Mercados españoles cerrados en 4 hrs 34 min
  • IBEX 35

    8.750,10
    -64,50 (-0,73%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.238,95
    -60,66 (-1,41%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1331
    +0,0014 (+0,12%)
     
  • Petróleo Brent

    86,91
    -1,47 (-1,66%)
     
  • Oro

    1.834,00
    -8,60 (-0,47%)
     
  • BTC-EUR

    34.287,69
    -3.161,99 (-8,44%)
     
  • CMC Crypto 200

    916,07
    -79,19 (-7,96%)
     
  • DAX

    15.664,38
    -247,95 (-1,56%)
     
  • FTSE 100

    7.520,75
    -64,26 (-0,85%)
     
  • S&P 500

    4.482,73
    -50,03 (-1,10%)
     
  • Dow Jones

    34.715,39
    -313,26 (-0,89%)
     
  • Nasdaq

    14.154,02
    -186,23 (-1,30%)
     
  • Petróleo WTI

    83,98
    -1,57 (-1,84%)
     
  • EUR/GBP

    0,8354
    +0,0037 (+0,44%)
     
  • Plata

    24,41
    -0,31 (-1,26%)
     
  • NIKKEI 225

    27.522,26
    -250,67 (-0,90%)
     

El socialdemócrata Olaf Scholz asume como nuevo canciller de Alemania

·7 min de lectura

Olaf Scholz fue elegido este 8 de diciembre como el nuevo canciller de Alemania en una votación en el Parlamento, después de que su partido político ganara las elecciones legislativas y tras las exitosas negociaciones de coalición. Aunque con una agenda marcada por la lucha contra el cambio climático, el nuevo Gobierno enfrentará el desafío urgente de la pandemia del Covid-19 y asuntos de relevancia internacional como las tensiones con Rusia y China.

Se abre una nueva era para la economía más fuerte de la Unión Europea (UE). Olaf Scholz se convirtió este 8 de diciembre en el nuevo canciller de Alemania.

Esta designación marca el fin de los 16 años en el poder de la emblemática líder Angela Merkel y el regreso del Partido Socialdemócrata (SPD, por sus siglas en alemán) a la cabeza del Gobierno.

Scholz se convirtió en el nuevo dirigente del Gobierno alemán mediante una votación en el Bundestag, el Parlamento del país, donde obtuvo 395 votos a favor, contra 303, y seis abstenciones.

Se trata de una mayoría cómoda, ya que eran necesarios los votos de 369 legisladores a su favor para ser elegido. Sin embargo, también obtuvo menos de los 416 escaños que tiene su coalición de tres partidos en la Cámara Baja del Legislativo, algo inusual en la elección de cancilleres del país.

Aun así, el nombramiento de Scholz es un resultado esperado luego de que su partido político ganara las elecciones legislativas del pasado 26 de septiembre. Y tras lograr un acuerdo de coalición el pasado 24 de noviembre, pues, aunque su formación política venció en los comicios, lo hizo por un estrecho margen por lo que tuvo que adelantar negociaciones con sus dos nuevos socios de Gobierno: Los Verdes (Die Grünen) y los Demócratas Libres/FDP, por sus siglas en alemán). Como resultado, el primer Gobierno tripartito de Alemania.

“Nos estamos aventurando en un nuevo rumbo, uno que asume los principales desafíos de esta década y mucho más allá (…) Si los partidos tienen éxito, es un mandato para ser reelegidos juntos en las próximas elecciones", afirmó Scholz tras ratificar su victoria.

Scholz, de 63 años, quien se desempeñó como vicecanciller y ministro de Finanzas de Alemania desde 2018, aporta una gran experiencia y disciplina a un gabinete de coalición inédito.

Las tres partes retratan la combinación de antiguos rivales convertidos en una alianza progresiva, que dirigirá el rumbo del país después de que la formación conservadora Unión Demócrata Cristiana (CDU) viniera ocupando el poder durante los últimos cuatro gobiernos bajo el mandato de Merkel, quien recibió una ovación de pie por parte de los legisladores al inicio de la sesión que eligió a Scholz.

La líder gobernó por tiempo casi récord. Solo fue superada, por nueve días, por Helmut Kohl, como el canciller alemán con más tiempo en el cargo.

Los principales desafíos para el nuevo Gobierno de Alemania

Como ya dejó ver en el acuerdo de coalición anunciado hace dos semanas, los lineamientos de la nueva Administración están ampliamente marcados por la lucha contra el calentamiento global.

La coalición tripartita busca extender el uso de energía renovable y adelantar la eliminación del uso de carbón como generador de energía desde 2038, incluso “idealmente” hacia el 2030, según ha adelantado, en línea con los compromisos internacionales adquiridos para mitigar el cambio climático y los desastres que se derivan del fenómeno.

El Gobierno dirigido por el noveno canciller de Alemania después de la Segunda Guerra Mundial también asume con grandes esperanzas de modernizar la nación, mediante proyectos que incluyen la mejora de sus redes de telefonía móvil e Internet, notoriamente deficientes.

Pero enfrenta el desafío inmediato de manejar la fase más difícil del Covid-19 en el país desde que inició la pandemia.

El rebrote del virus ante una baja tasa de vacunación debido a los niveles de abstención de algunos sectores de la población y la propagación de nuevas variantes más contagiosas, como Delta y más recientemente Ómicron, han llevado al país a registrar récords de contagios en las últimas semanas, no vistos incluso en los inicios de la pandemia.

Con las celebraciones de la Navidad a la vuelta de la esquina y un virus que no da tregua, las autoridades han impuesto nuevas restricciones a los no vacunados. No obstante, las medidas serían insuficientes y los nuevos líderes barajan la posibilidad de la vacunación obligatoria.

Un proyecto de ley para exigir la inmunización será presentado en el Bundestag a finales de año, y se espera que la medida entre en vigor entre febrero y marzo de 2022.

“Si la buena cooperación que funcionó mientras formábamos el Gobierno continúa funcionando, será un muy buen momento para las tareas que tenemos por delante”, dijo Scholz, al tiempo que reconoció que hacer frente a la pandemia "exigirá toda nuestra fuerza y ​​energía".

Por otra parte, el gabinete de Scholz planea políticas sociales más liberales. Entre ellas, la legalización de la venta de cannabis con fines recreativos y facilitar el camino hacia la ciudadanía alemana, al tiempo que promete mayores esfuerzos para deportar a los inmigrantes que no obtengan asilo.

Asimismo, los socios de la coalición tienen como objetivo reducir, de los 18 a los 16 años, la edad mínima para votar en las elecciones nacionales.

El Gobierno también planea aumentar el salario mínimo, entre los 12 y 13,50 euros por hora. Actualmente es de 9,60 euros, lo que según Scholz "significa un aumento salarial de 10 millones". Además, la coalición se comprometió a conseguir 400.000 nuevos apartamentos por año construidos en un esfuerzo por frenar el aumento de los precios de alquiler.

¿Cómo queda formado el nuevo gabinete alemán?

El Gobierno de Alemania estará compuesto por primera vez por igual número de hombres y mujeres.

Annalena Baerbock de los Verdes se convertirá en ministra de Relaciones Exteriores y su socio del partido, Robert Habeck, recibirá un nuevo cargo conocido como “superministro”, que combina el Ministerio de Economía con los objetivos de protección ambiental.

Dos mujeres más ocuparán cargos clave: las socialdemócratas Christine Lambrecht dirigirá el ministerio de Defensa y Nancy Faeser en de Interior.

Christian Lindner, líder de los Demócratas Libres, se convertirá en el nuevo ministro de Finanzas. Hubertus Heil, de los socialdemócratas, es el único ministro del antiguo gobierno que conservará su puesto como líder de la cartera de Trabajo.

Sin embargo, existen dudas sobre cómo operará el nuevo Gobierno a tres bandas dadas algunas de sus diferencias.

Los Verdes han impulsado un enorme programa de inversiones para luchar contra el cambio climático, así como para arreglar la obsoleta infraestructura de Alemania. Durante la campaña electoral, se comprometieron a aumentar los impuestos y flexibilizar las reglas de la deuda para liberar dinero que pueda cubrir el aumento del gasto para hacer los cambios necesarios que frenen el cambio climático.

Pero los Demócratas Libres, conocidos por su cautela fiscal, han descartado el aumento de impuestos. Con Lindner a la cabeza del Ministerio de Finanzas, se prevé que serán las preferencias de este partido las que moldeen la política monetaria de la nueva Administración, por encima del enfoque de los Verdes.

Entretanto, Merkel ha señalado que no buscará otro papel político después de guiar a Alemania a través de una era turbulenta. La mujer de 67 años no ha revelado ningún plan futuro. A principios de este año indicó que se tomará un tiempo para leer y dormir, "y luego veremos dónde aparezco".

Alemania se abre así un nuevo paso en la política donde su innegable liderazgo fue notorio en la Unión Europea en asuntos clave como migración, economía y gestión de la pandemia, entre otros. Ahora, la escena internacional también espera cómo será la respuesta del Gobierno entrante en medio de tensiones geopolíticas frente a China y Rusia y Ucrania, donde se han prendido las alarmas por un posible conflicto armado.

Con Reuters, AP y EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente