Mercados españoles cerrados
  • S&P 500

    4.141,59
    +13,60 (+0,33%)
     
  • Nasdaq

    13.996,10
    +146,10 (+1,05%)
     
  • NIKKEI 225

    29.751,61
    +212,88 (+0,72%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1955
    +0,0037 (+0,31%)
     
  • Petróleo Brent

    63,91
    +0,63 (+1,00%)
     
  • BTC-EUR

    52.822,43
    +2.203,69 (+4,35%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.354,31
    +60,32 (+4,66%)
     
  • Oro

    1.745,40
    +12,70 (+0,73%)
     
  • HANG SENG

    28.497,25
    +43,97 (+0,15%)
     
  • Petróleo WTI

    60,41
    +0,71 (+1,19%)
     
  • EUR/GBP

    0,8688
    +0,0021 (+0,24%)
     
  • Plata

    25,40
    +0,53 (+2,12%)
     
  • IBEX 35

    8.525,10
    -7,50 (-0,09%)
     
  • FTSE 100

    6.890,49
    +1,37 (+0,02%)
     

Qué puedes hacer si el banco te sube las comisiones de la cuenta corriente

·3 min de lectura

Las grandes entidades en España han modificado las condiciones de sus cuentas bancarias a lo largo de 2020, lo que ha obligado a sus clientes a cumplir más requisitos y pagar más comisiones por el servicio básico de banca.

Muchos afectados por el aumento del precio de las comisiones se han hecho esta pregunta: ¿es legal que el banco cambie las condiciones que pacté en la contratación? Recientemente, Consumo y las comunidades autónomas han reconocido el derecho a mantener las condiciones de las cuentas contratadas bajo el lema sin comisiones, por lo que, a partir de ahora, las autoridades de Consumo valorarán este criterio para resolver las reclamaciones.

Todos los clientes pueden reclamar ante el Servicio de Atención al Cliente del banco o las autoridades de Consumo si no están de acuerdo con el cambio. Otra alternativa es dejar atrás la entidad y cambiar de cuenta para no pagar ni un euro.

En ambos casos, los expertos animan a valorar si nos interesa asumir la vinculación que exige el banco y revisar la oferta de cuenta sin comisiones de otras entidades bancarias.

Artículos relacionados:

Retirar efectivo de la cuenta corriente
Retirar efectivo de la cuenta corriente

1- No contrates productos que no necesitas

Algunos bancos obligan a sus clientes a contratar seguros, renting de vehículos o productos tecnológicos, préstamos o fondos de inversión a cambio de la gratuidad de las cuentas bancarias.

Si las condiciones del producto nos interesan y, además, contratarlo nos permite evadir los gastos de las cuentas, no es una mala opción asumir la vinculación. Sin embargo, se recomienda comparar antes de contratar para investigar si estamos pagando el precio justo por el servicio.

Por el contrario, si no se necesita realmente este producto y el objetivo de la contratación es únicamente eliminar los costes de la cuenta, escoger esta opción podría ser poco recomendable, ya que el producto que se va a contratar también va a generar gastos.

2- Compara la oferta de cuentas nómina

Haciendo una breve búsqueda en Internet, probablemente encontremos cuentas que ofrecen mayores beneficios al domiciliar el sueldo.

Por ejemplo, con una nómina de un importe igual o superior a 800 euros, un recibo mensual domiciliado en la cuenta y algunos movimientos con tarjeta al trimestre, Bankinter ofrece toda la operativa habitual gratis y paga un 5% TAE sobre los primeros 5.000 euros durante el primer año. Durante el segundo año, la TAE es del 2%. En dos años, la Cuenta Nómina de Bankinter puede generar hasta 350 euros brutos en intereses.

3- ¿Sin nómina? Busca una cuenta sin vinculación

Es cierto que hay entidades bancarias como la anterior que intentan captar los ingresos de nuevos clientes y, para ello, se esmeran por ofrecer ventajas llamativas en sus cuentas nómina. No obstante, también hay bancos que disponen de cuentas corrientes más básicas para las que no exigen cumplir ningún requisito, solamente ser mayor de edad, residir en España, operar a través de Internet y, en ocasiones, ser nuevo cliente.

¿Y qué suelen ofrecer gratuitamente este tipo de cuentas sin requisitos? Las cuentas sin vinculación y sin comisiones no suelen cobrar por el mantenimiento, por la administración, por las tarjetas de débito o crédito o por las transferencias a bancos nacionales o internacionales en la zona del euro.

Un ejemplo de este tipo de cuenta es la Cuenta Online Sin Comisiones de BBVA. Se trata de una cuenta bancaria que no tiene requisitos de vinculación y tan solo exige ser nuevo cliente en la entidad para no pagar por la cuenta, las transferencias o la tarjeta de débito.

VIDEO | Pinta el retrato de una pasajera en el metro y la deja sin palabras al entregárselo