Mercados españoles abiertos en 7 hrs 41 min

Reformar una vivienda puede revalorizarla hasta un 30%

Realizar una reforma integral podrá revalorizar la vivienda hasta un 30%

Siete de cada diez viviendas de segunda mano que entran al mercado inmobiliario en nuestro país pasan por una reforma antes o después de la compra, de acuerdo con el informe Observatorio 360º de la Vivienda y la Reforma en el Hogar de Andimac. Algo común si tenemos en cuenta que más de la mitad de los inmuebles tienen 40 años de antigüedad.  Aunque es normal que si queremos vender o alquilar, lo queramos hacer lo antes posible, lo cierto es que reformar la vivienda antes de sacarla al mercado puede revalorizarla hasta un 20% al venderla y hasta un 30% al alquilarla, de acuerdo con el estudio Reformar por el Precio Justo. Pero un rediseño integral puede costar de media 26.000 euros, así que financiar una reforma es para muchos la única opción.

Artículos relacionados:

¿A qué reformas podemos sacarle más partido?

Según la vivienda y la finalidad para la que queramos la reforma (alquilar, vender, mejorar nuestro confort…), el tipo de reforma que más le convenga dependerá. Según Andimac, para hacer una reforma integral de una vivienda de 90 metros cuadrados gastaremos un presupuesto de 26.000 euros de media y la mayor partida se irá a cocinas (5.700 euros) y a baños (5.400 euros).

No obstante, no son las únicas reformas que se pueden llevar a cabo. Por ejemplo, la mejora de la eficiencia energética del hogar suele ser una de las reformas preferidas, ya que una casa eficientemente energética reduce el consumo hasta en un 90%, según la plataforma de edificación Passivhaus. Aislarla, cambiar las ventanas o renovar los  electrodomésticos por otros de clase A+ o superiores son algunas de las mejoras que podemos llevar a cabo. Además, al tratarse de mejoras que ayudan al medio ambiente, podemos encontrar préstamos ecológicos con intereses muy por debajo de la media.

Otras reformas como renovar los muebles, las ventanas, cambiar el suelo o pintar son reformas más o menos baratas y que requieren poca mano de obra, pero que le darán un lavado de cara a la vivienda.

¿Cómo elegir un préstamo reforma según mi presupuesto?

Hoy en día podemos encontrar casi tantos tipos de préstamos para reformar nuestro hogar como tipos de reformas. Elegir bien o mal el tipo de financiación que mejor se adapta a nuestra reforma puede suponer un gran ahorro en intereses.

Según la finalidad, el presupuesto y el plazo en el que queramos financiar la reforma podremos encontrar diferentes ofertas. Lo más común es acudir a nuestro banco o a otra entidad financiera para comparar entre préstamos para reformas o incluso tarjetas de crédito para algunas pequeñas reformas con presupuestos no muy elevados (las tarjetas solo son recomendables cuando el importe es muy reducido y el dinero se va a devolver en un plazo muy breve de tiempo), pero no son las únicas alternativas.

Los grandes almacenes (Ikea, El Corte Inglés, Leory Merlin…) también ofrecen alternativas de financiación. Además, como su objetivo es incentivar las compras, podremos encontrar grandes ofertas para financiar los productos que venden.

Por otro lado, si la reforma que queremos llevar a cabo en nuestra vivienda tiene que ver con la mejora de la eficiencia energética, vale la pena comparar entre los préstamos ecológicos que ofrecen algunos bancos, cuyos intereses medios son del 4,67% TIN (5,02% TAE), más baratos que los créditos al consumo tradicionales. Aunque también hay créditos estándar, que no están pensados específicamente para financiar proyectos sostenibles, muy atractivos como el Crédito Proyecto Reforma Hogar de Cofidis, que nos permite financiar cualquier tipo de reforma desde el 5,95% TIN (6,12% TAE) sin comisiones ni vinculaciones.

En definitiva, la clave para encontrar el préstamo que mejor se adapte a la reforma que queremos llevar a cabo es comparar entre varias ofertas tanto en nuestro banco como en otras entidades para encontrar la mejor.