Mercados españoles cerrados

Ryanair intenta recuperar clientes ofreciendo vuelos a Francia y Alemania por 6,75 dólares

El director ejecutivo de Ryanair, Michael O’Leary, ha intentado conciliarse con sus pasajeros y pilotos durante la crisis ocasionada por la cancelación de vuelos (AFP Photo/FILIPPO MONTEFORTE)

Ryanair, la aerolínea de bajo coste, ha lanzado una oferta de liquidación de un millón de asientos con destino a Europa por tan solo 6,75 dólares.

Después de haber atravesado por una de las peores semanas de su historia, la compañía con sede en Dublín está intentando recuperar clientes ofreciendo vuelos a precios muy bajos para este invierno.

Hay una oferta disponible para la próxima semana de un vuelo de ida desde el aeropuerto de Londres Stansted hacia Grenoble, al sur de Francia, por 6,74 dólares.

Ryanair también está vendiendo vuelos desde Stansted a Lorient, en el noroeste de Francia, por 6,75 dólares.

Además, tiene vuelos disponibles desde 10,79 dólares entre Reino Unido y diversos destinos como Aalborg en Dinamarca, Estrasburgo en Francia y Gdansk en Polonia. También ofrece vuelos por 11,87 dólares a Barcelona, Berlín y Bolonia.

Hace pocos días la aerolínea de bajo coste sufrió una gran crisis debido a un “error” en las listas de las vacaciones de los pilotos, lo que provocó la cancelación de más de 2.000 vuelos hasta finales de octubre.

La crisis afectó al menos a 315.000 pasajeros y dejó a la aerolínea con una factura por compensación y reembolso que asciende a más de 23 millones de dólares.

Su reputación también ha sufrido un gran golpe ya que la amplia mayoría de los primeros pasajeros afectados recibieron el aviso de la cancelación de sus vuelos con muy pocas horas de antelación, lo que arruinó muchos planes de vacaciones, provocó que los pasajeros quedaran varados en sus países o en el extranjero y que tuvieran que lidiar con una auténtica pesadilla para intentar recuperar el dinero que habían desembolsado por el alquiler de hoteles y coches.

El presidente de Ryanair, Michael O’Leary, también ha tenido que enfrentarse a sus pilotos, quienes han amenazado con hacer una “huelga de celo” para reclamar mejoras en el sueldo y las condiciones de trabajo.

Los pilotos rechazaron un bono de 14.000 dólares por renunciar a sus vacaciones para ayudar a la aerolínea a atravesar este mal momento, lo que provocó que O’Leary los amenazara con elegir entre trabajar o marcharse.

Se cree que Ryanair ha perdido cerca de 700 pilotos que se han ido con su rival Norwegian, quien ha establecido un centro en Dublín, y les ha ofrecido mejores salarios y un contrato a tiempo completo.

Las nuevas ofertas de vuelos para el invierno forman parte de una estrategia que ha lanzado la aerolínea para atraer de nuevo a los pasajeros con la idea de que pueden economizar en sus billetes.

Por cada pasajero que acepte la oferta, Ryanair tendrá que pagar 17,56 dólares de Air Passenger Duty, aunque la aerolínea espera compensar la diferencia a través de los complementos que ofrece, como por ejemplo, el pago para reservar asientos específicos.

Sin embargo, las ofertas de vuelos para las vacaciones escolares a mitad de semestre son mucho más caras. Un vuelo de regreso desde Stansted hasta Barcelona o Girona el 21 de octubre, solo una semana después, cuesta ahora unos 279,56 dólares.

Mark Dorman