Mercados españoles abiertos en 1 hr 6 mins

Siria niega reporte de Amnistía sobre ahorcamientos masivos

Por SARAH EL DEEB
En esta combinación de imágenes, Omar Alshogre, un joven sirio de 21 años que estuvo detenido en su país y ahora reside en Estocolmo, Suecia. La imagen de la izquierda fue tomada en enero de 2017 en Estocolmo mientras que la de la derecha muestra a Alshogre en julio de 2015 en Antakya, Turquía, un mes después de salir de la cárcel de Saydnaya. cerca de Damasco. (Imágenes cedidas por Omar Alshogre via AP)

BEIRUT (AP) — El Ministerio de Justicia de Siria rechazó el miércoles el informe de Amnistía Internacional que denunció que unas 13.000 personas fueron ahorcadas por orden del gobierno en un penal próximo a Damasco, y calificó las acusaciones de "totalmente falsas" y de formar parte de una campaña de desprestigio.

La agencia de noticias estatal siria difundió el comunicado ministerial el miércoles, un día después de la publicación del reporte elaborado por el grupo internacional de defensa de los derechos humanos. El informe recoge un año de investigación y entrevistas con 31 personas que estuvieron detenidas en la cárcel de Saydnaya, cerca de Damasco, y con casi 50 exguardas, funcionarios, jueces y expertos.

El reporte de Amnistía incluyó detalles escalofriantes de testigos que vieron distintas etapas del proceso, incluido el ajusticiamiento en sí y los últimos deseos de las víctimas, la mayoría de ellas civiles.

En Damasco, el Ministerio de Justicia dijo que medios de comunicación "engañosos y provocadores" publicaron el informe de Amnistía con la intención de manchar la reputación del gobierno sirio a nivel mundial, especialmente tras sus recientes "victorias militares contra grupos terroristas". El gobierno se refiere a todos los grupos armados de la oposición con el término "terroristas".

Las alegaciones son "infundadas" porque las ejecuciones en Siria siguen el debido proceso y las distintas fases de un litigio, explicó el ministerio, que cuestionó los testimonios de sobrevivientes que residen fuera del país. "¿Por qué las autoridades sirias no los ejecutaron y por qué fueron liberados si otros fueron ejecutados?", señaló.

"El Ministerio de Justicia niega y condena en los términos más firmes lo que se reportó porque no está basado en pruebas correctas sino en emociones personales que buscan conseguir objetivos políticos muy conocidos", explicó la nota.

Según el comunicado, el informe de AI se refiere a jueces y abogados entre los ejecutados. Sin embargo, el reporte no hace esa referencia. La ONG aseguró haber interrogado a exjueces y abogados y que entre los encarcelados en Saydnaya había activistas de derechos humanos.

Saydnaya se convirtió en la principal cárcel para presos políticos del país desde 2011, según testigos. Amnistía dijo que Damasco no respondió a su petición para comentar la investigación antes de ser publicada. Funcionarios del gobierno sirio no suelen pronunciarse sobre acusaciones de tortura y asesinatos masivos.

De acuerdo con el informe de Amnistía Internacional, las autoridades sirias ahorcaron a entre 5.000 y 13.000 a lo largo de cuatro años en el penal, operado por la policía militar. Los ajusticiamientos ocurrieron una y en ocasiones dos veces por semana, tras juicios militares que duraban apenas unos minutos, agregó.

___

El periodista de AP Albert Aji en Damasco, Siria, contribuyó a este despacho.