económica. Pero difieren enormemente en cómo hacerlo.

PSOE aboga por reducir los déficits anuales y otros ajustes fiscales. Podemos quiere que el Banco Central Europeo apoye con la cancelación de parte de la deuda del Gobierno español, la cual resulta de su programa de expansión cuantitativa.

Pero esa idea permanecerá más allá del mandato del vicepresidente de España, independientemente de lo que negocien las partes en las próximas semanas.

Gravámenes para bancos

Podemos quiere que los prestamistas paguen más impuestos corporativos que otras compañías e imponer un cargo a las transacciones para recuperar los 60.000 millones de euros (US$66.000 millones) de ayuda estatal utilizada para rescatar a cajas de ahorro en quiebra durante la crisis financiera.

El partido también quiere evitar que el Gobierno venda su participación mayoritaria en Bankia, un prestamista rescatado en 2012 en el apogeo de la crisis. Su programa electoral exige el relevo del presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, y una nueva presidencia que “sí sea capaz de entender el rol que debe desempeñar la banca pública en la mejora del país”.

Los inversionistas consideran que Goirigolzarri es fundamental para las perspectivas del banco. Las acciones han caído7,8% desde el lunes.

Alerta terratenientes

Podemos quiere acabar con los fideicomisos de inversión en finca raíz que, según dice, fomentan la evasión y especulación fiscal. El grupo también propone un censo de viviendas vacías propiedad de fondos de inversión y empresas y quiere intervenir en el mercado inmobiliario para detener los llamados aumentos abusivos de alquileres.

Si Iglesias pudiera tomar decisiones, ninguna familia gastaría más de 30% de sus ingresos en alquiler, los inquilinos tendrían contratos indefinidos y los alquileres turísticos estarían estrictamente controlados. Todo esto preocupa a inversionistas que acumularon propiedades durante el colapso financiero. Tan solo Blackstone Group ha vertido 23.000 millones de euros en el mercado inmobiliario español.

Poder para el pueblo

Iglesias quiere una compañía de energía pública para bajar el precio de la electricidad. Aunque no se le otorgue, Alantra Equities divisa un impacto negativo en los servicios públicos españoles porque es probable que la coalición impulse la energía renovable y podría verse tentada a reducir el precio pagado por actividades reguladas como la transmisión de energía para reducir las tarifas.

Podemos dice que el mercado eléctrico de España está dominado por “un oligopolio privado”. Pero esto no va tan lejos como Jeremy Corbyn en el Reino Unido. El líder laborista se compromete a renacionalizar la red eléctrica de Gran Bretaña si gana las elecciones el próximo mes.

El dinero de los ricos

Podemos se ha comprometido a revisar la estructura de los vehículos de inversión que permiten a españoles ricos pagar menos impuestos.

Si estos vehículos, conocidos como Sicavs, desaparecieran, bancos extranjeros como Crédit Suisse Group AG o UBS Group AG se verían afectados, ya que tienen equipos dedicados a Sicav en España. Banco Santander SA tiene el negocio más grande de Sicav con 5.200 millones de euros bajo gestión, según datos de junio de la asociación española de fondos Inverco.

¿Uber?

Iglesias no es fanático de la economía informal y quiere proteger a los taxistas de aquellos servicios de transporte compartido como Uber. Una propuesta de Podemos requeriría que clientes de Uber reserven al menos con dos horas de anterioridad.