Mercados españoles abiertos en 2 hrs 2 min
  • S&P 500

    3.635,41
    +57,82 (+1,62%)
     
  • Nasdaq

    12.036,79
    +156,15 (+1,31%)
     
  • NIKKEI 225

    26.366,23
    +200,64 (+0,77%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1901
    +0,0004 (+0,04%)
     
  • Petróleo Brent

    48,12
    +0,26 (+0,54%)
     
  • BTC-EUR

    15.827,57
    -199,40 (-1,24%)
     
  • CMC Crypto 200

    373,24
    +3,49 (+0,94%)
     
  • Oro

    1.801,30
    -3,30 (-0,18%)
     
  • HANG SENG

    26.697,32
    +109,12 (+0,41%)
     
  • Petróleo WTI

    45,08
    +0,17 (+0,38%)
     
  • EUR/GBP

    0,8914
    +0,0012 (+0,14%)
     
  • Plata

    23,16
    -0,14 (-0,62%)
     
  • IBEX 35

    8.143,20
    +162,00 (+2,03%)
     
  • FTSE 100

    6.432,17
    +98,33 (+1,55%)
     

¿Puedo pedir un anticipo del sueldo a mi empresa en pandemia?

Jaime Quirós
·3 min de lectura

La crisis del coronavirus ha evidenciado las debilidades del sistema económico de nuestro país. La gran dependencia del turismo, que ya se auguraba insostenible, ha resultado ser catastrófica para algunos territorios. El confinamiento, la incertidumbre, la distancia social y las restricciones de movilidad han dejado en el aire las decisiones de consumo de los ciudadanos, lo que ha paralizado casi por completo algunos sectores con gran peso en la economía española, como la hostelería o la restauración.

Lejos de una recuperación, e inmersos en una en una segunda ola de contagios, la situación económica se asevera tanto como se alarga la pandemia. Algunos ya ven cómo su deterioro y las pérdidas sufridas se convierten en definitivas. El desempleo, los ERTE, el cierre de negocios o los imprevistos familiares han terminado por dañar el bolsillo de muchos españoles, que agotan todas las vías para solicitar ayudas económicas que les permitan sobrevivir a esta crisis.

Un anticipo del salario no se puede entender como un préstamo, puesto que esa labor es exclusiva de las entidades bancarias.Foto: Getty Creative.
Un anticipo del salario no se puede entender como un préstamo, puesto que esa labor es exclusiva de las entidades bancarias.Foto: Getty Creative.

En estos tiempos convulsos, muchos necesitan un empuje de liquidez para salir del bache, pero, al mismo tiempo, no se puede permitir recurrir a un crédito o préstamo. Solicitar un adelanto en la nómina puede ser una opción alternativa al endeudamiento, pero es necesario cumplir una serie de requisitos.

Requisitos para solicitar un anticipo de nómina

La Ley del Estatuto de los Trabajadores recoge el derecho de los trabajadores a solicitar un anticipo de la nómina a las empresas en las que están contratados. Expresamente, en el artículo 29 del texto se menciona que “el trabajador tiene derecho a percibir, sin que llegue el día señalado para el pago, anticipos a cuenta del trabajo ya realizado”.

Aunque hay que tener en cuenta que este es un derecho sujeto a obligaciones y a varias limitaciones, ya que los convenios colectivos a los que están sujetos los trabajadores también establecen características de estos anticipos de la nómina. Por lo tanto, el trabajador finalmente tendrá que atenerse a los acuerdos concretos alcanzados entre los representantes laborales de su empresa y los estamentos de la patronal.

Por otra parte, algunos convenios colectivos, por ejemplo, sí establecen la posibilidad de anticipos no solo sobre lo ya trabajado, tal y como dice la Ley, sino sobre salarios futuros –el restante de ese mes– , así como anticipos a cuenta sobre revisiones salariales del convenio colectivo aplicable.

Por tanto, en la situación actual, las personas trabajadoras podrían solicitar un anticipo de nómina de tres tipos: sobre el trabajo ya realizado, sobre salarios y por sobre las revisiones salariales futuras.

Ahora bien, un anticipo no se puede entender nunca como un préstamo, puesto que esa labor es exclusiva de las entidades bancarias.

El papel de la empresa para anticipar un salario

¿Hasta qué punto es garantizable que la persona trabajadora obtenga, si lo solicita, un adelanto de su nómina? A pesar de recogerse en legislación española, anticipar el sueldo no es lo habitual y las empresas pueden mostrar reticencias o bien demorarse en el pago, al tener que realizar modificaciones en sus cuentas. Además, podrían solicitar una justificación de ese anticipo.

La compañía solo estará obligada a conceder anticipos a cuenta del trabajo realizado en el mes en curso, y siempre que la devolución se produzca en la fecha prevista. Por ejemplo, la persona trabajadora no puede solicitar que se le anticipe el salario de los dos meses posteriores al actual, salvo que el convenio colectivo lo establezca.

Los esfuerzos por paliar los efectos económicos de la pandemia parecen insuficientes. Algunas de las incertidumbres que rodean la salida del parón económico se sitúan junto a la propia duración del mismo. Un estudio de McKinsey prevé que no habrá una plena recuperación del mercado laboral europeo hasta 2024. Cada vez más, parece que cualquier posible mejora vendrá tras la vacuna. La situación epidemiológica ha creado una ‘nueva normalidad’ imposible para muchos, que agotan las vías de salida ante la presión económica.

También de interés:

VIDEO | Una empleada de un restaurante de comida rápida se queda dormida preparando un pedido

Laotracaradelamoneda

IDNet Noticias