Mercados españoles cerrados

Ofrecen un sueldo de 150.000 dólares por cuidar una vivienda y hacer recados

Jaime Quirós – Ofrecen 150.000 dólares (casi 130.000 euros) anuales de sueldo a una pareja por desempeñar un trabajo que la inmensa mayoría, mejor o peor, puede hacer. Limpiar, cocinar y hacer recados. Lo que viene siendo un sueldazo por hacer algo que nadie a priori querría hacer, e históricamente quedaba reservado a personas con poca formación y por la que se cobra uno de los salarios más bajos posibles.

Es la oferta laboral que ha aparecido esta semana, en la que una pareja de multimillonarios de Nueva York solicitaba personal para hacer las labores de su mansión. El trabajo a tiempo completo para una pareja paga entre 100.000 dólares y 150.000 dólares al año, dependiendo del nivel de experiencia de los solicitantes. Ofrece beneficios como alojamiento privado dentro de la casa, una asignación para alimentos y gastos, y seguro médico, dental y oftalmológicos. Piden flexibilidad horaria y ofrecen dos días libres a la semana.

[También de interés: Los escandalosos sueldos de los becarios de Google o Facebook]

Casas en el barrio de West Village de Manhattan, New York City. Getty Images.

Es usual que las familias adineradas desembolsen miles de dólares al año para emplear mayordomos, chefs, chóferes, amas de casa y niñeras. Pero no es normal que se pague esa cantidad salarial. Desde luego, a muchos les darán ganas de dejar los trabajos que aman y desarrollan, pero por los que cobra diez veces menos, y coger el mocho todos los días en nueva York.

La pregunta está en si es lógico que se paguen esas cantidades por esas labores o es pura consecuencia de la falta de perspectiva social de unos ricachones que de no “pisar la calle” no saben lo que vale un café como le pasaba a Zapatero.

Desde luego los sueldos por esos trabajos son muy bajos y se deberían subir a todos los que lo desempeñan. En absoluto se trata de despreciar a las personas que trabajan en servicio doméstico, pero por muy importante que sea mantener limpia la casa de un multimillonario, cabe preguntarse si no es más justo que ese sueldo lo cobrase un médico que salva vidas cada día o un ingeniero que facilita la vida de millones de personas. La misma reflexión giraría en torno a si tiene sentido que un futbolista pueda ser ese mismo rico simplemente por meter muchos goles, profesión sin una utilidad social tangible claramente cuestionable.

Asimismo, cabe preguntarse quién somos nosotros para criticar que dos personas compartan su dinero con trabajadores que se presupone van a hacer de manera excelente su trabajo. Cada cual puede pagar lo que considere oportuno por un trabajo y quizá lo lógico sería alegrase por los afortunados que consigan el empleo.

Desde luego alegrarse es una actitud mucho más responsable socialmente hablando. Y además “hoy será por ti y mañana será por mí”.

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias