Mercados españoles cerrados en 6 hrs 9 min

Sacristán: "No sé qué tiene Málaga que siempre me lleva al borde emocional"

1 / 3
El actor José Sacristán posa momentos antes de la presentación de la película "Formentera Lady", durante el XXI Festival de Cine en Español de Málaga. EFE

Málaga, 16 abr (EFE).- José Sacristán ha presentado hoy en el 21 Festival de Málaga su última película, "Formentera lady", el debut en la dirección del actor Pau Durá, unas horas antes de celebrar los 40 años de "Un hombre llamado Flor de Otoño": "No se qué tiene Málaga que siempre me pone al borde del desequilibrio emocional".

Cuarenta años que, para el veterano actor, no han cambiado lo básico: "Este oficio me permite volver a encontrarme con el crío que fui, cosa que no pienso perder hasta que me muera. Jugar a ser el gánster, el pirata, el mosquetero".

"Es lo que me apasiona", ha dicho Sacristán, protagonista de la cinta, y de la rueda de prensa que hoy presentaba la película, a competición en la Sección Oficial, acompañado del director y de su "nieto", el actor de diez años Sandro Ballesteros.

Si en 1978 Sacristán no dudó en ponerse a las órdenes de Pedro Olea para encarnar a uno de los primeros travestidos del cine español, hoy se entrega al debutante Durá para meterse en la piel de un viejo hippie de los 70 que vive en Formentera, libre, o eso piensa él, hasta que la obligación de ocuparse de su nieto le pone los pies en la tierra.

"La película habla sobre la libertad en la figura de alguien que, de un día para otro, se ve obligado a asumir una responsabilidad. A partir de aquí, hacemos muchas preguntas pero damos muy pocas respuestas", ha explicado Durá, quien confesó que el origen de la cinta está en su propia vida, en el momento crucial en el que se iba a convertir en padre.

"Mi personaje contiene algo no resuelto, vive en una huida permanente, en una búsqueda continua de sí mismo, de una parte de sí que regresa en la figura del niño", ha dicho Sacristán, para quien "lo mejor de la película es que mantiene el equilibrio en un mundo de desafectos, donde todos los personajes se sienten extraños, sin dar una sola concesión al sentimentalismo".

"Hay un tono de desenfado permanente en toda la película, que se agradece, sin la cucharilla de la manipulación emocional. Para mi es un logro transitar por esta historia con ese equilibrio emocional", ha precisado Sacristán.

En opinión de Durá, conocido actor que el año pasado estuvo en Málaga por "No sé decir adiós", esta "Formentera lady" es "muy femenina", a pesar de estar protagonizada por hombres, porque "habla de la fragilidad".

"Estos hombres no son nada sin el apoyo sin la constante evocación a las mujeres", ha apuntado Sacristán, "todo tiene que ver con la fascinación y el pavor que nos produce lo femenino, el niño es para él la vuelta al hogar, a esa mujer que nunca supo manejar", ha enfatizado.

También ha respondido que no le hace ninguna gracia verse en las redes sociales por sus comentarios políticos, "Soy un hombre de mi tiempo y opino, de ninguna forma quiero pontificar, me limito a opinar. Maldita la gracia que me hacen a mí los trending topics".

En el reparto, Jordi Sánchez y una magnífica Nora Navas, además del pequeño Ballesteros, que Sacristán dice que tiene el "don de comerse la cámara".

El niño, que no sabía que José Sacristán era "uno de los mejores actores de España", le ha agradecido con desparpajo: "No es que me haya ayudado, es que me lo ha dado todo".

Según Durá, el título de la película, el mismo de la canción de King Crimson, es ya una declaración de intenciones, es el ocaso de un mundo que ya no existe, un "paraíso" que en los años 70 prometía libertad y acabó, por su inmovilismo, convertido en una cárcel.

Una película, ha dicho Sacristán, que "tiene la impronta de las gentes que se dedican a esto con todo el amor, incluso demostrando que tan mal no lo hacen".