Mercados españoles abiertos en 6 hrs 35 min
  • S&P 500

    3.678,43
    +92,81 (+2,59%)
     
  • Nasdaq

    10.815,43
    +239,82 (+2,27%)
     
  • NIKKEI 225

    26.751,49
    +535,70 (+2,04%)
     
  • Dólar/Euro

    0,9830
    +0,0003 (+0,03%)
     
  • Petróleo Brent

    87,97
    +0,06 (+0,07%)
     
  • BTC-EUR

    20.004,25
    +475,79 (+2,44%)
     
  • CMC Crypto 200

    446,60
    +11,25 (+2,58%)
     
  • Oro

    1.708,50
    +6,50 (+0,38%)
     
  • HANG SENG

    17.079,51
    -143,32 (-0,83%)
     
  • Petróleo WTI

    83,47
    -0,16 (-0,19%)
     
  • EUR/GBP

    0,8678
    -0,0001 (-0,01%)
     
  • Plata

    20,76
    +0,18 (+0,85%)
     
  • IBEX 35

    7.462,00
    +95,20 (+1,29%)
     
  • FTSE 100

    6.908,76
    +14,95 (+0,22%)
     

¿Retinol o Bakuchiol?: elige la mejor opción para tu piel

·3 min de lectura
Photo credit: Imaxtree
Photo credit: Imaxtree

Si has comenzado la tarea de frenar el envejecimiento, seguro que conoces el retinol. Es el activo que más estudios e investigaciones avalan para frenar los signos de la edad. Se usa en el cuidado de la piel para estimular la producción de colágeno, mejorar la apariencia de las líneas finas y las arrugas y suavizar la pigmentación. Hasta aquí todo ventajas, pero tiene un problema: hay pieles a las que les cuesta tolerarlo.

Photo credit: Filippo Fortis
Photo credit: Filippo Fortis

Cada vez hay más personas que se consideran de piel sensible, lo que la convierte en poco receptiva a activos mínimamente agresivos. Todos los profesionales coinciden en que el uso del retinol debe incorporarse a la rutina de forma progresiva e ir observando cómo reacciona la piel. Se suele comenzar aplicándolo dos noches por semana y después se aumenta a días alternos. Además de las pieles intolerantes, estas reacciones suelen ocurrir por el llamado periodo de ajuste, en el que tu piel se está adaptando a este nuevo ingrediente. En estos casos desaparecerán por sí mismas. No obstante, en el momento que la piel se enrojezca, se irrite u observes que salen granitos, es mejor detener el proceso y buscar una alternativa.

Y es que actualmente existe otro componente muy parecido al retinol que no causa tanta intolerancia. Se trata del bakuchiol, una alternativa natural, que se puede encontrar en plantas seleccionadas. Este ingrediente ha demostrado tener casi tanta eficacia como el retinol y, sin embargo, no desencadena esas reacciones adversas.

En concreto, el bakuchiol se extrae de las semillas de una planta llamada Psoralea Corylifolia. Aunque su uso en cosmética es relativamente reciente, en medicina se ha utilizado tradicionalmente para calmar erupciones, aliviar el enrojecimiento y curar heridas abiertas. Sobre la piel actúa de forma similar. Esta demostrado que regula y estimula la producción de colágeno -ya sabes que es el responsable de que tu piel esté hidratada y elástica- y también funciona como antiiflamatorio y antioxidante.

Como en cualquier tratamiento cosmético tópico, la constancia es fundamental para obtener resultados. Pero lo importante es que cumple sus objetivos. De hecho, un estudio publicado en International Journal of Cosmetic Science corroboró que la aplicación de bakuchiol, dos veces al día durante doce semanas, daba lugar a una mejora significativa de las líneas de expresión, a las arrugas, a la elasticidad de la piel y a la firmeza. Lo ideal para una efectividad mayor es combinarlo con otro activos como la vitamina C , el ácido hialurónico y la niacinamida, para una hidratación extrema.

La ventaja de este último respecto al retinol es que este suele ser tolerado por todas las pieles, ya que se han descrito muy pocos casos en los que este componente haya dado lugar a irritación o a cualquier otra de las mencionadas reacciones, más comunes con el retinol. No obstante, las personas con piel muy sensible deben tener especial precaución y realizar un periodo de adaptación similar al del retinol, ya que sí pueden experimentar alguna reacción sobre la piel.