Mercados españoles abiertos en 6 hrs 10 min

Sobornos de Odebrecht salpican a Santos

Por ALBA TOBELLA

BOGOTÁ (AP) — Los sobornos de la constructora brasileña Odebrecht salpicaron el martes al presidente colombiano Juan Manuel Santos tras una declaración de la Fiscalía sobre el financiamiento de su reelección en 2014.

El fiscal general del país, Néstor Humberto Martínez, aseguró en una comparecencia que el exlegislador Otto Bula presuntamente entregó un millón de dólares a la campaña del presidente. Bula está detenido en Colombia por haber recibido 4,6 millones de dólares en sobornos de la firma, los cuales habría ayudado a distribuir.

El Consejo Nacional Electoral, la máxima autoridad electoral del país, deberá definir si el presidente incurrió o no en un delito, en caso de que se demuestre la validez de la información de la Fiscalía.

"Manifiesto mi más enérgico rechazo a las infundadas, tendenciosas y calumniosas declaraciones sobre mi persona dadas por el señor Otto Bula a la Fiscalía General de la Nación", afirmó en un comunicado el gerente de la campaña de Santos, Roberto Prieto. "Como gerente de la Asociación Juan Manuel Santos Presidente 2014 promoví y lideré al interior de la campaña la política de no recibir donaciones", agregó, y aseguró que los gastos de esa carrera presidencial "fueron sufragados con los ingresos por reposición establecidos en ley".

Por su parte, Camilo Enciso, secretario de Transparencia de la Presidencia, dijo en conferencia de prensa: "Es entonces la palabra de un delincuente que busca a cualquier precio beneficios judiciales contra la palabra del gerente de la campaña. De todos modos la presidencia de la República solicita a las autoridades competentes que adelanten todas las investigaciones necesarias para establecer la verdad de esta nueva acusación".

Santos, que no hizo declaraciones tras esta información, dijo en enero: "Hasta ahora ningún funcionario de mi gobierno ha sido señalado de haber sido sobornado por Odebrecht, pero si llegara a haberlo, que le caiga todo, todo el peso de la ley".

La Fiscalía agregó que del millón de dólares se habría descontado una comisión del 10% a favor de terceros ya identificados por las autoridades.

En Colombia no están permitidas las donaciones de personas jurídicas ni de entidades extranjeras y la donación máxima que puede hacer una persona es de 100.000 dólares, según un informe de Transparencia Colombia sobre la campaña de 2014.

Además, en el caso de que esa donación fuera cierta, la campaña de Santos no la declaró, según un informe de Cuentas Claras, una herramienta de transparencia donde se declara este tipo de información, difundido por la senadora Claudia López. En ese documento se especifica que la única fuente de financiación de esa campaña —tanto en la primera como en la segunda vuelta— fueron créditos del sector financiero.

Otto Nicolás Bula fue detenido el 14 de enero por haber recibido en 2013 al menos 4,6 millones de dólares en pagos fraccionados para que ayudara a que Odebrecht se hiciera con el contrato de construcción de la vía Ocaña-Gamarra de la Ruta del Sol, según pruebas en poder de la Fiscalía. Será imputado por los delitos de "cohecho por dar u ofrecer y enriquecimiento ilícito", precisó la máxima entidad investigativa del país en una comunicación ante reporteros.

El exfuncionario consiguió llegar al Senado colombiano en 2000 como suplente en la lista de Mario Uribe, primo del expresidente Álvaro Uribe, y quien hoy está en prisión por nexos con grupos paramilitares.

La primera captura en Colombia por el caso Odebrecht fue la de Gabriel García, también en enero, acusado de solicitar un pago de 6,5 millones de dólares cuando era viceministro de Transporte en 2009 a cambio de favorecer a la constructora en un importante contrato carretero.

Como parte de un acuerdo de culpabilidad alcanzado con el Departamento de Justicia de Estados Unidos el mes pasado, y debido al cual cubrirá una multa de 3.500 millones de dólares, Odebrecht admitió haber pagado al menos 800 millones en sobornos para obtener contratos en 12 países, la mayoría de ellos en Latinoamérica.