Anuncio
Mercados españoles cerrados en 6 hrs 27 min
  • IBEX 35

    10.627,60
    +100,70 (+0,96%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.950,40
    +33,41 (+0,68%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0643
    +0,0021 (+0,20%)
     
  • Petróleo Brent

    89,53
    -0,49 (-0,54%)
     
  • Oro

    2.407,30
    -0,50 (-0,02%)
     
  • Bitcoin EUR

    59.561,88
    -20,53 (-0,03%)
     
  • CMC Crypto 200

    885,54
    0,00 (0,00%)
     
  • DAX

    17.870,61
    +104,38 (+0,59%)
     
  • FTSE 100

    7.860,03
    +39,67 (+0,51%)
     
  • S&P 500

    5.051,41
    -10,41 (-0,21%)
     
  • Dow Jones

    37.798,97
    +63,86 (+0,17%)
     
  • Nasdaq

    15.865,25
    -19,77 (-0,12%)
     
  • Petróleo WTI

    84,87
    -0,49 (-0,57%)
     
  • EUR/GBP

    0,8531
    -0,0008 (-0,10%)
     
  • Plata

    28,61
    +0,23 (+0,82%)
     
  • NIKKEI 225

    37.961,80
    -509,40 (-1,32%)
     

Se gasta 56.000 dólares en un Tesla y a la semana se le cae el volante conduciendo

La marca de coches de Elon Musk no tenía muy buena fama en cuanto a calidad de conducción... y ahora, menos.

Tesla Model Y. (Foto: CFOTO/Future Publishing via Getty Images)
Tesla Model Y. (Foto: CFOTO/Future Publishing via Getty Images) (Future Publishing via Getty Images)

Los coches Tesla no son precisamente económicos. Casi todos los modelos cuestan por encima de los 45.000 dólares, lo que los coloca en el segmento de lujo. Pero aunque tienen un precio elevado, eso no significa que estén fabricados de forma perfecta. Es más, algunos de ellos tienen defectos de fábrica imperdonables.

El último ejemplo que hemos conocido es el de un conductor que se ha quedado con el volante de su flamante Model Y en las manos, en plena conducción y tan solo una semana después de haber pagado 56.000 dólares por el vehículo.

Mucha gente cree erróneamente que los coches Tesla se conducen solos. El hecho es que estos coches siguen necesitando a alguien en el asiento del conductor y un volante al que agarrarse, al menos por ahora. Al parecer, alguien todavía tiene que decírselo al equipo de control de calidad de Tesla, porque un nuevo Model Y decidió deshacerse de su volante en la autopista con un coche lleno de ocupantes. Sí, decimos 'nuevo' porque no es un caso aislado.

Interior de un Tesla Model Y. (Foto: Sjoerd van der Wal/Getty Images)
Interior de un Tesla Model Y. (Foto: Sjoerd van der Wal/Getty Images) (Sjoerd van der Wal via Getty Images)

Según revela Motortrend, el pasado martes, el usuario de Twitter @preneh24, que responde al nombre de Prerak, recogió su nuevo Model Y. Prerak dice que menos de una semana después de recibirlo, el volante del Model Y se cayó de repente mientras conducía por la autopista, lo que llevó al propietario de Tesla a publicar la experiencia en Twitter para etiquetar al CEO Elon Musk y a varias otras prolíficas cuentas conocidas.

La experiencia de Prerak no es única. De hecho, lo mismo le ocurrió en 2020 a un propietario de un Tesla Model 3 cuyo volante se desprendió cuando llevaba menos de un mes con el vehículo. En ambos casos, parece que se produjo un fallo similar en el que el perno que sujeta el volante a la columna de dirección puede haberse salido o, en el caso del incidente de 2020, simplemente no haberse instalado. En cualquier caso, es posible que el volante sólo estuviera sujeto por los arneses de control del airbag y del volante cuando se produjo el fallo.

ANUNCIO

Después de una interacción con la policía y una grúa, Prerak remolcó su vehículo a un centro de servicio Tesla donde se investigó el incidente. Según otro tuit del propietario, se le cobraron 103,96 dólares por la reparación, aunque más tarde se le reembolsaron después de que Prerak presentara una queja ante el centro de servicio.

Prerak dijo que perdieron la confianza en Tesla y pidieron que el vehículo fuera devuelto junto con un reembolso. Desafortunadamente, el fabricante de automóviles canceló silenciosamente su política de devolución de 7 días sin preguntas en 2020, y el centro de servicio dijo a Prerak que Tesla "no tiene una política de devolución" y sugirió que se pusieran en contacto con el equipo de ventas y entrega para discutir las opciones.

Cabe señalar que, aunque se trata de un incidente extraño, el desprendimiento de un volante no es necesariamente un problema de Tesla. De hecho, Ford retiró 1,3 millones de vehículos en 2018 por el mismo riesgo, sin embargo, se debió a que un perno se salió con el tiempo y no debido a un ensamblaje incorrecto como el incidente de 2020.

No está del todo claro si el problema de Prerak se debió a un montaje incorrecto, aunque ciertamente falló bastante rápido para que fuera un problema que se podría producir "a lo largo del tiempo" como en el caso de la llamada a revisión de Ford.

Más noticias que te pueden interesar:

EN VIDEO | El arma secreta de Tesla: La Giga Press