Mercados españoles cerrados

Ryanair podría enfrentarse a un caos mayor: sus pilotos están valorando hacer huelga

El director general de Ryanair, Michael O’Leary, se encuentra bajo una gran presión por un “error” auto-infligido. (REUTERS/Axel Schmidt)

Ryanair está atravesando una crisis que podría empeorar y afectar aún más a sus pasajeros, en caso de que la aerolínea tenga que enfrentarse a una huelga de pilotos.

Se ha informado que unos 120 pilotos están considerando la posibilidad de hacer una huelga reivindicativa para renegociar sus condiciones.

De hecho, el lunes se celebraron tres reuniones en Dublín en las que se valoró la posibilidad de emprender algún tipo de acción.

Según el periódico Irish Independent, los pilotos irlandeses también están dispuestos a reunirse con sus colegas europeos para discutir una “medida colectiva”, que podría ser una huelga o una llamada masiva para que el personal declare su indisposición a trabajar.

La aerolínea ya se encuentra en el punto de mira debido al caos que ha provocado la cancelación de más de 2.000 vuelos desde ahora y hasta finales de octubre, una medida que afecta a unos 400.000 pasajeros.

Las cancelaciones se deben a los cambios que hizo la aerolínea en las vacaciones del personal, los cuales dejaron a Ryanair con muy pocos pilotos para cubrir los vuelos.

Ryanair ha cancelado miles de vuelos en toda Europa debido al déficit de personal para cubrir las vacaciones de sus pilotos. (Leon Neal/Getty Images)

El director Michael O’Leary admitió que era un desastre, pero confesó: “No ha sido mi mayor error. Durante los últimos 25 años he cometido una lista interminable de errores en Ryanair.

“Es un error que afecta al 2% de nuestros clientes durante un período de seis semanas y lo siento mucho. ¿Ha sido este uno de los mejores días de la historia de Ryanair? No.

“He cometido un error y tengo que solucionarlo. No creo que mi cabeza deba rodar, tengo que quedarme para arreglar esto. Pido disculpas a los clientes afectados”.

Las redes sociales se han convertido en la tribuna de los pasajeros enfadados y disgustados que se han quedado atrapados en Europa o que han sido testigos de cómo se arruinaban sus vacaciones, bodas o planes de negocios.

La aerolínea tuvo que ceder ante la presión y el martes publicó una lista completa de los vuelos cancelados.

Sin embargo, si los pilotos ponen en marcha una acción coordinada, podría tener un gran impacto en los vuelos. La semana pasada, 250 pilotos de Air Berlin protagonizaron una situación similar: llamaron para decir que estaban indispuestos, lo que condujo a la cancelación de 100 vuelos en muy poco tiempo.

El sindicato de pilotos irlandeses, IALPA (por sus siglas en inglés), reveló que la explicación que ha ofrecido Ryanair sobre el “error” en la planificación de las vacaciones no es el único motivo que se esconde tras las cancelaciones.

Se ha revelado que este año 718 pilotos abandonaron la aerolínea, muchos de ellos fichados por su rival de bajo costo, Norwegian, que ha establecido su centro en Dublín.

También se ha confirmado que a los pilotos de Ryanair les están ofreciendo hasta 14.000 dólares en bonos para que renuncien a sus vacaciones anuales en un intento de cubrir las lagunas en las listas de turnos.

Se calcula que Ryanair ha destinado 24 millones de dólares para compensar las reclamaciones de indemnización derivadas de las cancelaciones, aunque los analistas de la empresa Goodbody Stockbrokers, con sede en Dublín, estiman que las cancelaciones le costarán a la compañía unos 41,5 millones de dólares, que incluyen 28.3 millones de dólares en compensación, 7.6 en comisiones perdidas y 5.6 millones de dólares en alimentos, bebidas y alojamiento.

Sin embargo, O’Leary les ha advertido a decenas de miles de personas que tenían reservados sus vuelos y a quienes se les avisó con más de dos semanas de antelación, que no recibirán ningún tipo de compensación más allá del reembolso por el billete, según dictan las normas de la Unión Europea.

Mark Dorman