Mercados españoles cerrados
  • IBEX 35

    7.366,80
    +66,70 (+0,91%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.318,20
    +39,16 (+1,19%)
     
  • Dólar/Euro

    0,9801
    -0,0018 (-0,19%)
     
  • Petróleo Brent

    87,97
    -0,52 (-0,59%)
     
  • Oro

    1.668,30
    -0,30 (-0,02%)
     
  • BTC-EUR

    19.508,43
    -367,38 (-1,85%)
     
  • CMC Crypto 200

    443,49
    +0,06 (+0,01%)
     
  • DAX

    12.114,36
    +138,81 (+1,16%)
     
  • FTSE 100

    6.893,81
    +12,22 (+0,18%)
     
  • S&P 500

    3.585,62
    -54,85 (-1,51%)
     
  • Dow Jones

    28.725,51
    -500,10 (-1,71%)
     
  • Nasdaq

    10.575,62
    -161,89 (-1,51%)
     
  • Petróleo WTI

    79,74
    -1,49 (-1,83%)
     
  • EUR/GBP

    0,8782
    -0,0040 (-0,45%)
     
  • Plata

    19,01
    +0,30 (+1,62%)
     
  • NIKKEI 225

    25.937,21
    -484,84 (-1,83%)
     

El proyecto más deseado por Elon Musk podría estar camino de la quiebra y sus trabajadores ya lo saben

·3 min de lectura

Justo antes de comenzar el pasado fin de semana los empleados de SpaceX se encontraron con un correo en su bandeja de entrada enviado por su jefe, Elon Musk, con un contenido cuanto menos preocupante. En él hablaba de “crisis”, de “riesgo real de quiebra” y de que quien pudiese trabajase incluso ese fin de semana para avanzar en los trabajos de producción de motores Raptor, que no van tan bien como debería, como ha recogido The Verge.

Elon Musk está muy preocupado por cómo avanza la producción de su motor Raptor y ha mandado un mail a sus empleados para avisarles de los riesgos que corren. (Foto: Getty Images)
Elon Musk está muy preocupado por cómo avanza la producción de su motor Raptor y ha mandado un mail a sus empleados para avisarles de los riesgos que corren. (Foto: Getty Images)

El correo en cuestión fue enviado por Musk el mismo Black Friday y en el detallaba los supuestos riesgos a los que hace frente la empresa si no avanzan con una producción que parece habérseles puesto cuesta arriba. La puesta en marcha de este motor resulta capital para el lanzamiento del cohete Starship el próximo año, con el pretenden enviar a la gente al espacio.

El Raptor, explican en The Verge, es un motor de metano diseñado por SpaceX con el que Starship se impulsará para lanzar los viajes al espacio profundo. Además, la compañía consiguió un contrato con la NASA el pasado mes de abril por valor de 2,9 millones de dólares por el cual se ha comprometido a desarrollar Starship también como un módulo de aterrizaje lunar. La idea es usar ese diseño para el regreso del hombre a la Luna previsto para 2025.

Actualmente los trabajos están enfocados en la producción de Starship en Boca Chica, Texas, pero la puesta en órbita no ha llegado aún. Su intención es llevar a cabo el primer lanzamiento de Starship entre enero y febrero del próximo año. Es decir, en dos o tres meses. Pero para eso deben darse prisa y avanzar a marchas forzadas, según se desprende de texto de Musk a sus empleados, en el que les comunica que “la crisis de producción de Raptor es mucho peor de lo que parecía hace unas semanas”.

Se refiere a cuando dos vicepresidentes de la compañía, uno de ellos trabajaba en el desarrollo del motor Raptor, abandonaron SpaceX. De su salida hablar brevemente también. “A medida que profundizamos en los problemas posteriores a la salida de la alta gerencia anterior, lamentablemente han resultado ser mucho más graves de lo que se informó. No hay forma de endulzar esto”, sentencia.

Informa a sus empleados de que, pese a que tenía intención de tomarse su primer “fin de semana libre en mucho tiempo”, estaría disponible en la línea de comunicación del motor Raptor. Una renuncia a su descanso que invitaba a realizar también a todos sus trabajadores. “A menos que tengan asuntos familiares críticos o no puedan regresar físicamente a Hawthorne, necesitamos todas las manos a la obra para recuperarnos de lo que, francamente, es un desastre”, les decía.

Y para concienciarles de las consecuencias de no avanzar, detalla cómo estas irán en cadena afectando a otros proyectos. “Todo se reduce a que nos enfrentamos a un riesgo real de quiebra si no podemos lograr una tasa de vuelo de Starship de al menos una vez cada dos semanas el próximo año”, concluía antes de despedirse con un “gracias, Elon”.

Tras hacerse público el contenido de ese correo electrónico a sus empleados, Musk ha contestado vía Twitter a una de las publicaciones que se hizo eco de su contenido apuntando que “si una severa recesión global agotara la disponibilidad de capital / liquidez mientras SpaceX perdía miles de millones en Starlink & Starship, entonces la bancarrota, aunque todavía es poco probable, no es imposible. GM y Chrysler pasaron a BK en la última recesión”.

Añadía poco después que “la magnitud del programa Starship no es muy apreciada. Está diseñado para extender la vida a Marte (y la Luna), lo que requiere ~ 1000 veces más carga útil para orbitar que todos los cohetes terrestres actuales combinados”.

EN VÍDEO | Un vuelo sin contratiempos de SpaceX lleva a 4 astronautas a la Estación Espacial Internacional