Mercados españoles cerrados en 2 hrs 20 min
  • IBEX 35

    8.235,60
    +4,90 (+0,06%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.598,89
    -0,66 (-0,02%)
     
  • Dólar/Euro

    1,2073
    -0,0012 (-0,10%)
     
  • Petróleo Brent

    55,00
    -0,10 (-0,18%)
     
  • Oro

    1.834,50
    +4,60 (+0,25%)
     
  • BTC-EUR

    30.527,90
    +644,39 (+2,16%)
     
  • CMC Crypto 200

    714,50
    -20,64 (-2,81%)
     
  • DAX

    13.826,61
    +38,88 (+0,28%)
     
  • FTSE 100

    6.725,01
    -10,70 (-0,16%)
     
  • S&P 500

    3.768,25
    -27,29 (-0,72%)
     
  • Dow Jones

    30.814,26
    -177,24 (-0,57%)
     
  • Nasdaq

    12.998,50
    -114,10 (-0,87%)
     
  • Petróleo WTI

    52,34
    -0,02 (-0,04%)
     
  • EUR/GBP

    0,8903
    +0,0016 (+0,18%)
     
  • Plata

    24,97
    +0,10 (+0,42%)
     
  • NIKKEI 225

    28.242,21
    -276,97 (-0,97%)
     

¿Puedo eliminar las comisiones de mi cuenta y operar gratis?

·3 min de lectura
Dejar de pagar comisiones por la cuenta.
Dejar de pagar comisiones por la cuenta.

2020 está siendo un año delicado en muchos sentidos y también en cuanto a las comisiones bancarias que cobran algunas entidades. Han sido varios los bancos que, a lo largo del año, han cobrado comisiones a sus usuarios, algunos de ellos sin esperarlo, desatando un descontento generalizado por parte de los particulares. Banco Sabadell y Abanca han sido algunas de las entidades que han levantado más ampollas por las redes sociales a causa de este tema.

Artículos relacionados:

Ante semejante panorama, pareciera que quedan pocas opciones de cuentas gratuitas en el mercado. En la actualidad, las comisiones asociadas a una cuenta corriente pueden llegar a superar los 200 euros al año. Sin embargo, estas comisiones se pueden evitar mediante una vinculación con el banco o, por otro lado, abriendo una cuenta online que no cobre ningún tipo de comisión, ya sea en otra entidad o, incluso, en el mismo banco.

¿Cuáles son las comisiones que afectan a mi operativa?

Dentro de las comisiones más típicas que suelen cobrar los bancos, las más comunes suelen ser la comisión de mantenimiento, que puede ser de hasta 240 euros al año, la de transferencias bancarias con una media de 2,45 euros por operación, la de emisión, renovación y mantenimiento de las tarjetas asociadas a la cuenta, cuya media roza los 20 euros anuales, y, por último, la de administración, una comisión casi extinta que consiste en un cobro de unos 0,60 euros por apunte. Dependiendo del número de operaciones, es posible que la comisión alcance los 10 o 15 euros mensuales.

¿Cómo se puede dejar de pagar estas comisiones?

El cliente dispone de varias alternativas para no tener que pagar comisiones por sus cuentas corrientes, ya sea abriendo una cuenta online en la misma entidad o en otra distinta, o vinculándose con la entidad.

1- Abrir una cuenta bancaria online

La ventaja principal de las cuentas online, además de que se pueden gestionar en cualquier lugar y a cualquier hora, radica en la ausencia de comisiones. Este tipo de cuentas se contratan y gestionan a través de los canales telemáticos de la entidad, como la app, la banca online, la banca telefónica o los cajeros automáticos de la entidad. Mediante esta autogestión, el banco ahorra costes en personal y otros medios que se traducen en la ausencia de comisiones en las cuentas corrientes.

2- Cambiar de banco

Si los requisitos de nuestro banco para no pagar comisiones no nos convencen y la entidad no ofrece una cuenta virtual gratuita, lo mejor es buscar una nueva entidad que no cobre ningún tipo de comisiones y que tampoco exija ningún tipo de vinculación o que esta sea asequible. El trámite de cambiar de banco es muy sencillo y hoy en día los bancos ofrecen el servicio de portabilidad bancaria con el que se pueden trasladar todos los recibos y operaciones programadas como transferencias sin que el usuario tenga que hacer demasiados trámites.

En cuanto a la fuente de ingresos, si se trata de una nómina, basta con informar a la empresa del nuevo número de cuenta y el trámite se habrá completado. Si, por el contrario, la fuente de ingresos es una pensión o una prestación, el número de cuenta se puede modificar a través de los canales telemáticos de la Seguridad Social y el SEPE.

3- Vincularse con la entidad

Para algunos usuarios, el cambio no siempre es una opción. Es posible que se sientan cómodos en su entidad actual, ya sea por la cercanía de sus oficinas, por el número de cajeros o por el tipo de productos que ofrece. Si no se desea un cambio de entidad ni tampoco iniciar los trámites de apertura de una nueva cuenta, los particulares pueden aceptar la política de vinculación del banco para no pagar comisiones. En ocasiones, la vinculación puede consistir en la domiciliación de una nómina, aunque en otros casos pueden exigir domiciliar recibos o contratar seguros.