Mercados españoles cerrados en 1 hr 53 mins

El sensor ToF, un gran desconocido de las cámaras de los teléfonos actuales: qué es y cómo funciona

El Huawei P30 Pro cuenta con sensor ToF, situado bajo el flash - Imagen: Huawei.

La cámara se ha convertido con el tiempo en el centro de atención y entretenimiento de los teléfonos móviles, muy especialmente a la hora de hablar de la gama alta. Estos terminales, o mejor dicho, sus fabricantes, intentan rizar el rizo como pueden a la hora de plantear su sistema fotográfico, con sensores llenos de megapíxeles, zooms cada vez más potentes o nuevos elementos que hasta ahora no eran tan comunes.

Ese es precisamente el caso del ToF, un sensor que cada vez está presente en más smartphones y que quizás no termines de saber bien para qué sirve. Bien, eso es justo lo que vamos a explicarte aquí.

Qué es el sensor ToF y para qué sirve

El sensor ToF está empezando a aparecer cada vez con más frecuencia en los teléfonos y muchos usuarios no saben muy bien qué uso le darán a la hora de tomar fotos. ToF son las siglas de Time-of-Flight (“tiempo de vuelo”) y es como se conoce a este tipo de sensor que emplea luz infrarroja para determinar la profundidad de una escena.

Lo que hace concretamente el ToF es emitir una señal luminosa que llega hasta el objeto o sujeto en un escenario, rebota y regresa al sensor, recogiendo este el tiempo que ha tardado en el proceso.

Esto permite medir tanto distancia como volumen, constituyendo una información tremendamente útil para el escaneo de objetos y su captura en 3D, para funciones de realidad aumentada, el control por gestos -¡Microsoft Kinect lo llegó a usar!- e incluso para las fotos en modo “retrato”, ayudando a conseguir un mejor efecto bokeh (ese desenfoque del fondo tan resultón), aunque pare ello también se necesita que el procesador del terminal y el software de la cámara acompañen y sepan procesar debidamente (y de manera rápida) las imágenes, claro.

Igualmente es utilizada a la hora del enfoque en fotografía, por la propia naturaleza de su funcionamiento, ya que conoce con precisión dónde se coloca el objeto.

Lo bueno de este sensor es que su implementación no es especialmente costosa, aunque sí ocupa un espacio a tener en cuenta dentro del teléfono, por lo que puede ser un condicionante para los fabricantes.

¿Qué teléfonos tienen sensor ToF actualmente?

Cada vez vemos más terminales con este sensor, pero aún sigue siendo algo especial y que no está lo suficientemente extendido.

Entre los smartphones más destacados que cuentan con este sensor en sus sistema fotográfico se encuentra por ejemplo el Huawei P30 Pro, con sistema de cuatro sensores (SuperZoom, principal de 40 MP, gran angular de 20 MP y “cámara” TOF) y que presume precisamente de su modo retrato gracias al ToF.

El Honor View20 también cuenta con sensor ToF - Imagen: Honor.

Otro terminal es el Honor View 20, primo hermano de Huawei, que apuesta también por el sensor, aunque en este caso en un sistema de doble cámara. Honor ha hecho bastante publicidad de su sensor aunque centrándose más en sus capacidades para realidad aumentadas y destacando cómo se puede usar por ejemplo en juegos que empleen esta tecnología.

El Oppo RX17 Pro también se apunta a la fiesta con una doble cámara trasera que se acompaña de sensor ToF, a pesar de que en este caso, el fabricante no suele destacarlo al hablar de las propiedades fotográficas del terminal.

¿Sabes otro teléfono que lo tiene pero en su frontal? El LG G8 ThinQ, que lo emplea como elemento para su reconocimiento facial (y que este sea más efectivo y preciso).

Como ves, el sensor ToF no es determinante pero sí muy útil y provechoso si se emplea de la manera adecuada, por lo que lo esperable es que continúa aumentando su presencia dentro de la telefonía móvil. Dicen que el próximo iPhone, de hecho, también lo tendrá. Veremos.