Mercados españoles cerrados en 3 hrs 15 min
  • IBEX 35

    7.328,80
    -113,40 (-1,52%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.290,92
    -44,38 (-1,33%)
     
  • Dólar/Euro

    0,9710
    -0,0029 (-0,30%)
     
  • Petróleo Brent

    89,27
    -0,05 (-0,06%)
     
  • Oro

    1.658,90
    -11,10 (-0,66%)
     
  • BTC-EUR

    19.991,42
    +293,64 (+1,49%)
     
  • CMC Crypto 200

    443,43
    +14,65 (+3,42%)
     
  • DAX

    12.012,63
    -170,65 (-1,40%)
     
  • FTSE 100

    6.930,92
    -74,47 (-1,06%)
     
  • S&P 500

    3.719,04
    +71,75 (+1,97%)
     
  • Dow Jones

    29.683,74
    +548,75 (+1,88%)
     
  • Nasdaq

    11.051,64
    +222,13 (+2,05%)
     
  • Petróleo WTI

    82,07
    -0,08 (-0,10%)
     
  • EUR/GBP

    0,8949
    +0,0008 (+0,09%)
     
  • Plata

    18,67
    -0,21 (-1,11%)
     
  • NIKKEI 225

    26.422,05
    +248,07 (+0,95%)
     

Cómo dejar de ser un esclavo del móvil con 10 pequeños pero útiles pasos

·4 min de lectura
Photo credit: Artur Debat - Getty Images
Photo credit: Artur Debat - Getty Images

La adicción al teléfono móvil se ha convertido en una de las grandes preocupaciones de la actualidad. Ya sea porque cada vez hay usuarios más jóvenes que disponen de un dispositivo y no tienen capacidad para gestionar su dependencia o simplemente porque se ha convertido en un accesorio irrenunciable para gran parte de la población. Así, se ha desarrollado la nomofobia, una adicción que no siempre es fácil abandonar.

"Los smartphones y las redes sociales se han convertido en una parte integral de nuestras vidas, pero mucha gente tiene problemas para usarlos de una manera que podríamos considerar saludable", avisa Samuel Veissière, catedrático de Psiquiatría de la Universidad McGill.

Para evitar que la relación con el teléfono sea similar a la de una droga, los expertos de la Universidad McGill han desarrollado una serie de pruebas con individuos que han apuntado pequeños pasos que pueden ayudar a acabar con esta negativa dependencia. La investigación sobre el problemático empleo de los teléfonos móviles y sus pruebas ha sido publicada en la revista científica International Journal of Mental Health and Addiction.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un contenido no disponible por tus preferencias de privacidad

No es una solución definitiva, pero ha elaborado una lista con pequeños consejos que pueden ayudar o colaborar con otros métodos. "Nuestra intervención ofrece una pequeña parte de la solución", avisa Samuel Veissière.

Estos son los 10 pequeños pasos que te pueden ayudar a romper tu adicción al teléfono móvil (y los motivos comprobados con estudios científicos):

1. Desconecta las notificaciones no esenciales (tanto sonidos como avisos en la pantalla o vibraciones. ¿Por qué? Las notificaciones interrumpen las tareas y pueden causar estrés.

2. Reduce la accesibilidad. Pon tu teléfono en silencio y boca abajo lejos de tu vista cuando no tengas que usarlo. ¿Por qué? La mera presencia puede reducir el rendimiento de las tareas que necesitan al cerebro.

3. Bloquea con más pasos. Deshabilita la función de desbloquear el teléfono con la huella o la cara. Es mejor tener que introducir una contraseña. ¿Por qué? Retrasar el acceso al teléfono puede reducir su uso (la pereza es aquí un aliado).

4. Que duerma al mismo tiempo que tú. Mantén en silencio tu teléfono y sin vibración cuando vas a la cama. Además, debes mantenerlo lejos de tu alcance mientras vas a estar tumbado ¿Por qué?. Evitar los smartphones por la noche puede mejorar el sueño y la calidad de vida.

5. Configuración. Baja el brillo del teléfono, déjalo únicamente en blanco y negro y cambia un color a uno menos llamativo (por ejemplo, el que se suele activar con el modo nocturno). ¿Por qué? Rebajar la luz puede mejorar el sueño. Además, el uso de blanco y negro reduce el tiempo delante de la pantalla, el uso problemático del teléfono, la ansiedad y también reduce la motivación para usarlo al ser menos atractivo y llamativo.

6. Oculta las redes sociales y aplicaciones de correo electrónico. No dejes ningún acceso directo o desinstala las aplicaciones propias. ¿Por qué? Usar menos las redes sociales mejora el bienestar porque estás aplicaciones están diseñadas para una continua llamada de atención con estímulos.

7. Usa ordenadores. Cuando termines tus tareas en un ordenador sigue con él para otras tareas como buscar información, usar el correo electrónico o consultar las redes sociales. ¿Por qué? El uso de redes sociales tiene un uso más habitual en los teléfonos si se compara con los ordenadores.

8. Relaciones sociales. Haz sabes a tus amigos, familiares y compañeros de trabajo que vas a ser menos activo con las aplicaciones de mensajería. Puedes avisar de que si necesitan algo importante pueden llamarte directamente. ¿Por qué? Reducir las expectativas de respuestas inmediatas puede rebajar el interés por usar el teléfono.

9. Fuera de tu presencia. Deja el teléfono en casa si no lo vas a necesitar. Por ejemplo, cuando vas a comprar o a entrenar al gimnasio. ¿Por qué? No tener el teléfono accesible evita que interfiera con otras actividades como las relaciones personales.

10. Consejo general: usa el teléfono lo menos posible. ¿Por qué? Limitar el tiempo con el smartphone por voluntad propia puede aumentar el bienestar personal.

Photo credit: Artur Debat - Getty Images
Photo credit: Artur Debat - Getty Images

Los resultados han sido prometedores. "La mayor parte de los participantes pasaban de cuatro o cinco horas diarias con sus teléfonos. Con nuestra intervención logramos que redujeran aproximadamente una hora diaria", explicó Jay Olson, uno de los autores, en la presentación de los resultados.

Los expertos han lanzado una página llamada Healthy Screens en que ofrecen en inglés un cuestionario para valorar la posible adicción y algunas estrategias para reducir el tiempo de uso de los móviles.

VÍDEO: ¿Es tatuarse una adicción?