Mercados españoles cerrados

¿Cómo recibir una encomienda sin ponerte en riesgo?

El virus SARS-CoV-2, más conocido como nuevo coronavirus, que genera la enfermedad COVID-19, sobrevive tres días sobre plástico y acero inoxidable, unas 24 horas en cartón y unas 4 horas sobre el cobre.

Estos datos refuerzan la necesidad de concientización sobre cómo deben manipularse los paquetes cuando se reciben en la puerta de una vivienda.

Una de las actividades exceptuadas del confinamiento decretado por el Gobierno nacional para evitar la propagación de la COVID-19 es la logística, especialmente para el envío de productos de primera necesidad como medicamentos, compras de supermercado a domicilio o de alimentos que se ofrecen a través de aplicaciones y tarjetas bancarias.

En línea con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los operadores de logística implementan medidas de seguridad e higiene internos, como el uso de barbijo, guantes, gafas de protección y el hecho de mantener distancia entre el personal en funciones y entre el repartidor y el cliente.

También realizan un trabajo de concientización para que todas las personas implementen medidas de seguridad en sus hogares, donde finaliza la cadena de distribución, con el fin de minimizar el riesgo de propagación del virus.

Una de las recomendaciones es evitar, en la medida de lo posible, todo contacto físico entre las personas. Claudia Giacomino, gerenta global de calidad, seguridad, salud y medio ambiente de la empresa OCASA, explicó en un comunicado que esta empresa envió a iProfesional, que tras la reciente resolución 304/2020 del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), y hasta que se levante el aislamiento social preventivo y obligatorio, la compañía ya no solicita la firma del cliente como prueba de entrega de productos con el fin de evitar cualquier tipo de contacto entre las partes.

Estas medidas preventivas se complementan con pasos específicos que deben realizar los clientes cada vez que se recibe una encomienda, como ser:

  • Desinfectar las manos antes de recibir un envío.
  • Si se sale de la casa, utilizar un calzado distinto al usado adentro, que se deje al ingreso.
  • Mantener en todo momento una distancia prudencial de más de 1 metro con el repartidor.
  • Exhibir el DNI a distancia para acreditar tu identidad.
  • Recoger el paquete extendiendo los brazos o pedir que se deje en un punto intermedio.
  • Al ingresar a la casa, abrir el paquete, desechar el envoltorio e higienizar inmediatamente las manos. También se debe desinfectar el paquete y la superficie donde se apoyó inicialmente.
  • Por último, higienizar nuevamente las manos con agua y jabón entre 40-60 segundos o con alcohol gel entre 20-30 segundos.

También se recomienda utilizar el pago en línea en lugar de efectivo. Para cuidar a quienes continúan transitando para cumplir con su responsabilidad laboral, el chofer o distribuidor domiciliario debe seguir recomendaciones precisas de higienizar sus manos con alcohol en gel durante 20-30 segundos al finalizar cada entrega.