Anuncio
Mercados españoles cerrados en 4 hrs 19 min
  • IBEX 35

    11.099,70
    -47,80 (-0,43%)
     
  • Euro Stoxx 50

    4.845,16
    -24,96 (-0,51%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0889
    -0,0012 (-0,11%)
     
  • Petróleo Brent

    84,91
    -0,20 (-0,23%)
     
  • Oro

    2.413,50
    -42,90 (-1,75%)
     
  • Bitcoin EUR

    58.785,70
    -465,81 (-0,79%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.326,91
    -3,99 (-0,30%)
     
  • DAX

    18.228,24
    -126,52 (-0,69%)
     
  • FTSE 100

    8.161,28
    -43,61 (-0,53%)
     
  • S&P 500

    5.544,59
    -43,68 (-0,78%)
     
  • Dow Jones

    40.665,02
    -533,08 (-1,29%)
     
  • Nasdaq

    17.871,22
    -125,68 (-0,70%)
     
  • Petróleo WTI

    82,53
    -0,29 (-0,35%)
     
  • EUR/GBP

    0,8427
    +0,0010 (+0,12%)
     
  • Plata

    29,32
    -0,91 (-3,01%)
     
  • NIKKEI 225

    40.063,79
    -62,56 (-0,16%)
     

Rituales para recibir al otoño y celebrar los ciclos de la vida

Cada 22 de septiembre, el hemisferio norte celebra la llegada del otoño.

El equinoccio de otoño es ese punto de equilibrio en el ciclo del año, donde el día y la noche son de la misma duración, la luz y la oscuridad, la vida y la muerte. Es un tiempo de equilibrio en nosotros.

La palabra otoño también hace referencia a la segunda hierba o heno que producen los prados en la estación. El término otoñada hace referencia a una abundancia de la tierra, ya que la estación es la época de cosechas y recolección de algunos productos como el maíz y los pastos tienen una mayor fertilidad.

El equinoccio era una gran celebración para muchas culturas ancestrales. Todos los rituales y celebraciones son una forma de darnos el tiempo para conectar con la naturaleza, sentirla, escuchar lo que sucede dentro y fuera de nosotros. Es una forma de celebrar la vida y sus ciclos.

ANUNCIO

Rituales:

Da un paseo conectando con la naturaleza, si vives en la ciudad presta atención a los árboles, o puedes ir hasta algún parque cerca de tu casa o trabajo. Ofrécete un tiempo para caminar en silencio. Para volver a habitar tu cuerpo y escucharlo, mientras te abres también a escuchar y sentir profundamente la entrada del otoño.

El otoño trae lluvias, conecta con la tierra, con la forma en que vuelve a sentirse húmeda, fresca. El olor de tierra mojada, el rocío de las hojas de los árboles y hierbas van refrescando el ambiente. Toma ese rocío entre tus manos, sintiendo el otoño. Siente que va sucediendo también dentro de ti.

Durante tu caminata, recuerda recolectar cosas de la naturaleza que te inspiren. Puede ser una piedra, una rama, unas hojas secas, unos frutos (moras, manzanas, semillas, flores). Luego usarás todo lo que recojas para hacer un pequeño altar a la naturaleza.

Luego de tu caminata, medita. Si no sabes meditar, enciende una vela, un sahumerio, pon una música tranquila. Youtube está lleno de videos con mantras para renovar la energía de tu hogar con sonidos de paz. Haz tu pequeño pero personal ritual para darle la bienvenida al otoño. Nada está bien o mal, mientras sientas en tu interior la paz de conectar con tu entorno.

El otoño es el fin de una etapa que da comienzo a otra.

Las hojas de los árboles se van tornando rojas y amarillas, que simbolizan una transformación. Se van secando y ya no son necesarias, así que el árbol las deja ir. Esas hojas siguen su ciclo y su propósito: nutrir la tierra, para dar vida a las nuevas semillas.

Otro ritual importante es poner la casa en orden. Es un buen momento para hacer una limpieza profunda, de los armarios y de cada rincón. Regalando lo que ya no necesitamos, para poder crear un ambiente de orden y claridad en nuestro hogar y nuestro cuerpo/mente.

Así, podemos volver a la calma, a bajar el ritmo y dar bienvenida al descanso que es el invierno. Hay cosas materiales que ya no necesitas y no sirve guardes. Renueva tus propios recursos, deja ir para tener espacio para recibir, no solo material, sino espiritual. Verás que bien te sientes cuando te has liberado de lo que ya no necesitas.

Altar de Otoño

Es importante tener un altar para nuestra práctica. En el altar podemos poner cosas que nos inspiran y que nos conectan con la naturaleza. Quizá aquellos símbolos que nos traen paz, calma. Para este ritual, puedes hacer un pequeño altar en tu casa, en ese rinconcito donde lo dedicas a meditar o relajarte.

Puedes poner aquellas cosas que has recogido durante tu caminata y que te conectan con lo que está sucediendo en la naturaleza: hojas secas, piñas de los árboles, frutas, ramas, piedras, flores, etc.

En tu altar también puedes agregar los símbolos de los 5 elementos y los 4 rumbos según los toltecas:

  • al norte, unas piedras o minerales y ramas, semillas, frutos (tierra),

  • al este, una pluma de buitre, incienso, etc. (viento),

  • al sur, una botella de cristal con agua y una concha del mar (agua),

  • al oeste, una figura del abuelito fuego con una vela (fuego)

  • al centro, unas flores silvestres o cualquier cosa que te inspire en este momento (el espacio o éter). El centro representa el aquí y ahora, el equilibrio. Además, así también verás que en unas horas o días, esas flores irán muriendo, secándose, y recordándote el ciclo constante en la vida.

Libros recomendados para leer durante esta época de renovación y cambio:

Los cuatro acuerdos: una guía práctica para la libertad personal de Don Miguel Ruíz

Cuevas de poder de Sergio Magaña Ocelocoyotl

Claridad y conexión de Yung Pueblo

Desintoxícate de ti de Miriam Nenninger

El poder del ahora de Eckhart Tolle

Meditación guiada de otoño: