Mercados españoles cerrados

Qué pasa si en tu tarjeta de embarque pone SSSS

En las tarjetas de embarque que utilizan las aerolíneas hay mucha más información además de la fecha, la hora y el asiento en el que nos sentamos. Allí escritas pueden haber señales que nos indiquen que vamos a ser objeto de una atención extra en el aeropuerto… y no nos referimos a una bolsa de cacahuetes o al acceso gratuito a una sala VIP.

En concreto, si en nuestra tarjeta aparece el código SSSS. Esas siglas en inglés corresponden a Selección Secundaria de Seguridad. Y básicamente significa que la seguridad del aeropuerto te va a dedicar más tiempo que al resto de los viajeros.Por ejemplo, tras pasar los arcos de seguridad es posible que un agente te lleve a un cuarto y te realice un interrogatorio y revise en profundidad tu equipaje de mano.

Una tarjeta de embarque SSSS (Twitter)

El aviso SSSS suele aparecer en vuelos con origen o destino a Estados Unidos o a Israel. El mejor indicio de que vamos a ser elegido para un SSSS es que la tarjeta de embarque no se pueda imprimir en casa sino que al hacer el check in nos aparezca un mensaje en el que se nos avisa que no es posible realizar este paso de manera adelantada. Para hacerlo se nos recomendará acudir al mostrador del aeropuerto para hablar con un agente o realizarlo en uno de los kioskos de facturación automática.

Allí recibiremos la tarjeta SSSS y es muy probable que al acceder a los puestos automatizados de seguridad escuchemos un pitido cuando mostremos el documento. Esta señal hará que varios agentes se acerquen a ellos para registrarlos.

Pero, ¿qué personas reciben este ‘castigo’? Según el blog One Mile at a Time, especializado en viajes de lujo, los pasajeros que reciben el tratamiento SSSS son los siguientes:

1 Los que realizan viajes inusuales. Aquí entrarían los que tienen billetes de solo ida (y sin vuelta), los que visitan países considerados como peligrosos o sospechosos (una escala en Dubái o Catar podría valer para entrar en esta categoría) o han visitado alguno de las naciones que estén en la lista negra del Gobierno de los Estados Unidos.

2 Aquellos pasajeros que estén en otra lista, esta vez en la de investigados por algún motivo. O que tienen la mala suerte de tener el mismo nombre que alguien que haya sido investigado.

3 Por puro azar, aunque según este experto en viajes esto no suele ser lo habitual.

No todas las personas que no puedan hacer el check-in desde casa serán seleccionadas para hacer el SSSS. Esa situación anómala se puede dar por multitud de motivos: porque haya overbooking, porque haya un problema informático, o porque la aerolínea esté estudiando cambiar la aeronave, entre otras muchas razones.

En One Mile at a Time se describe el proceso de interrogatorio como invasivo y molesto: “los agentes tocan cada centímetro de tu equipaje y requisan cualquier objeto que no les guste que subas a bordo”.

Para el bloguero, la única forma de salir de esta lista negra es la de ponerse en contacto con el departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos y expresar una queja por recibir este trato de manera arbitraria e injusta. Aunque conseguir algo positivo de este proceso parece harto complicado.