Mercados españoles abiertos en 3 hrs 38 min

Robo de combustible en México causa problemas a BP y Total

Amy Stillman
Robo de combustible en México causa problemas a BP y Total

(Bloomberg) -- BP Plc y Total SA se encuentran entre las distribuidoras internacionales de gasolina afectadas por una escasez de suministro en México debido al aumento del robo de combustible y a problemas climáticos.

Al menos siete terminales propiedad de la petrolera estatal Petróleos Mexicanos han sufrido una escasez de combustible significativa desde la semana pasada, dijeron dos personas con conocimiento directo de la situación. Las personas dijeron que las deficiencias en Ciudad de México y los estados de México, Hidalgo y Querétaro han afectado a BP, Total y otros minoristas, y no hay indicios de cuándo volverá a la normalidad el suministro.

Un portavoz de Pemex dijo que los terminales de almacenamiento de la compañía tienen suficiente inventario para satisfacer la demanda habitual y que no hay déficit de combustible ni escasez. Ha habido algunos retrasos en la distribución de combustible porque Pemex está dando prioridad a las gasolineras con inventarios más bajos, lo que genera retrasos en otras, dijo el portavoz, que pidió que no se revelara su identidad por política interna de Pemex.

BP ha experimentado escasez en más de 20 gasolineras de México, con pérdidas de al menos 15.000 litros en cada una, alrededor de una cuarta parte de la capacidad media de las gasolineras, dijo una de las personas. En ocasiones los niveles han caído por debajo de los 5.000 litros, lo que obligó al cierre de las estaciones, dijo la persona. BP tiene más de 300 gasolineras en México y planea llegar a 500 para finales de año.

En Total, el problema comenzó hace dos semanas y afectó a cerca del 15 por ciento de sus gasolineras en México, dijo una persona. Esa cantidad ha aumentado considerablemente desde mediados de la semana pasada, y la escasez ahora afecta a entre el 45 por ciento y el 50 por ciento de los volúmenes.

Los representantes de BP y Total no pudieron ser contactados para acceder a comentarios fuera de horario habitual de oficina.

El robo de combustible es un problema creciente en México. El hurto se debe tanto a los ladrones de combustible como a carteles violentos que cuestan a Pemex unas pérdidas de miles de millones de dólares al año. Los robos de ductos de Pemex aumentaron en un 50 por ciento en los primeros ocho meses de 2018 frente al mismo período del año anterior, alcanzando casi 42 por día. Mientras la compañía repara los ductos, Pemex envía el combustible por camión, pero el transporte ha sido lento, dijo una persona.

Ante el inicio del período de alta demanda en México, Pemex se centrará en abastecer sus propias estaciones de servicio antes de suministrar a otros, dijo una persona cercana al brazo comercial de la compañía, PMI. Los problemas de oferta se deben principalmente a la logística, y las refinerías de Pemex están operando a tasas muy reducidas, dijo la persona. Las seis refinerías de México operaban a un 37 por ciento de su capacidad en septiembre, según los datos de Pemex.

El huracán Willa también obligó a Pemex a cerrar sus terminales de expedición y almacenamiento de combustible de Mazatlán y Nayarit el lunes de la semana pasada. Pemex dijo que las instalaciones funcionaban con normalidad dos días después, y que había suficiente inventario de combustible para satisfacer la demanda.

Nota Original:Mexico Fuel Theft Is Said to Cause Supply Issues for BP, Total

Reportero en la nota original: Amy Stillman en Mexico City, astillman7@bloomberg.net

Editores responsables de la nota original: David Marino, dmarino4@bloomberg.net, Catherine Traywick, Carlos Caminada

For more articles like this, please visit us at bloomberg.com

©2018 Bloomberg L.P.