Mercados españoles abiertos en 6 hrs 58 min

Dónde invierte y no invierte su dinero Stephen Curry y por qué

Los deportistas profesionales se han convertido en poderosos portavoces del cannabidiol, o CBD, que procede directamente de la planta de cáñamo y no produce efectos psicoactivos.

Golfer Bubba Watson firmó un acuerdo de patrocinio con cbdMD (YCBD). El campeón de boxeo Mike Tyson lanzó su propia línea de cannabis. El exjugador de la NBA Lamar Odom afirma que el CBD es una “droga milagrosa”.

Pero Stephen Curry, quien anunció formalmente su inversión en SC30 durante el TechCrunch Disrupt celebrado la semana pasada, no se está alineando con el CBD en absoluto. La inversión de estrella de los Golden State Warrior se centra en ciclos de serie A a C, ambos con un enfoque tanto en el consumidor como en el cliente. Bryant Barr, compañero de convivencia y excompañero de equipo en el Davidson College, es el presidente. En 2015, Barr, Magíster en Administración de Empresas por Stanford, cofundó junto a Curry Slyce, la ahora desaparecida plataforma de marketing.

Ambos han respaldado a Guild Education, organización que ayuda a las empresas para que permitan a sus empleados acceder al reembolso de matrícula, a programas en línea y grados. También invirtieron en SnapTravel, una plataforma de reservas de hoteles mediante mensajes, así como la última versión de Palm, el autoproclamado “mejor teléfono pequeño para deportistas”.

Las inversiones de Curry una ‘decisión de la marca’

Si bien Barr y Curry están abiertos a explorar una amplia variedad de sectores, se mantienen alejados de ciertas categorías importantes, como el CBD y las apuestas.

“Con el CBD, para mí es más una decisión de la marca”, dijo Barr a Yahoo Finance la semana pasada. “Ese es Stephen. Para él, lo primero es la familia. Tiene tres hijos y no es lo que queremos fabricar en una marca. Es por eso que mientras él esté activo como deportista, también evitaremos las apuestas. Las apuestas son otra cosa de la que estaremos alejados, en tanto marca. No ayudan de ningún modo… pero creo que los juegos de azar son súper interesantes”.

SC30 también está evitando apostar en el espacio médico.

Stephen Curry, el jugador más valioso de los Golden Gate Warriors, presenta SC30 Inc. durante el foro TechCrunch Disrupt celebrado en San Francisco, California, Estados Unidos, el 2 de octubre de 2019 (REUTERS / Kate Munsch).

“Con las ciencias naturales, no tenemos la habilidad adecuada para las diligencias debidas, o no tenemos la red que realmente necesitamos para indagar y comprenderlo. ¿Vamos a apostar realmente por algo que no podemos entender? Cualquier cosa desde una perspectiva médica o médico-tecnológica, es cara. Estás invirtiendo en eso. Es un capital súper intensivo”, dijo Barr.

No se van a subir al tren de las blockchain (cadenas de bloques, en español) en el corto plazo. “Me encanta la teoría de las blockchains y creo que el mundo llegará ahí en algún momento. No he visto nada parecido, eso parece funcional ahora. Y creo concretamente que cuando piensas en el blockchain desde la perspectiva del consumidor, tienes que lograr que el comprador o el consumidor entiendan qué es lo que están comprando. Y tampoco he visto a nadie que haya podido explicarlo con una versión para los no iniciados en materia. Así que es como si comprendiera por qué es mejor, genial, hay un fútbol de fantasía en las blockchains. Entonces, puedo optar por Yahoo. Y solo hay que poner 20 dólares, es súper fácil. ¿Por qué lo haría? ¿Por qué haría algo diferente?”, planteó Barr.

Curry añadió que solo respalda las ideas en las que cree y que entiende, al tiempo que señaló que han pasado a una fase de alto crecimiento en la empresa.

Al describir las diferencias que tienen él y Barr en cuanto a las inversiones, señaló: “Probablemente tiene que ver con nuestras pasiones, al punto de vista de nuestra personalidad o a qué es lo que verdaderamente nos interesa. No vas a coincidir al 100 % en las cosas que no te apasionan, pero hay una razón detrás de eso. Y eso es lo único en lo que, dice: ‘Encontré a otra empresa que es realmente solo software, una empresa que ofrece software como servicio’”.

Algunas de sus apuestas

Hasta ahora, Barr y Curry reflexionaron sobre algunas oportunidades de negocio en empresas lanzadas recientemente que tuvieron salidas exitosas: pudieron invertir en Zoom (ZM) y Pagerduty (PD) en el mercado privado, pero no parecen estar perdiendo el sueño por eso.

“Mirando en retrospectiva, hubiera sido genial, pero mirar en retrospectiva es una mierda. Sí, hubiéramos ganado dinero con eso, probablemente habríamos hecho cuatro o cinco inversiones en ese momento. Y la charla que tuvimos fue: ‘Oye, habrá oportunidades en todo el espectro para ganar dinero”. Pero como somos nuevos, queremos ganar experiencia. Nos estamos formando en el camino. Nos irá mejor si llegamos a ello con buenos enfoques en lugar de extendernos con poca consistencia”, dijo Barr.

“También tuvimos una oportunidad de invertir en Lyft (LYFT)”, dijo Barr. “Y estoy realmente agradecido de haber pasado, pero hemos optado por un enfoque muy selectivo y centrado en la fase en la que se encuentra la empresa. Y por eso, aunque ganáramos dinero con ello, no es necesariamente el objetivo. Estamos invirtiendo desde una perspectiva a largo plazo, por lo que seguramente no lo recogeremos en formas de ganancias rápidas en tres o seis meses”.

La mentalidad a largo plazo de Curry se aplica a su rendimiento dentro y fuera de la pista. Espera jugar otras seis temporadas en la NBA, pero ya está elaborando su relato más allá del baloncesto.

Melody Hahm