Mercados españoles abiertos en 3 hrs 25 min

Reino Unido, México y Chile, entre los país desarrollados que menos paga a sus jubilados

(AFP | Aris Messinis)

Parece mentira, pero esta es la realidad: entre los países desarrollados, Gran Bretaña encabeza la lista negativa de los países que menos paga a sus jubilados.

Con un promedio de 122.30 libras esterlinas (169, 68 dólares) por semana, Reino Unido resulta el país menos generoso del Occidente desarrollado en cuestiones de pagos a sus jubilados.

Este es uno de los puntos tristes de un estudio llevado a cabo por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), tras analizar las cifras oficiales de las naciones industrializadas del mundo.

Lo más llamativo es que un país con un supuesto estado de bienestar como el Reino Unido haya quedado en esta tabla por debajo de naciones de economías más pobres como Chile, Polonia y México.

La clasificación

Para que se tenga una idea, solo habría que asomarse a los pagos de las pensiones de los países vecinos. Mientras que la pensión estatal del Reino Unido vale solo el 29% de los ingresos promedio de los trabajadores del país, en España esta cifra equivale al 81,8% y en Francia al 74.5%, al tiempo que la pensión estatal alemana corresponde al 50,5% de las ganancias promedio, y en Estados Unidos es del 49,1%.

Sin embargo, la pensión estatal más generosa del mundo se encuentra en los Países Bajos, donde los pagos a los jubilados son ligeramente superiores a las ganancias promedio (100,6%). No muy lejos se encuentran Portugal (94,9), Italia (93,2) y Austria (91,8%).

Si se pone la mirada en lo que ocurre en los dos países latinoamericanos que aparecen en el estudio, se observa que no salen muy bien parados. En el penúltimo lugar de la lista se sitúa México, donde los jubilados tan solo reciben un 29,6% de los ingresos medios de un trabajador del país. En Chile, tan solo unos puestos por encima, los pensionistas tienen que conformarse con el 40,1% de un sueldo medio.

Lo peor es que, según la baronesa Ros Altmann, ex antigua ministra británica de Pensiones, esta situación podría empeorar ya que las proyecciones del gobierno sugieren que para aquellos que ahora son menores de 30 años, la edad en la que podrían reclamar una pensión estatal tendrá que retrasarse hasta los 70 años.

La delicada situación británica

La baronesa Altmann advirtió de que a pesar de una revisión reciente del sistema de pensiones, los pagos en su país deberán reducirse aún más para evitar aumentos masivos de impuestos en el futuro para pagarlo.

“Somos una de las principales economías del mundo, pero nuestro apoyo a los más viejos de la sociedad no es adecuado”, expresó.

“En abril de 2016, se suponía que las principales reformas a la pensión estatal del Reino Unido habían hecho que el sistema fuera asequible para el futuro, reduciendo su generosidad -puntualizó-. Más allá de la década de 2030, la nueva pensión estatal será más baja que el sistema anterior para la mayoría de las personas y las personas peor pagadas, predominantemente mujeres, perderán significativamente con el nuevo sistema”.

“A pesar de esto, se ha informado al gobierno que los costos de pagar las pensiones estatales se elevarán tanto en los próximos 20 años y más allá que podrían requerirse más recortes”, lamentó.

A finales de este año, la edad de jubilación estatal para las mujeres británicas aumentará a los 63 años, y a los 65 años para los hombres, llegando a ser de 66 años para ambos sexos en 2020.

Mucho más grave resulta que los pronosticadores económicos del gobierno creen que la edad de retiro deberá subir a los 70 años para la década de 2050 y hasta los 71 años para el año 2060.

Esto significaría que cualquier persona que tenga ahora 30 años no obtendrá su pensión estatal hasta que alcance los 70 años, mientras que los menores de 20 años tendrán que esperar hasta los 71 años.

La ex ministra de pensiones pidió al gobierno que haga más para enfrentar esta crisis, incluyendo hacer que las pensiones privadas sean más atractivas para que más personas estén dispuestas a pagar una parte de sus salarios en sus propios fondos.

“Para evitar cargar a las generaciones más jóvenes con importantes aumentos de impuestos, es vital que se haga más para impulsar el ahorro privado de pensiones -dijo-. La inscripción automática es un buen comienzo, pero la industria de las pensiones necesita atraer a más clientes para pagar más en sus pensiones”.

Artículos relacionados que también te pueden interesar:

Salarios mínimos en Latinoamérica: en qué país permite un mayor poder adquisitivo

Es más fácil lograr el famoso “sueño americano” en México y China que en EEUU