Mercados españoles cerrados en 7 hrs 41 min

¿Quién quiere dirigir una empresa en Alemania? Casi un millón de propietarios se jubilan y no encuentran sustituto

Es una de las grandes economías mundiales (la cuarta según el World Economic Forum) y el principal motor de la zona euro, pero Alemania se va a enfrentar a graves problemas laborales a corto plazo. El motivo es que cientos de pequeñas y medianas empresas, la columna vertebral de las finanzas germanas, ven amenazadas su existencia por la jubilación de sus propietarios. El dilema es claro: o sucesión o cierre.

Un informe del Financial Times, que utiliza una encuesta del prestamista KfW, muestra claramente la situación. En los próximos cinco años unos 840.000 propietarios de pymes (se las conoce como mittelstand en Alemania) dejarán su puesto y entonces habrá una gran crisis para mantener estos negocios abiertos.

Puerta de Brandeburgo (Wikimedia Commons).

Muchas de estas empresas en Alemania se establecieron en el periodo de posguerra, y ahora, cuando a sus dueños les llega el momento de jubilarse, se están encontrando una enorme brecha generacional, tal y como asegura la publicación económica.

El estudio apunta a que para 2022 al menos uno de cada cinco dirigentes de las mittelstand van a tener que enfrentar un cambio de titularidad, poniendo en riesgo su supervivencia. De hecho, la situación ya es dramática hoy en día porque hay alrededor de 100.000 empresarios que quieren jubilarse en los próximos dos años y no son capaces de encontrar a nadie que los sustituya.

Otra gran dificultad que están enfrentando los propietarios es la modernización de sus empresas a la era digital. KfW asegura que apenas el 26% de las mittelstand han invertido en tecnologías digitales para sus procesos, productos y servicios. La gran mayoría opta por las inversiones tradicionales como edificios o maquinaria, lo que provoca que poco a poco se vayan quedan atrás en esta revolución tecnológica, especialmente de cara al exterior.

Pero en Alemania no solo faltan personas para dirigir compañías, también son necesarios trabajadores. Un estudio del Instituto de Estudios del Mercado Laboral ha registrado que en el país teutón había 1.183.000 puestos de trabajo vacantes en el último trimestre del 2017, especialmente en los sectores de la industria (161.000) y de la construcción (98.000). Actualmente la tasa de desempleo es del 5,7%, una de las más bajas del mundo.

Parece que el país germano va a tener que enfrentarse a una profunda revolución para garantizar que su sistema siga siendo uno de los más exitosos del planeta.