Mercados españoles cerrados

Una joven denuncia la respuesta que le dieron a una amiga licenciada tras postularse a una oferta de trabajo

·8 min de lectura

El pasado miércoles, a primera hora de la noche, Eva Mollo (@yavecesnieso), indignada, compartió a través de su perfil en Twitter la respuesta que había recibido una amiga suya en busca de trabajo por parte de una empresa a la que presentó su candidatura para un proceso de selección abierto. Sabía que no daba el perfil, pero la situación actual le empujó a enviar igualmente su currículum. La captura del correo y su contenido se han hecho virales con infinidad de críticas hacia la empresa, que dio su versión de lo ocurrido por la misma vía y publicado días después un comunicado recogido al final de este texto.

“Imagina ser graduada en Comunicación Audiovisual con un Máster en Marketing. Imagina conseguir un trabajo y que al poco tiempo una pandemia irrumpa y tengas que dejar la empresa. Imagina intentar encontrar trabajo y enviar CV a @THE_SMF. Imagina que te responden así”, escribe @yavecesnieso en un hilo que acumula más de 1.200 retuits en menos de 48 horas.

La respuesta en cuestión, recogida a través de una captura del mail que recibió su amiga, dice lo siguiente: “Hola Clara, Yo también pasé por una frutería para comprar unos filetes empanados, Un saludo”. Lanzado el mensaje, se pregunta esta tuitera si en la empresa que respondió así, una consultora que se dedica al marketing online, son más “maleducados, rancios o prepotentes”.

A continuación, argumenta que, desde su punto de vista, “de nada sirve el marketing si no hay calidad humana detrás. @THE_SMF gracias por la clase gratis sobre cómo NO dirigirse a nadie nunca. Maleducados :)”. Acaba su hilo de protesta señalando que “una disculpa por correo a Clara sería lo suyo. Una muestra de empatía. Ya que no se puede retroceder en el tiempo y contestar al mensaje con un ‘guardamos tu CV’ porque también hacéis Branded Content. O no contestar. Algo que muestre empatía desde vuestro privilegio”.

La publicación de esta respuesta por parte de quien correspondiese hacerlo desde la empresa ha supuesto un aluvión de críticas a su autor o autora y a la consultora por la forma en la que eligieron responder pudiendo haber optado por otra más aséptica o, directamente, no contestar como suelen hacer muchos departamentos de Recursos Humanos.

“Me parece muy curioso lo rápido que olvida la gente que un día estuvieron ellos buscando trabajo. Si contestan así... no quiero imaginar el trato directo y condiciones @THE_SMF, guay que hablen... pero así de mal…”, se puede leer en uno de los comentarios que más ‘me gusta’ ha recibido por parte de los tuiteros.

Muchas de las personas que han respondido a la denuncia de la amiga de Clara coinciden en la falta de empatía. “No se me ocurre ningún contexto de buscar trabajo en el que decir eso tenga el más mínimo sentido”, se lee en uno de los comentarios. También hay quien ha remarcado el hecho de que se trate de una consultora dedicada a trabajar con la imagen desde donde ha salido una respuesta como esa. “El marketing no parece ser precisamente lo suyo (me refiero a la empresa) visto su perfil y sus respuestas. Pero yo qué sé de marketing. Lo que seguro no es lo suyo es la educación, la empatía y la humanidad. Un asco de gente, vaya”, sentencia una tuitera.

Mencionados en el hilo lanzado por @yavecesnieso y en una buena parte de las reacciones en su contra que este ha generado, desde Social Media Family han dado su versión de lo ocurrido sin que en ella haya rastro de las disculpas exigidas. Su argumento es que, aún sabiendo que no daba el perfil, Clara les mandó su CV haciéndoles perder tiempo.

“No vamos a entrar en polémicas: "imagina" que recibes 200 candidaturas para una oferta CONCRETA, atiendes a TODOS y cada uno de ellos, LEES sus CVs y revisas sus portfolios, e imagina que ALGUIEN aprovecha esa oferta para enviar su CV y dice ‘he visto la oferta, NO doy el perfil’”, respondió en un primer tuit que recibió contestación de la amiga de Clara, quien les ha echado su actitud de nuevo.

“‘No vamos a entrar en polémicas’ y tuitazo explicando. Además de maleducados, incongruentes. Al menos a mí me contestáis con más educación que a ella. ¿Qué pasa? Que si tengo 3.000 seguidores y estáis expuestos sois más majos que por privado con alguien que sólo busca curro?”, les ha interpelado.

La discusión entre ambas partes no se ha quedado ahí y, en este cruce de tuits, desde la empresa han respondido que “ni por privado, ni en público: antes de quejarse y tirar de ‘pielfinismo’ hay que pensar el porqué de las cosas. Siempre debemos valorar el tiempo de los demás, así como su trabajo, y si tirar de ironía es prepotencia, qué se le va a hacer” para acabar comentando en otro tuit que la situación actual afecta a “todos” y que ellos cumplen con la ley y empatizan con sus clientes.

Estas explicaciones no han calmado los ánimos contra ellos y hay quien les señala que “leer currículums tanto de candidatos que se ajustan al perfil, como de los que no se ajustan, forma parte del trabajo de RRHH. Nunca sabes que te vas a encontrar. Eso es inteligencia. Contestar correctamente es educación”.

Actualización (21 de julio de 2020)

Unos días después de surgida la polémica y hacerse esta viral, desde The Social Media Family se pusieron en contacto con Yahoo para hacer llegar el comunicado oficial emitido, a través de su web, por su director en el que explica lo sucedido, su versión de los hechos y admite haberse equivocado en la respuesta enviada a esta candidata al proceso de selección abierto.

Bajo el título Lecciones aprendidas en primera persona, el texto comienza explicando que “este es un post muy personal, y por eso decido firmarlo en primera persona: soy Pablo Sammarco, director de The Social Media Family, y reconozco haberme equivocado”. En su análisis repasa punto por punto y de manera cronológica lo ocurrido para acabar recopilando los errores, cómo deben gestionarse este tipo de crisis y lo aprendido de este caso.

Acaba Sammarco el comunicado reconociendo nuevamente su equivocación y asegurando que entiende que este haya podido hacerse sentirse “agraviadas” tanto a quien recibió el correo como a quien lo compartió al tiempo que plantea dos preguntas/reflexiones sobre las redes sociales. “¿Merece mi empresa (y yo, de paso) ser sometidos a esta inquisición por hacer público un email privado? ¿Un correo con una respuesta sarcástica es suficiente como para señalarme públicamente, decir dónde vivo, qué coche tengo, llamarme de todo, desear nuestro cierre, mencionar a nuestros clientes para que dejen de trabajar con nosotros e incluso atentar contra mi honor?”, se pregunta.

Más historias que te pueden interesar:

Una tuitera ha denunciado la respuesta recibida por una amiga en búsqueda de empleo tachando a la empresa de "maleducada". (Foto: Captura de Twitter / @yavecesnieso)
Una tuitera ha denunciado la respuesta recibida por una amiga en búsqueda de empleo tachando a la empresa de "maleducada". (Foto: Captura de Twitter / @yavecesnieso)
Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente