Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    9.225,60
    -4,10 (-0,04%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.257,98
    +16,86 (+0,40%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0798
    -0,0113 (-1,04%)
     
  • Petróleo Brent

    79,76
    -2,41 (-2,93%)
     
  • Oro

    1.877,70
    -53,10 (-2,75%)
     
  • BTC-EUR

    21.664,54
    -135,35 (-0,62%)
     
  • CMC Crypto 200

    535,42
    -1,43 (-0,27%)
     
  • DAX

    15.476,43
    -32,76 (-0,21%)
     
  • FTSE 100

    7.901,80
    +81,64 (+1,04%)
     
  • S&P 500

    4.136,48
    -43,28 (-1,04%)
     
  • Dow Jones

    33.926,01
    -127,93 (-0,38%)
     
  • Nasdaq

    12.006,96
    -193,86 (-1,59%)
     
  • Petróleo WTI

    73,23
    -2,65 (-3,49%)
     
  • EUR/GBP

    0,8954
    +0,0038 (+0,43%)
     
  • Plata

    22,40
    -1,22 (-5,17%)
     
  • NIKKEI 225

    27.509,46
    +107,41 (+0,39%)
     

Summers advierte de crisis si se elevan las metas de inflación

(Bloomberg) -- Tener mano blanda con la inflación hundirá a las economías en las profundidades de la recesión de la década de 1970 y tendrá un “efecto adverso en los trabajadores de todo el mundo”, advirtió Larry Summers, exsecretario del Tesoro de Estados Unidos.

El comentario es una respuesta a las sugerencias de economistas —entre ellos Olivier Blanchard, execonomista jefe del Fondo Monetario Internacional— quienes han sugerido elevar las metas de inflación del 2% al 3% para evitar recesiones.

“Suponer que algún tipo de aumento a la meta de inflación será una salvación sería un error costoso, en última instancia, tendría un efecto adverso como lo hizo de manera espectacular durante la década de 1970”, dijo Summers, profesor de economía en Harvard y un colaborador de Bloomberg TV, a un panel en la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos, Suiza.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ha dejado en claro en repetidas ocasiones que Estados Unidos no tiene planes de cambiar su objetivo de inflación del 2%.

La inflación alcanzó un máximo de dos dígitos en gran parte del mundo industrializado, pero se espera que caiga rápidamente este año debido a la baja de los precios de la energía y productos básicos. Sin embargo, la inflación subyacente seguirá siendo elevada ya que el comportamiento de los salarios y la fijación de precios de las empresas ha cambiado fundamentalmente, dijo en el mismo panel el presidente del Banco Nacional Suizo, Thomas Jordan.

“Será mucho más difícil llevar la inflación del 4% al 2%”, dijo. “Veremos si eso viene con una recesión o no. Las empresas ya no dudan en aumentar sus precios. Eso es diferente respecto de hace dos o tres años y es una señal de que no es tan fácil llevar la inflación al 2%”.

“También vemos un cambio en el comportamiento con respecto a los salarios. Si se observa la formación de salarios, esto es muy retrospectivo. Básicamente, tomamos la inflación del año pasado y la usamos para establecer salarios futuros. Una vez que la inflación es alta, la presión de los salarios está aquí”.

Summers advirtió que “sería un grave error que los bancos centrales revisaran al alza su objetivo de inflación en este momento. Habiendo fracasado en alcanzar el objetivo del 2% y habiendo vuelto a enfatizar repetidamente el compromiso del 2%, abandonar el objetivo supondría un daño muy importante a la credibilidad. Si puede ajustarse una vez, puede ajustarse de nuevo”.

“La suposición no es ‘podemos tener más inflación sin recesión, sino que debiera ser ‘si no logramos lidiar con la inflación, es probable que tengamos una recesión más severa en algún momento’”.

Los jefes de los bancos centrales en el panel coincidieron en que aún se necesita una política monetaria más restrictiva para reducir la inflación, que aún se acerca al 10% en EE.UU., la eurozona y el Reino Unido.

Summers también criticó la operación de flexibilización cuantitativa de los banqueros centrales durante la pandemia, que dijo que ha aumentado la carga para los contribuyentes. Durante dicha flexibilización, los bancos centrales estaban intercambiando deuda a largo plazo por deuda a muy corto plazo al igual que “todos los tesoreros corporativos del mundo estaban gestionando su deuda” para aprovechar las bajas tasas de interés.

La Fed ahora tiene una pérdida de valor de mercado en su balance de alrededor de US$800.000 millones, dijo.

“En retrospectiva, creo que eso fue muy problemático”, dijo Summers. “Además de pensar en los aspectos estimulantes de la flexibilización cuantitativa, debemos centrarnos en los aspectos de vencimiento de la deuda del balance general de la flexibilización cuantitativa”.

Nota Original:Summers Warns of 1970s Crisis If Central Banks Relent on Rates

More stories like this are available on bloomberg.com

©2023 Bloomberg L.P.