Mercados españoles abiertos en 7 hrs 22 min
  • S&P 500

    4.448,98
    +53,34 (+1,21%)
     
  • Nasdaq

    15.052,24
    +155,40 (+1,04%)
     
  • NIKKEI 225

    29.639,40
    -200,31 (-0,67%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1748
    +0,0001 (+0,01%)
     
  • Petróleo Brent

    77,26
    +0,01 (+0,01%)
     
  • BTC-EUR

    38.210,16
    +810,50 (+2,17%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.119,18
    +10,26 (+0,92%)
     
  • Oro

    1.745,50
    -4,30 (-0,25%)
     
  • HANG SENG

    24.510,98
    +289,44 (+1,19%)
     
  • Petróleo WTI

    73,28
    -0,02 (-0,03%)
     
  • EUR/GBP

    0,8556
    +0,0002 (+0,02%)
     
  • Plata

    22,58
    -0,10 (-0,46%)
     
  • IBEX 35

    8.876,90
    +68,50 (+0,78%)
     
  • FTSE 100

    7.078,35
    -5,02 (-0,07%)
     

El Real Madrid cambia para seguir siendo el mismo

·2 min de lectura

Madrid, 15 sep (EFE).- Después de algunas temporadas con cambios mínimos, casi los obligados por la voracidad de la NBA, y de que el núcleo duro de la plantilla fuese su mejor valor, el Real Madrid cambia este año con la intención de seguir siendo el mismo.

Renovarse o morir. Por eso han llegado los franceses Thomas Heurtel y Guerschon Yabusele, el estadounidense Nigel Williams-Goss y el húngaro Adam Hanga y también los jóvenes Juan Núñez y Tristan Vukcevic.

El núcleo duro, es decir Sergio Llull, Rudy Fernández y el todavía desaparecido y sin contrato Jaycee Carroll, que sigue figurando en la plantilla del equipo, continúan siendo importantes y "seguro que seguirán dando noches de gloria al equipo", según el entrenador Pablo Laso, pero cada vez necesitarán más ayuda del resto.

En el final de la temporada pasada, más allá de acabar el curso sólo con el título de la Supercopa, se evidenció un agotamiento de recursos, acuciado por la marcha durante la campaña tanto de Facundo Campazzo como de Gabriel Deck y por la lesión de larga duración de Anthony Randolph.

Casi fue peor la sensación de impotencia ante un Barcelona que, de la mano de su nuevo entrenador Sarunas Jasikevicius, dominó con mano de hierro.

Ahora con el trasvase entre madridistas y azulgranas, Nico Laprovittola al Barça y Heurtel y Hanga al Madrid, y el afrancesamiento de la plantilla de Laso, con hasta cuatro jugadores galos, todo comienza de nuevo.

La Supercopa ganada por el Madrid, la cuarta consecutiva, hace apenas un par de días, ante el Barcelona remontando 19 puntos tampoco debe cegar a nadie.

A estas alturas falta preparación, falta ritmo. A todos los equipos. Y al Madrid le faltaban Randolph, Trey Thompkins, Alberto Abalde y el lesionado Rudy Fernández, además, se supone, del desaparecido Carroll.

"Siempre creemos, es innegociable", es uno de los mantras habituales de Laso, que ha conseguido su título número 21 en Tenerife en el inicio de su undécima temporada.

Por delante quedan diez meses de competiciones, de muchos partidos y de muchas vicisitudes, en España y en Europa. La Supercopa no deja de ser un buen aperitivo trufado con una remontada épica, pero lo difícil y lo divertido comienza ahora.

La Liga pondrá a cada uno en el lugar que se merece, pero este Madrid parece volver a tener buena pinta. Cambia para seguir siendo el mismo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente