Mercados españoles abiertos en 5 hrs 25 min
  • S&P 500

    3.678,43
    +92,81 (+2,59%)
     
  • Nasdaq

    10.815,43
    +239,82 (+2,27%)
     
  • NIKKEI 225

    26.867,20
    +651,41 (+2,48%)
     
  • Dólar/Euro

    0,9828
    +0,0001 (+0,01%)
     
  • Petróleo Brent

    87,97
    +0,06 (+0,07%)
     
  • BTC-EUR

    19.900,68
    +207,61 (+1,05%)
     
  • CMC Crypto 200

    444,72
    +9,37 (+2,15%)
     
  • Oro

    1.705,60
    +3,60 (+0,21%)
     
  • HANG SENG

    17.079,51
    -143,32 (-0,83%)
     
  • Petróleo WTI

    83,95
    +0,32 (+0,38%)
     
  • EUR/GBP

    0,8678
    -0,0001 (-0,01%)
     
  • Plata

    20,70
    +0,12 (+0,56%)
     
  • IBEX 35

    7.462,00
    +95,20 (+1,29%)
     
  • FTSE 100

    6.908,76
    +14,95 (+0,22%)
     

'El Sultán': Un parto complicado

·2 min de lectura

La llegada de la princesa Isabella a palacio supuso un auténtico revuelo en El Sultán. Lo cierto es que el Sultán quedó maravillado con la belleza de la joven, pero también con su inteligencia, con su carácter y, sobre todo, con el hecho de que fuera la prometida del archiduque Federico de Austria. Creía que tener a la atractiva joven bajo su poder podía darle una gran ventaja política en su intento de atacar otros reinos y países.

Lo que Solimán no esperaba era la negativa de Isabella de entrar a formar parte del harén de esclavas de su palacio. La joven no accedió a estar con el monarca y mucho menos a intimar con él. Estaba segura de que su futuro esposo pagaría el precio que el Sultán estimase oportuno para que fuera liberada y pensó esperar el tiempo que fuera necesario.

Por otro lado, Hürrem estaba decidida a acabar con la vida de Ibrahim Pasha, aunque esto destrozase el corazón de Hatice. La mujer recurrió a una especie de brujo y le encargó un veneno que matase, poco a poco, y sin dejar rastro al Gran Visir. Mientras se maquinaba está conspiración en contra de la mano derecha del Sultán, Hatice se puso de parto.

Federico inició un plan para rescatar a Isabella

El alumbramiento fue complicado y el niño, al nacer, no respiraba. Todos se miraron, creyendo que el niño había muerto. Sin embargo, Hürrem comenzó a reanimarle y el recién nacido empezó a llorar. Su corazón le había impedido dejar morir al hijo de su gran enemigo. Ibrahim le dio las gracias por haberle salvado al vida a su primogénito.

Por otro lado, la princesa Isabella trató de huir a caballo del palacio, pero tuvo un accidente en sus alrededor y terminó cayendo del animal. Al tratar de levantarse, se dio cuenta de que se dañó la muñeca. Solimán, que pasaba por el lugar, auxilió a la joven e, incluso, la llevó de regreso a su alcoba. A su vez, Federico ya se había enterado del secuestro de su amada y pensaba mover cielo y tierra para rescatarla.