Mercados españoles cerrados
  • S&P 500

    4.005,82
    -65,88 (-1,62%)
     
  • Nasdaq

    11.266,27
    -195,23 (-1,70%)
     
  • NIKKEI 225

    27.820,40
    +42,50 (+0,15%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0505
    -0,0025 (-0,24%)
     
  • Petróleo Brent

    83,62
    -1,95 (-2,28%)
     
  • BTC-EUR

    16.270,66
    -137,39 (-0,84%)
     
  • CMC Crypto 200

    403,83
    -7,39 (-1,80%)
     
  • Oro

    1.781,40
    -28,20 (-1,56%)
     
  • HANG SENG

    19.518,29
    +842,94 (+4,51%)
     
  • Petróleo WTI

    77,95
    -2,03 (-2,54%)
     
  • EUR/GBP

    0,8615
    +0,0042 (+0,49%)
     
  • Plata

    22,42
    -0,83 (-3,55%)
     
  • IBEX 35

    8.370,10
    -12,50 (-0,15%)
     
  • FTSE 100

    7.567,54
    +11,31 (+0,15%)
     

Inventan unos tatuajes sin dolor, que no provocan sangre y que encima puedes ponértelos tú mismo

Los tatuajes tienen dos grandes problemas. El primero, que no se pueden borrar fácilmente; el segundo, que hacerse uno no es fácil, ya que hay que ir a un tatuador, pagar una considerable suma de dinero y supone estar dispuesto a sufrir dolor y a ver sangre en nuestra piel. Pues bien, el primer problema tiene difícil solución, a pesar de que hay sistemas láser que lo hacen, pero el segundo acaba de ser resuelto gracias a un fabuloso invento: los tatuajes indoloros que nos podemos hacer nosotros mismos en casa.

El tatuaje pasó de ser una subcultura a una cultura pop en las últimas décadas. Los artistas del tatuaje utilizan una aguja mecanizada para perforar la piel e inyectar tinta en la dermis o segunda capa de la piel, lo cual no sólo es doloroso, sino que requiere mucho tiempo.

Inventan unos tatuajes sin dolor, que no provocan sangre y que encima puedes ponértelos tú mismo (Getty Creative)
Inventan unos tatuajes sin dolor, que no provocan sangre y que encima puedes ponértelos tú mismo (Getty Creative)

Ahora, investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia han desarrollado un parche para tatuajes indoloro y que no provoca sangrado y que encima es lo suficientemente sencillo como para que la gente se lo pegue a sí misma.

El parche consta de microagujas más pequeñas que un grano de arena y están hechas de tinta de tatuaje envuelta en una matriz disoluble. El parche de tatuaje con microagujas puede tener aplicaciones que van desde las alertas médicas hasta el seguimiento de animales castrados, pasando por la cosmética o la pura estética.

¿Por qué sangramos al hacernos un tatuaje? Los artistas del tatuaje utilizan agujas hipodérmicas para inyectar tinta en la capa más profunda de la piel. Esto puede dañar la piel y hacer que se formen coágulos de sangre, lo que genera hematomas. Para evitar infecciones, la persona debe cuidar la zona una vez terminado el tatuaje.

Sin embargo, este problema desaparece con el nuevo parche para tatuajes tiene diminutas microagujas que penetran en la superficie de la piel. "Hemos miniaturizado la aguja para que sea indolora, pero siga depositando eficazmente la tinta del tatuaje en la piel. Mientras que algunas personas están dispuestas a aceptar el dolor y el tiempo que requiere un tatuaje, pensamos que otras podrían preferir un tatuaje que simplemente se presione sobre la piel y no duela", dijo Mark Prausnitz, investigador principal del trabajo.

Cómo se ha creado el parche de tatuaje

Para crear el parche, los investigadores partieron de un molde en el que las microagujas están dispuestas en un patrón específico. Cada microaguja actúa como un píxel para crear una imagen de tatuaje con cualquier forma o diseño. A continuación, las microagujas se rellenan con tinta para tatuajes y se les añade un soporte de parche para facilitar su manipulación. El parche resultante puede aplicarse sobre la piel. Las microagujas penetran en la superficie de la piel, se disuelven y liberan la tinta del tatuaje en pocos minutos.

En las microagujas se pueden incorporar tintas de varios colores, incluida la tinta negra que sólo se puede ver cuando se ilumina con luz ultravioleta. Estas microagujas están diseñadas para perturbar sólo las capas más superficiales de la piel para evitar las terminaciones nerviosas y los vasos sanguíneos, lo que las hace indoloras y más seguras que las agujas hipodérmicas.

El estudio demostró que los tatuajes podrían durar al menos un año y es probable que sean permanentes, lo que los convierte en opciones cosméticas viables para las personas sin el riesgo de infección o el dolor asociado a los tatuajes tradicionales.

"Esto podría ser una forma no sólo de hacer más accesibles los tatuajes médicos, sino también de crear nuevas oportunidades para los tatuajes cosméticos debido a la facilidad de administración", dijo Mark Prausnitz.

Los parches para tatuajes pueden utilizarse como dispositivos de alerta médica y están diseñados pensando en la privacidad. Los parches son sensibles a la luz o a la temperatura, de modo que el tatuaje sólo aparece bajo luz ultravioleta o a altas temperaturas. Esto proporciona a los pacientes privacidad, revelando sus tatuajes sólo cuando lo desean. Las microagujas también pueden rellenarse con tintas temporales para fines médicos a corto plazo.

Además, los parches para tatuajes podrían utilizarse para cubrir quemaduras y cicatrices. Esto podría ayudar a mejorar la apariencia de un paciente y restaurar su autoestima después de una experiencia traumática

Más noticias que te pueden interesar: