Rubalcaba dice que el interés de los bancos no puede estar por encima del derecho a una vida digna

Ve "claramente insuficiente" la moratoria aprobada por el Gobierno porque "deja fuera a miles de familias que han obrado de buena fe"

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado este viernes que su partido seguirá negociando con el Gobierno, pero también con otros grupos parlamentarios y con asociaciones, para buscar solución al problema de los desahucios, "porque los intereses de los bancos no pueden estar por encima del derecho de todas las personas a tener una vida digna".

En un comentario publicado en su página de Facebook, el jefe de la oposición tacha de "claramente insuficiente" la moratoria aprobada este jueves por el Gobierno porque "deja fuera a miles de familias en graves dificultades que han obrado de buena fe" y "no toca el fondo del problema".

Rubalcaba critica especialmente que el Gobierno no tome medidas para que "en el futuro no vuelvan a repetirse las mismas situaciones", y cree que ha dejado de lado lo realmente importante: que la gente pueda pagar sus créditos, "que una mala racha no condene a una familia de por vida", que no pierda su casa y "que tenga una nueva oportunidad de rehacerse".

"Eso no se consigue con los parches que ayer anunció el Gobierno, sino con una nueva ley hipotecaria", avisa. De hecho, recuerda que los socialistas llevan meses trabajando en una reforma de esta normativa, que han registrado en el Congreso como proposición de ley y que pretende "acabar con los abusos de las entidades financieras y la debilidad de los ciudadanos en los procesos de ejecución hipotecaria".

Esa proposición de ley, detalla Rubalcaba, apuesta por la renegociación para impedir que "una situación sobrevenida, como la pérdida del trabajo, o un golpe de mala suerte, una enfermedad" lleve a que alguien pierda su casa. Se trata de que los particulares puedan hacer lo mismo que hacen las empresas, los propios bancos, incluso los Estados: renegociar sus deudas.

HACE FALTA UNA SOLUCIÓN CONSISTENTE.

El jefe de la oposición explica que el PSOE ha negociado con el Gobierno porque cree que el problema de los desahucios requiere una solución rápida, pero añade que no ha sido posible el acuerdo porque los socialistas quieren que la solución sea además "consistente".

Por eso, adelanta que su intención es seguir negociando y, además, reunirse con instituciones y asociaciones que trabajan en este campo, incluidos jueces, plataformas ciudadanas, alcaldes, concejales y ONG, además de grupos parlamentarios y asociaciones de consumidores para "buscar el mayor consenso social y político posible" para resolver la "angustia" de miles de familias que pueden perder su vivienda o que ya la han perdido.